El cine y la visita del Papa son gastos necesarios

"La visita del Pontífice Francisco no puede ser reducida a la inversión o gasto de dinero del Estado en gira, sino a la oportunidad de sembrar esperanza"

Por: JULIO CESAR MURCIA PADILLA
marzo 14, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El cine y la visita del Papa son gastos necesarios

Quizás en otro tiempo yo pensaba de manera similar a quienes se oponen, por ejemplo, a la visita de un Pontífice a Colombia y más cuando se nos informa del gasto o inversión que ello exige.

Sí, los argumentos en contra son, en cierta medida válidos, pero no es del todo verdaderos. Afirmar que con el dinero que se gasta en la Visita de esta personalidad bien podría invertirse en cárceles, colegios, o quizás con juicios más altruistas o filantrópicos, en reducir la desnutrición y la hambruna en poblaciones vulneradas o abandonadas.

Pero, la pobreza y las peores situaciones de miseria en una nación no se reducen a lo material o mejor a las condiciones materiales de vida. Sólo a manera de ejemplo, las siguientes películas lograron recaudar miles de millones de dólares todas juntas, a saber:

- Jurassic World: recaudó 1.5 mil millones de dólares con un presupuesto de 150 millones de dólares
- Rápidos y Furiosos 7: recaudó 1,511 millones de dólares
- Avengers. Era de Ultrón: recaudó 1,398 millones de dólares.
- Los Minions: recaudó 912.6 millones de dólares
- 50 sombras de Grey: recaudó 569.7 millones de dólares

Mi pregunta entonces, ¿se ha hecho alguna protesta para que la población como la de Bogotá, Villavicencio, Medellín o Cartagena no acceda a los cinemas o no sean consumidores de aquéllas películas, toda vez que con ese dinero se hubiera podido invertir en cárceles, colegios o para reducir la desnutrición y la hambruna en poblaciones vulneradas o abandonada? Algún argumento en respuesta a esta pregunta sería: La ciudadanía tiene derecho a la recreación. Y es cierto. Y es con "mi" dinero. Y es cierto también.

Ahora bien, podrían contra argumentar que el gasto en la Visita del Pontífice es dinero del Estado o dinero público, pues bien, el Estado somos nosotros, es nuestro dinero también y, también tenemos derecho a la libertad de culto y de asociación.

En ambos casos, el derecho a la recreación (ver películas) y los derechos de libertad de culto y de Asociación (Visita del Papa) son inmateriales o incalificables que propenden por mejores condiciones de vida, que no se reducen sólo a lo material, sino a esa parte trascendente del ser humano.

Sí es cierto esta visita del Pontífice es muy costosa. También es cierto que hace más de 30 años no venía un Papa a Colombia. Ahora bien, sólo para refrescar la memoria, Juan Pablo II llegó a Colombia en medio de una esperanza frustrada y de dos trágicas situaciones ocurridas en Colombia: la esperanza frustrada es que no se pudo concretar la paz con las Farc en el gobierno de Belisario, y las dos trágicas situaciones: la toma del palacio de justicia y muerte de más de 25.000 personas en el Municipio de Armero por la erupción del volcán del Nevado del Ruíz. La visita de Juan Pablo II de alguna manera, para muchas personas trajo la esperanza en medio de esta situación tan difícil. No tanto por la persona del Papa en sí, sino de lo que representa para el mundo de fe.

31 años después nos visita un Pontífice y de nuestro propio continente. Nos visita en tiempos de esperanzas no frustradas. Lo que no se pudo hacer hace 30 años con las Farc en el gobierno de Belisario, ahora es una realidad fáctica ver, sentir y hasta oler la paz, cuando se ha blindado el Acuerdo de fin del conflicto con este grupo, hoy ya, exguerrillero, en proceso de entrega de sus armas y respaldados con un movimiento político que luchará con las armas de la Palabra y no de las balas.

Sí, es cierto a la vuelta de la esquina tenemos cárceles hacinadas, niños y niñas muriendo de deshidratación o por física inanición, tráfico de personas, venta de niños recién nacidos, adolescentes perdidos por los vicios, o ver cómo pasan las balas sobre nosotros, y aún si el Estado invirtiera del presupuesto para conjurar estos males, una sentencia es densa pero real: pobres siempre habrán (Marcos 14:7). La cura de estos males no es sólo inyectar dinero para mejorar las condiciones de vida, sino sembrar esperanza. Y la esperanza, aun cuando no aparece ni como derecho o ley, si hace parte de nuestra legitima dimensión espiritual, y no se está afirmando dimensión religiosa, simplemente por ser humanos somos πνεύμα, es decir, espíritu, aunque seamos arreligiosos o ateos confesos.

La visita del Pontífice Francisco no puede ser reducida a la inversión o gasto de dinero del Estado en gira, sino a la oportunidad de sembrar esperanza. Esta visita en muchas personas generará eso tan difícil de conceptuar: esperanza como esa dimensión de poder ver más allá de lo imposible y tener la capacidad de delirar con anhelo racional.

Mejorar nuestra calidad de vida no se reduce a la agua de panela de la mañana, o al caldo de papa en el almuerzo o al pan duro con leche como cena, sino a la esperanza de que lo tengo hoy y lo tendré mañana. En tiempos de esperanza, es necesario abrir caminos antes no explorados...

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
711

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Rotación de Obispos en Buenaventura: Se va monseñor Epalza, llega el de Pereira

Rotación de Obispos en Buenaventura: Se va monseñor Epalza, llega el de Pereira

Las palabras del papa que buscan la reconciliación del país

Las palabras del papa que buscan la reconciliación del país

No provoca...

Las convicciones del Papa Francisco

Las convicciones del Papa Francisco