Opinión

Cartagena: ¿la opción es irse?

Las nuevas generaciones están a la espera de ejemplares referentes para encontrar razones de apego a su ciudad, porque ahora 7 de cada 10 quieren irse

Por:
Agosto 23, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Cartagena: ¿la opción es irse?
La encuesta de Cifras y Conceptos entre jóvenes de Cartagena, todos con educación superior —algo así como los nuevos y futuros líderes— puso en evidencia el desapego de su ciudad

En uno de esos recurrentes sermones con los que el cantautor argentino Facundo Cabral  acostumbraba a matizar sus interpretaciones, proclamó que ante las precarias situaciones que vivían en su casa, cuando era un niño; las dificultades económicas que agobiaban a su madre y hermanos; su padre hizo lo único que podía hacer por la familia: “Irse”.

Los asistentes al concierto soltaron, como era de esperar, unas carcajadas descontroladas, dejando a un lado la tragedia evidente.

En aquellas palabras de Facundo Cabral he estado pensando, desde que en el mes de julio de este año, la Cámara de Comercio de Cartagena reveló los resultados de una encuesta realizada entre jóvenes de Cartagena, todos con educación superior. Algo así como los nuevos y futuros líderes de la urbe.

La firma Cifras y Conceptos tituló la encuesta “Los 875 de Cartagena”, la cual buscaba establecer, entre otros asuntos, el grado de apego o desapego a la ciudad y o si el grupo de juveniles se interesaba por lo que pasaba en La Heroica. Los resultados fueron parecidos al discurso de Cabral, lo único en lo que estaban pensando la mayoría de esos jóvenes encuestados es en irse. Eso afirmó el 70 %. Manifestaron que no ven la oportunidad en casa, sino fuera del país, o lo que es más trágico, ven esa posibilidad en algún otro municipio, diferente a Cartagena.

 

Los jóvenes manifestaron que no ven la oportunidad en casa,
sino fuera del país, o lo que es más trágico,
ven esa posibilidad en algún otro municipio, diferente a Cartagena

 

 

Los grandes referentes de los jóvenes están hoy en los medios. En los documentales que ven, en las series que comentan con un dramatismo neurótico. En los youtubers que alimentan la frivolidad y pregonan el estereotipo de éxito, y, para colmo,  en las formas de noticias rápidas que combinan audio y video, de una variedad de facturas.

Esta semana, aparecieron nuevos audios con los protagonistas J.J. (Jey Jey, The Airplane, por sus siglas en inglés) La contralora de Dios, de los concejales pregoneros del enciclopedismo local, de los concejales de las 50 OPS, en un lenguaje que va desde el más evidente y descarado, al más sofisticado y encriptado. El fiscal general de la Nación dijo que los involucrados en la operación Heroica I, utilizaban “técnicas de la delincuencia, como el lenguaje cifrado”. ¡Vaya! Ese comentario no parece el de un investigador curtido.

Mucho más lamentable en todo esto, es que algunos de los involucrados y que llevan apellidos de corruptas familias enquistadas en el poder, se hayan autoproclamado la nueva sangre del Concejo de Cartagena, o hayan tomado el adjetivo de juveniles como elementos transformador de liderazgos políticos. Lamentable, las nuevas generaciones están a la espera de ejemplares referentes para encontrar razones de apego a su ciudad y no seguir pensando que lo único bueno que se puede hacer por Cartagena es irse.

 

Publicidad
0
2027
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de David Lara Ramos

Omisión y desprotección, la estrategia gubernamental

Omisión y desprotección, la estrategia gubernamental

“Un idiota que mete un balón”

“Un idiota que mete un balón”

El predicador con Petro

El predicador con Petro

Lágrimas por la cultura de Cartagena

Lágrimas por la cultura de Cartagena

Quinto, el estilema y la reculada

Quinto, el estilema y la reculada

Ignacio Izquierdo, el perseguidor de sí mismo

Ignacio Izquierdo, el perseguidor de sí mismo

Martina Camargo, la tradición de un río

Martina Camargo, la tradición de un río

El periodismo, vocación a la verdad

El periodismo, vocación a la verdad