Carlos Castaño: un cocainómano y un borracho al que sus amigos le tenían miedo

El temible comandante paramilitar era sensato hasta que se drogaba. Amenazaba con un revolver a colaboradores tan cercanos como Ernesto Báez

Por:
febrero 01, 2021
Carlos Castaño: un cocainómano y un borracho al que sus amigos le tenían miedo

Al único que no le daba miedo Carlos Castaño cuando se encendía a tomar trago y meter perico era a José Miguel Narvaez. El arquitecto de la estrategia anticomunista en Colombia le llevaba chismes al temido comandante paramilitar y así azuzar aún más las muertes, el horror. Él le llevó unos casettes a Castaño en donde se escuchaba la voz de Piedad Córdoba hablando mal de él. En una noche de perico y whisky ventiado, el menor de los hermanos Castaño ordenó el secuestro de la congresista.

A su finca en Córdoba la llevaro y si no hubiera sido por Iván Roberto Duque, alias Ernesto Báez, el más político de los paramilitares, hubieran matado en cautiverio a Piedad. Carlos Castaño creció a la sombra de Fidel y Vicente, sus hermanos mayores. El primero se hizo rico a los 15 años después de taparse de diamantes en una mina que tenían en la Guyana. El segundo soñaba con convertir a Colombia en un inmenso plantío de palma africana y si tenía que matar y desplazar a medio campesinado colombiano con gusto lo haría.

Castaño, a finales de los noventa, cuando ya Fidel Castaño había desaparecido por culpa, acaso, de un plan para fusionarse con las FARC que habría salido mal, se aprestó para intentar ser presidente del país y, de paso, matar a sus enemigos. Carlos era un hombre relativamente sensato -aunque siempre salvaje- cuando estaba sobrio, pero apenas se metía un pase de coca su siquis cambiaba. El periodista inglés Steven Daldrey dijo qu vio esos cambios de humor producto de la droga en varias de sus entrevistas y que era mejor no intentar controvertir con él. Ivan Roberto Duque, su asesor, fue golpeado varias veces con la cacha del revolver por parte de Castaño en más de una ocasión. Incluso se dice que la decisión de matara a Jaime Garzón la tomó en ese estado de enajenación.

Resulta paradójico que comandantes paramilitares como Castaño, que se preciaban de tener una actitud católica sobre el mundo y que ordenaran la muerte de tanto drogadicto, estuvieran esclavizados por la coca y el trago.

-.
0
27300
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los periodistas con

Los periodistas con "coraje" que más le hacen falta a Colombia

La terrible efermedad de su hija fue lo que terminó matando a Carlos Castaño

La terrible efermedad de su hija fue lo que terminó matando a Carlos Castaño

El caso Drummond llega a la JEP: los presidentes José Miguel Linares y Augusto Jiménez enredados

El caso Drummond llega a la JEP: los presidentes José Miguel Linares y Augusto Jiménez enredados

Nota Ciudadana
Miguel Ángel Borja, el héroe de Nacional, se salvó de ser paraco

Miguel Ángel Borja, el héroe de Nacional, se salvó de ser paraco