Caricias Íntimas y Jhon Calzones: en liquidación

A Jhon Jairo Torres un juez le otorgó la casa por cárcel. La vida se le vino a pique desde el día que decidió dejar su almacén para ser alcalde de Yopal

Por:
diciembre 16, 2015
Caricias Íntimas y Jhon Calzones: en liquidación

Caricias Íntimas está abandonado. El almacén ubicado en la carrera 20 número 9-65 en pleno centro de Yopal tiene varios letreros que rezan: “Cerrado por liquidación. ‘Gracias’”. Los maniquís que adornaban sus dos imponentes vitrinas de tres metros de altura por cuatro de ancho, están desnudos. Adentro, la estantería está a medio llenar. Donde antes había miles de prendas íntimas para dama, solo hay polvo. Los vecinos dicen que en el segundo piso se encuentra la dueña por si se anda buscando algo, pero el lugar también ha sido desalojado. Los 1200 metros de una de las tiendas icónicas del Casanare parece que también están a la venta.

La fotografía es el símil del momento por el que está pasando su creador. Aunque la prensa nacional lo bautizó como Jhon Calzones por la venta de ropa interior, a Jhon Jairo Torres nadie lo conoce en Yopal con ese apelativo, muchos con admiración y otros por simple respeto lo llaman Jota Jota. Un relojero con su cajón de herramientas frente a Caricias Intimas, cuenta de memoria la historia de Jota Jota. Dice que hace 15 o 17 años Torres invirtió sus ahorros como proveedor de redes eléctricas en unos saldos de calzones, calzoncillos, tangas, sostenes y medias veladas para montarle un negocio a su esposa Dora. Días después pusieron un toldo en el mercado de Yopal, donde extendieron la mercancía y comenzaron a vender en grandes cantidades.

Todo indica que duraron cerca de tres años en el mercado y la plaza les quedó pequeña por lo cual alquilaron la casa del centro. Como el lugar tenía tanto espacio, Torres comenzó a viajar directamente a las maquilas de Medellín para ampliar el negocio con la venta de camisetas de fútbol, pantalonetas, sudaderas, jeans y todo tipo de prensas llamadas en la calle como “ropa de combate” por sus económicos precios. En un comercial de televisión de hace tres años se ve a la esposa de Torres ofreciendo sus nuevas colecciones. Cuando el presentador pregunta el costo de un jean, ella responde: “$15.000”; cuando le preguntan por las camisas de marca, ella responde: “$15.000”; y así con casi todas las prendas que ofrecía el almacén.

Int 1

 

Una  excomerciante de juguetería da cuenta que Jhon Jairo Torres los dejó sin competencia: “Yo tuve que cerrar mi negocio de juguetería y coches para bebé porque Jota Jota vendía a unos precios increíbles. La verdad yo no sé de dónde conseguía mercancía tan barata y con eso uno no podía competir y tuve que cerrar”. Así fue. Torres no solo se quedó con Caricias Intimas sino que a media cuadra montó otro almacén de accesorios para niños y recién nacidos. Al mismo tiempo, según uno de los administradores del almacen principal, afirmaba en otro comercial que Caricias Intimas tenía 25 sucursales en todo el país. El negocio se creció y el segundo piso de aquella casona fue dedicado a ropa para niños y niñas; en diciembre de 2011 rifaron dos carros último modelo y según su dueña, cada tres meses cambiaban las colecciones.

La prosperidad de Jhon Jairo Torres se le comenzó a notar. Compró una camioneta Hammer del año, montó su propio esquema de seguridad con guardaespaldas que llevaban armas cortas y largas, construyó un hotel, compró un par de fincas y se hizo a un gran hato de ganado. Pero tal parece que su caída inició el día que le dio por construir un barrio de 3000 mil casas de interés social. La noticia se regó por todo Yopal, nadie preguntó y el segundo piso de Caricias Intimas fue convertido en una gigante oficina de finca raíz donde la gente iba a separar su lote con $300.000. Torres bautizó su nueva empresa como Ciudadela La Bendición.

