Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Opinión

Claudia y Angélica, dúo dinámico

Las parlamentarias se aprestan a entregar cuatro millones de firmas contra la corrupción recogidas una a una, por voluntarios de todo el país ¿Cómo lograron este tsunami de apoyo popular?

Por:
Julio 28, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Claudia y Angélica, dúo dinámico
Ayudó al éxito en la recolección de firmas la utilización de las redes sociales, algo que Claudia y Angélica hacen de maravilla. Foto: Semana

Hace seis meses cuando iniciaron su campaña de recolección de firmas para convocar al pueblo a expresarse contra la corrupción, Claudia López y Angélica Lozano, parecían enfrentar un abismo insondable que no era fácil de cruzar. Se las veía solas, inclusive abandonadas por su propio partido e ignoradas por los demás y por los medios de comunicación.

Ahora, que se aprestan a entregar cuatro millones de firmas recogidas una a una, por voluntarios de todo el país que fueron mandando los formularios como moneditas para llenar una alcancía, ni ellas mismas se lo creen. ¿Qué pasó? ¿Cómo lograron generar este tsunami de apoyo popular?

Aventuro varias explicaciones para ese éxito inesperado, pero todas ellas tienen que ver con ese par de parlamentarias que están revolucionando la forma de hacer política en Colombia porque rompen todos los paradigmas de la tradición electoral y partidista.

Ellas mismas son un caso raro, pareja homosexual abierta y orgullosamente declarada, sin temor a la discriminación o al rechazo, no vienen de familias ricas, ni apellidos tradicionales. Tanto así que Claudia López hizo un esfuerzo mediático para distanciarse de Clara López, otra candidata que por tener el mismo apellido podría confundir a los electores.

Claudia, es precandidata a la presidencia, pero ha logrado que esta recolección de firmas no parezca un apéndice de esta candidatura, hasta el mismo Antonio Navarro, precandidato también del mismo Partido Verde, se unió a esta recolección sin ningún temor. Es decir que las firmas se recogieron sin envidias, ni egoísmos, sin cantar victorias personales. Lograron mostrar que puede haber causas colectivas para unirnos y eso en parte explica el éxito de la recolección de firmas.

Que estamos cansados de la corrupción, también es evidente. Cuando se recogían las firmas y yo misma lo experimenté, la gente por lo general contestaba, ¿para bajarle el salario a los congresistas? ¡Claro que firmo!, ¿para que vayan a la cárcel de verdad!, dónde hay que firmar… y así enfáticas eran las respuestas a la explicación de cada uno de los siete temas incluidos en la consulta popular que se va a convocar por iniciativa de Claudia y Angélica.

 

¿Para bajarle el salario a los congresistas? ¡Claro que firmo!,
¿para que vayan a la cárcel de verdad?,
dónde hay que firmar…

 

Por supuesto los escándalos del momento Odebrecht, Reficar, los carteles de la hemofilia, los saqueos a varios departamentos, ayudaron a generar este clima de rechazo a la corrupción. El pueblo se cansó de ver cómo saquean impunemente los recursos públicos, pero son mezquinos con los alivios que la gente reclama. Es evidente que tomaron el toro por los cuernos al proponer cosas reales para detener tanto bandidaje.

Otro aspecto que ayudó al éxito en la recolección de firmas fue la utilización de las redes sociales, algo que Claudia y Angélica hacen de maravilla. Tal vez por su juventud saben más de la política virtual que de la vieja plaza pública, con lechona y cerveza. Se pensaba que lo virtual es solo para clases altas y ciudades grandes, pero ellas demostraron que no es así: su mensaje fue llegando, pueblo a pueblo, celular a celular, trino a trino y voz a voz, hasta alcanzar una masa crítica que le da hoy su respaldo.

Queda un largo camino por recorrer, con varios obstáculos difíciles, entre ellos la candidatura presidencial de Claudia y el posible retorno al Congreso de Angélica. De la inteligencia con que manejen esto y sus posibles inhabilidades saldrá el éxito de la consulta que deberá ser convocada en un plazo no superior a un año, después de verificadas las firmas.

Por ahora, felicitaciones a este par de luchadoras. Sigan así, en el sitio en el que estén, lleguen a la Presidencia o al Congreso, son un aire de renovación que le hace mucho bien a Colombia. ¡Gracias!

www.margaritalondono.com

http://blogs.elespectador.com/sisifus

 

Publicidad
Queremos seguir siendo independientes, pero no podemos solos. ¡Apóyenos! Con la tecnología de TPaga
$20.000 $50.000 $ 100.000 $300.000
Donaciones en pesos colombianos ($COP) a la Fundación Las Dos Orillas. NIT 900.615.503 para la operación de Las2orillas.co
0
2697
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Margarita Londoño

Violadores pillados, pero no castigados

Violadores pillados, pero no castigados

De Weinstein a Trump, Kevin Sapacey, Michel Jackson, la violencia contra la mujer se ha destapado gracias a sus denuncias y empiezan a pagar por ello los intocables del cine
Todos contra la JEP

Todos contra la JEP

En el Congreso: ausentistas, opositores de siempre y de ocasión (CR), oportunistas (mermelados), el gobierno por incapaz, la guerrilla por soberbia, y nosotros que pasamos de agache
Perdón no es igual a inocencia

Perdón no es igual a inocencia

Las culpas de sus delitos asúmalas usted señor Santrich, pero no quiera compartirlas, porque con generosidad se le está perdonando, pero eso no quiere decir que se le declare inocente
Represión policial: ¡bestial!

Represión policial: ¡bestial!

La brutal represión en regímenes de toda índole, pasó de castaño a oscuro en Colombia con la masacre de Tumaco. ¿En que paró la reforma de la Policía?
Vargas en su pantano

Vargas en su pantano

Entorpecer la implementación de la paz, es imperdonable para quien se fortaleció bajo alero del gobierno de la paz. Ahora que pretende salirse, seguramente caerá en el pantano
Ahí están los que son, ¡no molesten más!

Ahí están los que son, ¡no molesten más!

A la derecha no le gustaron algunos juristas relacionados con temas de derechos humanos y a la izquierda, los que estuvieron vinculados con la justicia penal militar
¡Que renuncie toda la Corte!

¡Que renuncie toda la Corte!

Que se estremezca todo como un gran sacudón para ver si nos libramos de tanta porquería que hay en el Estado. Llegó la hora del cambio real y no de los cambiazos
¡Moñona!

¡Moñona!

En orden de aparición: empate con Brasil, cese de hostilidades Gobierno-ELN, anuncio de entrega de Úsuga, visita de Francisco. ¡Semana para recordar!