Cinco días de reflexión en la UPTC

"La comunidad académica espera cambios porque quiere salir rápido de este trago amargo que hay al interior de la universidad"

Por: Manuel Restrepo Domínguez
abril 27, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Cinco días de reflexión en la UPTC
Foto: periodicoeldiario.com

Si en 2015 Colombia tuvo, por equivocación, una Miss Universo por cuatro minutos, la UPTC tendrá en el 2016 un rector encargado por cinco días. Y no por equivocación sino como expresión de una historia de poder que se niega a dejar pasar la pagina. La mayoría simple de 5 consejeros impuso temporalmente esta decisión. La falta de consenso de un total de 8 consejeros presentes en la sesión no alcanzó siquiera para definir una encargatura, lo que indica que hay una tensión de fondo, que no gira en torno al nombre o capacidades de alguno de los tres candidatos, sino a unas prácticas en el ejercicio del poder. La ética y el sentido común de que la universidad es un escenario de dialogo, razón, conocimiento, rectitud y respeto y no un botín, esperan afuera como los invitados que faltan en el debate.

En las deliberaciones del Consejo Superior para acatar el Fallo Judicial que ordenó la salida de Gustavo Álvarez, que hoy definitivamente queda separado del cargo, ha habido desde dilaciones basadas en la técnica jurídica, hasta desinformaciones para disuadir y desviar la atención sobre el asunto central que son las prácticas indebidas que se han apoderado de las decisiones. También se ha producido la llegada de nuevos consejeros y múltiples recusaciones. Todo lo que ocurre impacta sobre el cuerpo débil del sistema universitario, porque no esta sostenido con  sabiduría, ni ciencia, ni política como forma democrática, sino con razones de némero, de poder, de hacer con 5 una mayoría y punto, que usa para negarse a cambiar sus modos de acción y que se resiste a poner al descubierto lo que realmente ocurre, lo que subyace en torno al dimensionado valor de cada voto.

La mayoría simple de 5 corre el riesgo, sin embargo, de pasar de ser una oportunidad a convertirse en la amenaza principal para la estabilidad de la universidad, al aferrarse a su pretensión de impedir que el  nuevo rector llegue a la rectoría sin compromisos futuros para pagar favores, ni que su gestión quede amarrada a la dinámica del aparato burocrático de contratación y cargos.

La comunidad académica espera cambios, quiere salir rápido de este trago amargo provocado por unas técnicas de poder en ejercicio que han afectado al sistema entero. Espera un sistema libre de barreras, sin ataduras, espera en síntesis un rector que pueda gobernar sin calculo político y con amplia responsabilidad volcada hacia la academia. Esta situación ha generado el desencuentro de dos visiones, lo que no es igual ni corresponde a una lucha electoral por dos nombres. Es una tensión entre dos modelos de universidad y no mirar la situación en su complejidad contribuye a minimizar la tensión y opacar el problema que es de fondo, porque del modo como se decida dependerá que el nuevo rector pueda o no actuar con libertad.

El que descifre mejor el enigma en juego alcanzara el triunfo. Una visión se aferra a la continuidad de sus practicas y apuesta por un rector que le ofrezca tales garantías y el otro modelo mas sencillo busca que el rector no quede atado a alianzas, ni pactos secretos y pueda mantener la independencia en sus actuaciones. La terna de candidatos entre los que se ha de definir rector en propiedad ya fue definida a lo largo de un proceso electoral de cuatro consultas en la que resultaron elegidos y sería una afrenta arrogante e imperdonable imaginar siquiera que la mayoría simple podría invalidarlos a los tres votando en blanco, sin descontar que ya antes esta mayorìa simple voto en contra de los tres para imponer la reelección, esto sería apenas una salida medieval desesperada, que marcaría el comienzo de la caída de la universidad al desbarrancadero. El rector será uno de los tres profesores elegidos por la comunidad universitaria en pleno: Javier Guerrero, Alfonso López y Orlando Vergel, lo esperado es que uno de los tres llegue a la rectorìa sin atajos, ataduras, ni compromisos políticos, alejado de clientelismos y la paga de favores burocráticos.

Al interior del Consejo la tensión es de adversarios, no de enemigos, que ponen en juego visiones de universidad enfrentadas por el cuestionamiento a las practicas del poder tradicional respecto a otras formas de ejercicio del poder.  El resultado conveniente es que quien sea designado rector reciba la totalidad del apoyo, sea designado por el consenso pleno, con base a la legitimidad de sus propuestas y a la confianza de su independencia y no por la actitud de una mayoría simple.

La comunidad universitaria y del país mira desde la barrera y aunque haga silencio sabe lo que pasa, espera que estos 5 días de reflexión con un rector encargado, designado por los 5 que hicieron la reelección que provocó la crisis, convertidos en inamovibles electores abran paso para pensar y hacer la universidad como propósito colectivo. El actual Director de investigaciones Hugo Rojas Sarmiento, será el rector encargado para 5 días, que empiezan por despedir a su antecesor y poner en juego su prestigio e independencia, mientras se resuelven recusaciones sobre todos los miembros del Consejo Superior. En todo caso si el nuevo rector no alcanza el triunfo con el consenso de todos los consejeros que tomen la decisión final, su victoria quedara a medias y fortalecida la mayoría simple, que tendrá un respiro para desbordar su poder sin limite, y la universidad otra vez habrá perdido y al igual que los países semidestruidos y polarizados del sur del continente y tendrá que seguir viviendo entre incertidumbres y fracasos, pero cada vez mas cercana a la parálisis que destruye e incuba odios y mas lejos de su grandeza y de un futuro esperanzador, al que nada le hacen bien las minimizaciones, ni las pasiones de guerra que podrían clamar por venganza.

La universidad es un patrimonio publico con casi 200 años de historia, asentada en territorio Muisca y está llamada a ser fortalecida y defendida en colectivo, sin la fuerza de mayorías numéricas ni la desesperanza de las minorías. El enigma tendrá que seguir siendo interpretado hasta encontrar la salida correcta. Quedan cinco días para agudizar la reflexión sin perder la paciencia ni la calma.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
441

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Universidades públicas están mejor que las privadas en investigación

Universidades públicas están mejor que las privadas en investigación