Carlos Bacca: de cobrador de buses a goleador en Europa

El delantero de la Selección Colombia solo pudo llegar al fútbol profesional a los 21 años

Por: Óscar Saúl Argüelles Díaz
febrero 15, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Carlos Bacca: de cobrador de buses a goleador en Europa
Foto subida por autor

En el año 2007 me mudé de Barranquilla a Puerto Colombia por motivos económicos. Tenía 21 años de edad y muchas ganas de salir adelante con mi madre, pese a que las condiciones sociales, económicas y familiares, me hacían sentir afligido de la misma manera como hacen sentir a millones de jóvenes del denominado Tercer Mundo. Ya ubicados y adaptados en el pueblo, la vida transcurría en sus cotidianidades: mi madre al trabajo, yo a la universidad y una que otra visita en algún puente festivo, queriendo aprovechar la cercanía a las playas de Pradomar y a las que están cerca al muelle de Puerto Colombia.

Mi pasión por el fútbol me hizo acercarme a las canchas del pueblo: me iba a jugar y ver partidos de fútbol amateur a las canchas de la Virgencita, a la del barrio la Rosita, al estadio Lulio González, a las playas y a la histórica cancha Santander. En esta última observé varias veces a quien es el protagonista de esta historia: el famoso artillero porteño, Carlos Arturo Bacca Ahumada,  el 'Peluca'. 

Era como cualquier otro muchacho del pueblo: moreno, flaco y desgarbado, pero en la cancha se transformaba en un héroe de la clase trabajadora, con violentas gambetas, regates inesperados, cambio de ritmos, dominio de balón y potentes disparos de pierna derecha que terminaban en el fondo de las redes contrarias. Cuando el  ‘Peluca iba a jugar en los alrededores de la cancha, se paralizaba la gente. Los vecinos salían de sus casas, abrían todos los quioscos cerveceros, llegaban muchos vendedores ambulantes, mejor dicho, llenaba los improvisados estadios. Sin embargo, a pesar de su talento para el fútbol, el Pelucaaún no estaba en ningún equipo profesional; eso era algo preocupante ya que este muchacho pronto cumpliría los 21 años de edad y esa edad es considerada peligrosa para quien no ha podido ingresar a un club profesional.  Para ser sinceros confesaré que era escéptico en cuanto a la llegada del Peluca al profesionalismo: primero por la edad, segundo por el trabajo que tenía de cobrador en los buses intermunicipales que viajan de Puerto Colombia a Barranquilla --el cual le quitaba mucho tiempo para la práctica del deporte-- y tercero por las ya conocidas roscas del fútbol colombiano.

Mi conservadurismo me hacía plantear la hipótesis de que el Junior de Barranquilla no volvería a sacar un delantero de talla internacional como lo fue Iván René Valenciano.  Mi argumento cobraba fuerza al sustentarlo junto con la crisis por la que pasaba la Selección Colombia, luego del fracaso en el Mundial de 1998. Inclusive llegué a decir que el fútbol iba a dejar de ser el deporte predilecto de los comentarios, por lo cual me declararon hereje en las esquinas de todos los barrios de Puerto Colombia. Mi resistencia hacía el crack porteño no era por motivos personales; era resentimiento por los fracasos que había sufrido el combinado nacional en años recientes y por los otros talentosos que había visto, y cómo se habían perdido en los caminos de la vida. Cada gol, gambeta, pase, o finta, las atribuía a la suerte del porteño o al bajo nivel futbolístico del pueblo. Estaba viendo el nacimiento de un genio del balompié mundial y mi mente no estaba lúcida en ese tiempo para poder apreciar mejor las bondades que tenía el 'Peluca' con el balón.

Carlos Bacca el Peluca

A Carlos Bacca lo llamaban el 'Peluca' porque tenía una colita en su cabellera.

Pero no era el único que sufría de esta miopía. El Junior de Barranquilla también la estaban padeciendo porque en ese año, 2007,  el 'Peluca” tuvo que marcharse al fútbol venezolano para buscar una oportunidad. Allá fue fichado por el Minervén, en ese entonces equipo de la Segunda División de Venezuela, donde se convirtió en uno de los goleadores de la Segunda División 2007/2008 con 12 goles.

El Minervén ascendió a la Primera División de Venezuela para jugar el torneo del 2008/2009, pero Bacca no se quedó para disfrutar el ascenso que su equipo había logrado, ya que decidió devolverse a Colombia a seguir insistiendo en los tiburones de Barranquilla.

En Colombia fue contratado por el Barranquilla F. C., equipo de la Primera B, con el objetivo de ascender a la Primera División. En este equipo logró adjudicarse el trofeo de máximo goleador con un total de 15 goles, logrando finalmente ser fichado por el Junior de Barranquilla, para jugar el Torneo Apertura 2009 en donde debutaría con dos goles ante el Deportivo Pasto.

El Junior de Barranquilla fue para el Pelucacomo una mujer difícil de conquistar; todos sus rechazos le sirvieron para aumentar el amor hacía este equipo.

Hoy en día, sin miedos ni perjuicios me atrevería a decir que este humilde descendiente de pescadores Mokaná (pueblo amerindio), a base de disciplina, talento y dedicación se ha convertido en el mejor jugador que tiene actualmente Colombia y uno de los mejores delanteros del planeta.

-.
0
82542
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Lo que James Rodríguez nos devolvió

Lo que James Rodríguez nos devolvió

Los futbolistas más extravagantes de Colombia

Los futbolistas más extravagantes de Colombia

Llamar exfutbolista a Falcao: el gran error que cometió Iván Mejía

Llamar exfutbolista a Falcao: el gran error que cometió Iván Mejía

Solo la selección Colombia puede derrotar a MasterChef

Solo la selección Colombia puede derrotar a MasterChef