China y Estados Unidos: ¿dónde está el nudo?

La lucha entre estos dos gigantes es cada vez más dura. Sin embargo, la balanza parece inclinarse más hacia un lado. Análisis

Por: Luis Miguel Ariza
junio 28, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
China y Estados Unidos: ¿dónde está el nudo?

Actualmente EE. UU. publicita contra China como lo hizo recientemente contra Rusia. No se trata de que chinos y rusos son terribles y peligrosos enemigos, sino de dinero. Los comerciantes de acá no quieren que los de allá vendan o que les compremos sin su permiso, eso es todo. Los que pregonan el tinte maléfico es la gente promedio.

China sin mayor publicidad ni muchos menos impactos de guerras e invasiones militares se ha apropiado de la economía mundial y esto incluye a EE. UU. La deuda de Estados Unidos con China es de 1 mil 59 billones de dólares, a partir de febrero de 2017. Eso es 27.8% de los 3.8 billones de dólares en letras del Tesoro, notas y bonos en poder de países extranjeros (Forbes). A 2021 la cifra supera los 1.500 billones de dólares.

¿A qué se debe esto? ¿Cómo es posible si todos creemos que EE. UU. es la máxima potencia mundial económica y comercial? A veces la publicidad guarda considerable distancia de la realidad.

En resumen, el empresario norteamericano hizo lo que está haciendo el colombiano: no producir, sino comprar el producto terminado y distribuir. Esto jode a cualquier país que viva de los impuestos empresariales, a menos que se cree aranceles para sortear la vaina, pero entonces aparece el meollo de la estabilidad económica. La propiedad privada solo se casa con un sistema mientras recibe beneficios; materia prima económica,  impuestos y aranceles son los mayores, cuando esto deja de ser se divorcian por decisión unilateral, dejan el pelero como se dice coloquialmente.

Esto es normal teniendo en cuenta que la economía es asustadiza y desordenada como los conejos. Cuando las leyes quieren poner las cosas en su puesto, ahí la estampida. Esta es una de las razones por las que EE. UU. patrocina y promociona gobiernos corruptos en su área de influencia, especialmente Latinoamérica. La otra es de tinte coactivo: a los gobiernos corruptos se les saca con facilidad acuerdos beneficiosos. De nada sirven gobiernos trepados en el mástil de la rectitud y honestidad como lo promociona el candidato Petro o muchos de tendencia socialista en otros países si ello se mete con la tranquilidad de la propiedad privada donde EE. UU. es el mayor referente.

Actualmente Rusia y China tienen la mayor cantidad de millonarios y multimillonarios extranjeros viviendo en sus países por las razones anteriores, especialmente porque la carga impositiva interna de EE. UU. es gorda y pesada y le cuesta sostenerse como gobierno si no fuese por la emisión continua de papel moneda con fuerte valor auspiciada por China, país que no le sirve que la economía de EE. UU. colapse. Es más, apoyan que el dólar nunca se desvalorice porque sufren las consecuencias. Quizás previendo esto a futuro es que están intentando convertir el yuan en poderosa moneda mundial.

Así fue como China se convirtió en la fábrica del mundo. Ellos producen lo que necesita el empresario sea de donde sea, pero mayormente de EE. UU. En un documental de la DW se habla que el 97% de los insumos que se utilizan y consumen en EE. UU. son de procedencia china. Y así parece ser en el resto del continente y Europa.

Actualmente, muchos países asiáticos prosperan rápidamente con base a esta forma de supervivencia comercial, producir y que el empresario europeo y norteamericano solo distribuya, lo que economiza mucho dinero en empresas e industrias. Al parecer la intención del empresario norteamericano es convertirse en el primer y único distribuidor de insumos, materia prima y producción asiático, especialmente de China, por tanto la puja está centrada en una aparente confrontación con ellos en pro del logro.

La gran ventaja del comerciante chino con relación al norteamericano radicó en que el asiático, aparte de tener infraestructura, mentalidad y arte para visionar negocio, produce lo que consume cada país, no se mete con su cultura ni intenta cambiar a nadie, si India consume saris, ellos producen saris, si al colombiano le gustan los sombreros típicos, ellos producen sombreros típicos, si los norteamericanos consumen jeans, ellos hacen jeans, y así con cada región venden lo que necesitan y consumen, a diferencia del empresario norteamericano cuya primera pretensión es cambiar la cultura, vender lo que ellos producen y así variar las formas de vida de los países, (kétchup para todo, desayunos con crispetas, crepes, wafles, el cine debe ser a la manera norteamericana, lo mismo la vestimenta y hasta el idioma, sin meter la actitud altiva rayando en prepotencia, esto para mencionar ejemplos a la mano).

Otro punto relevante es que no utilizan leyes gubernamentales para proteger a ninguna empresa o empresario. Fomentan la competencia y es por ello que en China se consiguen inmensos centros comerciales que expenden imitaciones de todo, especialmente productos que en Europa y Norteamérica se consideran de “marca” porque el valor comercial es alto. Bolsos, ropa, perfumes, zapatos, bisutería femenina y hasta Coca Cola que no pertenece a la franquicia occidental. Esto ha convertido en millonarios a muchos empresarios, quienes compran estas imitaciones para distribuirlas en todo el continente. Lo curioso, al parecer, es que al chino le gusta el producto original o el que llamamos de marca.

Si en China no hicieren esto de las imitaciones como forma de comercio, con seguridad la línea de desempleo, pobreza e inestabilidad social sería comparable a cualquier país de América, y esto incluye a EE. UU. con cerca de 60 millones de personas bajo la línea de la pobreza. En los documentales de MXM (Madrileños por el mundo), se justifica con la necesidad gubernamental de China de emplear a cada ciudadano. O que cada ciudadano chino genere ingresos. Es la diferencia de EE. UU. que protege a la propiedad privada con el señalamiento del terrible mal que es el socialismo, así esta acción genere los millones de desempleados, pobres y emigrantes que vemos por estos lados.

-.
0
500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
China debería indemnizar a todos los países afectados por el COVID-19

China debería indemnizar a todos los países afectados por el COVID-19

Sus fans lloramos: Mábel Lara se va del país

Sus fans lloramos: Mábel Lara se va del país

Nota Ciudadana
La novela de Andrés Caicedo que llegó a las pantallas

La novela de Andrés Caicedo que llegó a las pantallas

Su majestad Xi Jinping, el todopoderoso chino

Su majestad Xi Jinping, el todopoderoso chino