Carolina Sanín, una gran profesora

"Carolina Sanín no es una autora libreteada por la sociedad machista. Ella no obedece a esos patrones de conducta"

Por: Fernán Avid Medrano Banquet
junio 29, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Carolina Sanín, una gran profesora

A mí no me desagrada la autora de “Todo en otra parte” y “Los niños”. No sé por qué. Seguramente su manera de ser en Facebook tiene relación con la personalidad de alguien que conocí y admiré en mi infancia, ya que yo crecí rodeado de mujeres. Bendito entre las mujeres, reza el pasaje bíblico.

A lo mejor Carolina Sanín sea mi lado femenino o mi lado femenino codicia parecerse a ella. También puede ser que escribo esto para hacer catarsis y curarme de una vez por todas de envidia de la mala; es la única envidia que existe, porque lo otro es admiración.

Yo sé que siento una admiración (que ya no es muda ni inédita) por ella.

Pero, ¿por qué tendría que odiarla?, ¿qué me ha hecho?, ¿qué es lo malo que hace la profesora y escritora Carolina Sanín?, ¿les parece difícil de igualar e imposible de superar?

Esta autora no es despreciable. Maneja el arte de escribir como la que más. Sabe escribir. Sus palabras son diáfanas como el río de Macondo. Publica lo bastante en Facebook. Sin embargo, no encaja en los límites de los escritores digitales. Yo no me atrevo a escribir esta mentira. Si escribir en Facebook le proporciona cierto grado de felicidad, créanme que yo no voy a ponerme triste por eso. Más bien, la aliento para que lo continúe haciendo.

Lo profesora Carolina va a la vanguardia de las nuevas maneras y herramientas de la educación. Los estudiantes de hoy han desarrollado asco hacia la escuela tradicional, porque conlleva la disciplina del palo, disciplina de hierro, militar. Los docentes se están quedando atrás.

La vieja escuela ya no es interesante para la nueva camada de nativos digitales.

Hay profesores en Colombia que no tienen una cuenta en Facebook, pese a que todos sus alumnos disponen de una. ¡Qué disparate! Nótese el divorcio reinante entre el discurso y la práctica de la educación, no solo en Colombia, sino a nivel mundial.

Si ya se sabe que Facebook sirve para todo y para nada, pues entonces empleémoslo para despertar la pasión de los alumnos, para enrumbar sus destrezas tecnológicas hacia la optimización de su propio aprendizaje; las redes sociales son herramientas didácticas; la tecnología permite elevar el nivel de importancia del conocimiento y cualificarlo.

Hay que mostrarles a los muchachos cómo se escribe con ortografía, pero no únicamente a través de una perorata de horas y horas eternas. Eso no funciona. Funcionó, sí, pero en el tiempo pasado. Ahora no estamos ni siquiera en el presente, vivimos en  el futuro. Urge enseñar con el ejemplo, mediante el uso inteligente de la tecnología. Es una obligación del profesor intelectualizar a los aprendices. Para eso están las herramientas para crear blog, hacer vídeos y fotos.  En eso es en lo que piensan los alumnos.

En ese sentido, la profesora Carolina Sanín es un lujo de profesora. La expulsada profesora de la Universidad de los Andes publica mucho en su cuenta de Facebook, cosa que no está mal. Más aún: esto sirve para acusarla de la autoría literaria de sus libros.

He visto a otros escritores que escriben de forma horrorosa en las redes sociales, me dejan perplejo y con un enorme interrogante: ¿Quién les escribe sus libros, el corrector de estilo?

Carolina Sanín es más que una escritora digital. Ignacio Ramonet y Ramón Chao escribieron que Jorge Luis Borges era un temible perturbador de la lógica comúnmente aceptada. Esta consideración me lleva a pensar en esta mujer.  A la escritora de “Los niños” se la ataca de manera de todas maneras. Posiblemente por su condición de mujer sin libreto. Los cavernarios no aceptan que una mujer pueda hablar en voz bastante alta y que su escritura se proyecte en letra de molde.

Carolina Sanín no es una autora libreteada por la sociedad machista. Ella no obedece a esos patrones de conducta. Lo más desagradable para muchos es que es imposible hacer una antología de autores colombianos sin pensar en la bendita Carolina Sanín. Esto es así y al misógino que no le guste el nuevo rol femenino le tocará inventar la manera para que le guste, porque así como ella vienen más.

-.
0
4222
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Pero claro que fue un éxito el debut de Carolina Sanín en Canal Capital

Pero claro que fue un éxito el debut de Carolina Sanín en Canal Capital

Nota Ciudadana
“Hay que ser un idiota para aplaudir los berrinches de Carolina Sanin”

“Hay que ser un idiota para aplaudir los berrinches de Carolina Sanin”

En redes

"Matarife no quiere que a su público lo mueva la curiosidad sino el morbo"

El cierre de Arcadia une a los intelectuales colombianos

El cierre de Arcadia une a los intelectuales colombianos