Comenzó a ser visto en Yopal por la clase humilde como un mecenas que les iba a dar techo a miles de familias con cuotas mensuales a 10 años que no superaban lo que cuesta arrendar una habitación. En Facebook se armaron grupos que le dieron la idea de lanzarse a la alcaldía. Torres no lo pensó dos veces y se inscribió. Pero sus detractores, opositores y competencia en las elecciones abrieron una caja de pandora que los seguidores de Jota Jota, quizá no conocían: los líos jurídicos sobre los predios de La Bendición.

Crédito foto: Las Chivas del Llano

Crédito foto: Las Chivas del Llano

Según la Fiscalía, Jhon Jairo Torres había negociado un predio que se encuentra en extinción de dominio por haber pertenecido al extraditado narcotraficante Germán Sánchez Rey, alias Coletas. A principios del año 2014 se inició el pleito y Torres emprendió también una batalla contra todo el que tuviera diferencias con su proyecto. En su muro de Facebook, Torres retaba a todas las personas con un: “No podrán con nosotros”. A la Ciudadela La Bendición la dividió en 1600 lotes, vendió la mayoría y hasta le construyó su propia planta de agua potable. Para algunos su soberbia llegó a limites como el día en que Corpoorinoquia le puso una multa de 626 millones de pesos por no tener los permisos para construir la planta de aguas, a lo cual Torres respondió: “Si es por darle agua a los habitantes de La Bendición le pago el doble a Corporinoquia”. Mientras tanto la gente hacía filas en el almacén Caricias Intimas para acceder a las oficinas del segundo piso y seguir con sus cuotas con tal de garantizar la compra de sus casas.

El 14 de octubre Torres fue capturado por la Dijín acusado del delito de urbanización ilegal. Pese a su detención su candidatura como alcalde siguió vigente. Sus detractores dan cuenta que: “Esa detención lo catapultó como el Robin Hood de Yopal. Se victimizó y la gente va por la víctima. Se convirtió en un ídolo para las personas más humildes”. De hecho desde la cárcel en Bogotá el comerciante siguió haciendo campaña: “Estoy en La Modelo pero con honor porque mi delito fue servirle al pueblo. Los invito para que voten el próximo 25 de octubre, necesito 70.000 votos para demostrarle a la justicia que no soy un peligro para Yopal”, mandó a decir en un audio que se viralizó en las redes sociales.

Su nombre se convirtió en noticia nacional el 25 de octubre por haber sido el candidato que desde la cárcel ganó la alcaldía. Jhon Jairo Torres alcanzó más de 24 mil votos aunque esperaba 70 mil. Pero los días se han oscurecido. Aceptó los cargos de urbanización ilegal; la fiscalía le decomisó más de 10 bienes por un presunto lavado de activos y el gobierno anda detrás de recuperar el predio de La Bendición donde ya más de 200 personas se han ido a vivir. La semana pasada el juicio donde un juez daría a conocer su condena fue aplazado por una acción extraña: su abogado adujo enfermedad y el propio Jhon Jairo Torres fue trasladado a un hospital de Yopal por supuestos cálculos renales. “Es una evidente jugada para dilatar la condena y poder llegar a ser posesionado como alcalde, él quiere eso, por alguna razón, pero Jota Jota quiere eso”, afirmó un periodista de la región. Pero la caída parece inminente, Jhon Calzones está preso y los días de orquestas, cámaras y ventas al por mayor y al detal en Caricias Intimas hoy se encuentran con un letrero que reza: “En liquidación”.

jj-hospital

Torres acaba de recibir la sustitución de medida de aseguramiento en establecimiento carcelario por su lugar de residencia

-.
0
6338
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
¿Culpa de quién, Nación o Región?

¿Culpa de quién, Nación o Región?

Nota Ciudadana
Las 7 plagas de Yopal

Las 7 plagas de Yopal

"Yo estoy pasando por un momento difícil": Jhon Calzones desde prisión al pueblo de Yopal