Ciegos, sordos, testarudos: quienes piensan aún en los fondos privados como un buen negocio

Por estos días es común encontrar a empresarios, aspirantes presidenciales y a uno que otro ciudadano de a pie promocionándolos. ¿Son tan buenos como parecen?

Por: Armando E. Arias Pulido
abril 04, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Ciegos, sordos, testarudos: quienes piensan aún en los fondos privados como un buen negocio
Foto: Pixabay

El modelo de fondos privados de pensiones, basado en el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS), importado de Chile como la panacea para las pensiones de los colombianos resultó ser un fiasco. Este modelo, faro intelectual de algunos “reputados” economistas, estalló en Chile y de qué forma: la pauperización de sus pensiones enardeció al pueblo chileno al punto que prefirió incendiar el país que seguir viviendo en la miseria. Incendiar no es la forma racional de protesta, porque una vez iniciada, no se puede predecir cuál será su final.

La mayoría de los chilenos se sintieron pisoteados por un modelo económico que no cumple con los parámetros para construir una sociedad justa, sino que, por el contrario, promulga por la utilización de los recursos públicos en beneficio del capital de los grandes grupos financieros propietarios de los fondos privados de pensiones.

Salieron a protestar de manera masiva y la consecuencia inmediata fue el acorralamiento del presidente Sebastián Piñera al cual no le quedó otra opción que salir a pedir perdón al pueblo chileno por el fiasco de modelo que su mismo hermano José Manuel Piñera Echenique había creado. En aras de congraciarse con el pueblo solicitó además la renuncia de todos sus ministros y prometió el aumento de las pensiones que según él no eran justas.

Veamos algunas de las razones por que los fondos privados de pensiones son catalogados como el peor sistema de pensiones del mundo:

• Las pensiones reconocidas y pagadas por estos son cada vez más miserables y contrastan con las utilidades de sus propietarios que anualmente crecen en billones de pesos.

• Este modelo desnaturaliza la filosofía de las pensiones y la convierte en una sencilla cuenta de ahorro, la cual muchas veces no alcanza para lograr una mísera pensión, debiendo el gobierno salir a pagar el faltante para así poder una pensión equivalente a un salario mínimo.

• Los ahorros de los afiliados son expuestos en inversiones que, según los voceros de estos, aumentarán su capital con altas tasas de rendimientos. Pero no les explican a los ahorradores que aquellos son expuestos los mismos riesgos del mercado financiero, entre otras razones por: volatilidad en las tasas de interés, pérdida de valor de los activos en los cuales se hallan invertidos los ahorros, los ciclos económicos que pasan por etapas de recesión, inflación, estanflación, entre otros efectos negativos, que deterioran el valor de las inversiones.

• La exposición de los ahorros al riesgo financiero ha ocasionado que en lo que va de este siglo hayan perdido hasta un 50 % de su valor, en por lo menos tres oportunidades. Uno de tantos casos es el de Porvenir, que en el primer trimestre de 2018 obtuvo un rendimiento negativo en los ahorros de pensión. Esto ya había sucedido en 2006, cuando se perdieron alrededor de 3 billones de pesos, y en 2007, cuando hubo pérdidas de alrededor de 700 mil millones.

• Pero los fondos privados no solo implican riesgos en el valor de sus inversiones. También implican riesgos en el momento de liquidar la pensión, porque esta depende de otros factores, como decir las tablas de mortalidad que se utilicen o las tasas de interés que se adopten para determinar el flujo de las mesadas respectivas.

• Los fondos privados cobran cuotas de administración, que en la mayoría de los casos son mayores que los rendimientos que generan los ahorros, lo que hace que el capital ahorrado disminuya.

• Se habla del marchitamiento del régimen de prima media, lo que dejaría el mayor porcentaje de los recursos de las pensiones bajo la administración de los fondos, mientras el gobierno les entrega a los grupos financieros recursos de las pensiones vía compra de las deudas que tengan con bancos o simplemente para apalancar en forma directa los proyectos de infraestructura que estos grupos estén adelantando.

• Tan malos son que sus mismos accionistas y sus principales defensores no cotizan a estos sino a los fondos estatales. En Chile esta misma situación quedó reflejada en la entrevista que le hicieron al autor del libro La historia de un sueño, escrito a solicitud de las AFP (fondos privados de pensiones) para la celebración de los 30 años de existencia del régimen de Ahorro individual. Ante la pregunta de si el sector de las AFP ya se había recuperado de las fuertes pérdidas que experimentaron los afiliados en el 2008, el economista respondió: “Yo soy trabajador independiente y no cotizo en las AFP (…)”. Explicando que sus ahorros los tenía “en otros instrumentos”.

• Mientras algunos seudo economistas colombianos los defienden, dos premios nobeles de Economía son opositores declarados de las AFP. Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, antes de la catástrofe acaecida en Chile, expresó que ese país debía alejarse cuanto antes del sistema privado de fondo de pensiones, ya que generaba poca cobertura, mala seguridad en la jubilación y valores mínimos de pensiones, además, aseguró que con ellas “solo ganaba el mercado financiero”.

Por su parte, el estadounidense Paul Krugman, premio nobel de Economía en el año 2008, afirmó que “gracias a Dios Estados Unidos no adoptó el modelo chileno de fondos privados de pensiones”. Sin ir más lejos, hasta el New York Times destrozó el sistema de pensiones chileno.

Pese a todo lo anterior, el gobierno colombiano lejos de tomar el caso chileno como un espejo y rectificar su rumbo, trata de fortalecer a como dé lugar los fondos privados de pensiones. Pero lo que más preocupa es que en la actual campaña presidencial, todos los candidatos a la presidencia de la República, sin excepción, buscan de alguna manera fortalecer ese régimen, tratando de congraciarse con los dueños de aquellos, que al final serán los mayores financiadores de sus campañas políticas.

Sobra mencionar la existencia de los áulicos voceros de los fondos que, mostrando una vergonzosa doble mortal, mientras defienden la existencia de los fondos privados, son cotizantes o pensionados de Colpensiones, y de aquellos colombianos despistados que pretendiendo excusar el error de haberse afiliado a estos fondos tratan de buscarles, sin argumentos sólidos, bondades que no tienen.

1. Razón Pública. Fondos privados de pensiones: un sistema inseguro. Flor Esther Salazar. Mayo 7, 2018.
2. Sergio Clavijo director de ANIF está pensionado por Colpensiones. Mario Alejandro Valencia, integrante de Justicia Tributaria.

-.
0
1200
Francesco Petro, el abuelo italiano de Gustavo Petro, más rebelde que él

Francesco Petro, el abuelo italiano de Gustavo Petro, más rebelde que él

El trágico final de los dos profesores más queridos de Gustavo Petro

El trágico final de los dos profesores más queridos de Gustavo Petro

¿Podrá Gustavo Petro cambiar la política contra las drogas sin permiso de Estados Unidos?

¿Podrá Gustavo Petro cambiar la política contra las drogas sin permiso de Estados Unidos?

Francia Márquez, la mujer afro que conquistó la Casa de Nariño: historia de un milagro social

Francia Márquez, la mujer afro que conquistó la Casa de Nariño: historia de un milagro social

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus