Celos, envidia y chismes: la dura rivalidad entre Diomedes y Jorge Oñate

La enemistad entre los ídolos se convirtió en algo personal. Cuando El Cacique fue acusado del asesinato de Doris Adriana, Oñate se burló y aseguró que su carrera había acabado; una de las tantas anécdotas entre los artistas

Por:
enero 27, 2021
Celos, envidia y chismes: la dura rivalidad entre Diomedes y Jorge Oñate

La rivalidad entre los ídolos del folclor vallenato a causa de celos, ego, ambición y cuestionamientos de su talento han estado presentes en los escenarios e inclusive fuera de ellos. Sus fieles seguidores mantienen batallas de no acabar bajo la idealización y convicción de que su artista es Dios. Para nadie fue un secreto la enemistad entre Rafael Orozco y Diomedes Díaz en el ambito músical. “Yo no soy un cantante de chaqueticas y maricadas como Rafael Orozco. Yo soy cantante de voz!” solía decir Diomedes Díaz, reafirmando el nerviosismo que le causaba compartir tarima con el cantante del Binomio de Oro.

Ídolos del vallenato y ¿asesinos?: figuras de la música de Colombia  involucrados en crímenes horrendos - Infobae

En el caso del Cacique de la Junta y Jorge Oñate vivieron una rivalidad que traspasó la música y se volvió personal. En los años 80 el máximo componente del género y el más aclamado era el El Jilguero de América a quien no le cayó para nada bien la nueva competencia que surgió. Diomedes movía masas con su canto y catapultó de inmediato como la nueva promesa del vallenato. Oñate no demoró en apodarlo como el 'bizquito desafinado' y se burlaba de letra de sus canciones.

Cuando Diomedes intentó innovar grabando un merengue dedicado a su padre, Oñate arremetió contra él y en uno de sus conciertos declaró ante todos: "El bizquito ese ya no quiere cantar vallenatos sino imitar a Tarzán". Mientras Oñate destilaba comentarios contra Diomedes, ignoraba que el joven oriundo de San Juan del Cesar lo admiraba y antes de saltar al estrellato se aprendía sus canciones para sus toques.

Durante la peor época para El Cacique cuando fue privado de su libertad por el asesinato de Doris Adriana Niño, Oñate no pasó desapercibido el suceso. En una de sus canciones llamada "El Canto y La Pozoña", lanzó una burla haciendo referencia a que este oscuro capítulo en la carrera de Diomedes significaba su fin:" ¡Te acabaste, cabo e' vela, y ahora ni quién te prenda, jajaja".

Pero el episodio que pasaría a ser historia y el más recordado por los seguidores de Rafael Oñate y Diomedes Díaz fue cuando El Ruiseñor del Cesar le ofreció dinero a Rafael Díaz, hermano de Diomedes, a cambió de que lo esperara en el Aeropuerto de Valledupar. Díaz necesitaba el dinero y aunque le pareció extraño el pedido aceptó de inmediato. La prensa también recibió a Oñate y aprovecharon cuando Díaz y Oñate se saludaron para tomarles una fotografía. Días después la prensa local sacaría la primicia bajo el titular: "Hasta un hermano de Diomedes fue al aeropuerto a esperar a Jorge Oñate".

La rivalidad entre Diomedes Díaz y Jorge Oñate, contada por un oñatista

Le podría interesar:

Le dan palo a Daniella Álvarez por decir que vallenato de Diomedes es 'corroncho'

-.
0
51400
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La maldición de los hijos de Diomedes Díaz

La maldición de los hijos de Diomedes Díaz

Nota Ciudadana
¡Gustavo Bolívar resucitó al cacique y a la difunta!

¡Gustavo Bolívar resucitó al cacique y a la difunta!

La droga que azota a los cantantes vallenatos

La droga que azota a los cantantes vallenatos

Los complicados enredos con la justicia de los hermanos Mattos

Los complicados enredos con la justicia de los hermanos Mattos