Caño Juan Angola, un enfermo en cuidados intensivos que se niega a morir

La situación del cuerpo de agua ubicado en Cartagena es más que lamentable. Acá las razones

Por: Álvaro González
noviembre 15, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Caño Juan Angola, un enfermo en cuidados intensivos que se niega a morir

El sistema interno de caños y lagunas (o sistema lagunar) de Cartagena es un conjunto de seis cuerpos de agua (ciénaga de Las Quintas, caño de Bazurto, laguna de San Lázaro, laguna de Chambacú, laguna del Cabrero y el caño Juan Angola), los cuales no solo están interconectados entre sí, sino que también conectan a la bahía de Cartagena con la ciénaga de la Virgen (la ciénaga de la Virgen, a su vez, está conectada al mar Caribe por la bocana estabilizada de mareas). Este sistema lagunar, considerado un sistema estuarino intermareal boscoso, alberga, a lo largo de su recorrido, uno de los ecosistemas más sensibles que pueda existir: el manglar. La relevancia de este sistema lagunar es desconocida por el común denominador de los habitantes de la ciudad, quienes no sospechan lo estratégico del mismo. El ecosistema de manglar asociado a este sistema lagunar es hábitat de especies (algunas de ellas endémicas) permanentes y temporales. Además, aporta beneficios adicionales (servicios ecosistémicos) que van desde la remoción el control de mareas hasta la remoción de contaminantes y regulación de las concentraciones de dióxido de carbono. En resumen y ambientalmente hablando, es un sistema amortiguador.

La continua y creciente presión antropogénica (ejercida por los asentamientos ilegales a lo largo de sus orillas, vertimientos de aguas residuales y disposición de residuos sólidos) ha causado deterioro a la calidad del agua del caño Juan Angola, al punto que no es apta para la preservación de la flora y fauna (Dec. 1076 de 2015, Art. 2.2.3.3.2.3) de acuerdo a los valores del Indicador de la Calidad de las Aguas Marinas y Estuarinas para la Preservación de Flora y Fauna (ICAMpff, desarrollado por el Invemar. Hacer click aquí y ver págs. 8 y 9 para más información acerca del indicador) obtenidos en los monitoreos llevados a cabo desde 2017 y reportados en la plataforma AquApp.

El 14 de julio de 2019, el Establecimiento Público Ambiental de Cartagena (EPA-Cartagena) recibe una denuncia virtual acerca de una mancha negra en el caño Juan Angola. Cuatro meses después de dicha denuncia, los cartageneros aún no saben las causas, tal y como lo reportó El Universal el 05 de noviembre de 2019, quienes basaron su nota en las conclusiones del reporte titulado Informe Monitoreo Indicadores de Calidad de agua Grupo de Monitoreo de Aguas de la Subdirección Técnica de Desarrollo Sostenible del EPA-Cartagena.

Al revisar dicho informe, se encuentran muchas falencias tanto procedimentales (y logísticas) como de análisis e interpretación de datos que confirman que al frente de estas dos entidades se necesita personal mejor capacitado.

1. Errores procedimentales y de logística

1.1. En la primera página del informe, se afirma que "se programó un recorrido por miembros del grupo de monitoreo de agua para el día 15, cuando nos notificaron sobre esta situación, pero no fue posible realizarlo ese día por un fuerte aguacero que cayó sobre la ciudad, sin embargo, el día 16 de julio en horas de la mañana hicimos un recorrido, empezando por el hotel Altamar de Marbella localizado en este barrio, de donde al parecer se apreciaba claramente la mancha" (sic).

Pregunto: ¿A nadie se le ocurrió llevar contenedores para tomar muestras y, al menos, una sonda multiparámetros, tal y como era de esperarse en estos casos? No, solo fueron solo a inspeccionar y hablar tal y como quedó consignado en el informe.

1.2. El EPA-Cartagena decide reunirse con Cardique solo hasta el día 23 de julio para establecer un programa de monitoreo entre las dos entidades. Los monitoreos, finalmente, se llevaron a cabo los días 25 (jueves), 26 (viernes) y 29 (lunes) de julio, en donde se establecieron cuatro puntos de monitoreo (denominados en el informe como Estaciones) para medir los siguientes parámetros: Grasas y Aceites, DBO5, Fósforo Total, Hidrocarburos Totales, Nitratos, Nitritos, NTK, Nitrógeno Total, Oxígeno Disuelto, pH, Salinidad, SST, Temperatura del agua, Coliformes Totales y Coliformes Fecales.

1.3. Las dos agencias encargadas de velar por el medio ambiente deciden reunirse nueve días después de la denuncia.

1.4. El plan de monitoreo fue diseñado para solo tres días, no continuos. En estos casos, por ejemplo, es recomendable realizar curvas de monitoreos de 24 horas para parámetros críticos como el oxígeno disuelto.

1.5. El informe no especifica qué método fue usado para el análisis de cada uno de los parámetros medidos.

1.6. Debieron tomarse más puntos de monitoreo. En el reporte se habla de "antes" y "aguas arriba" para describir la localización de algunos de los puntos de monitoreo. Esto denota desconocimiento del comportamiento del flujo (hidrodinámica) del sistema lagunar, el cual cambia dependiendo la marea; en ciertas horas el flujo va desde la ciénaga de Las Quintas hacia la ciénaga de La Virgen, mientras que en otras horas va en el sentido contrario.

1.7. No se midieron parámetros como la Clorofila-A y fosfatos. Tampoco se hizo verificación de organismos bentónicos, ni muchos menos aquellos asociados a las raíces de los manglares en donde es posible encontrar rastros de contaminantes como los hidrocarburos.

2. Errores de análisis e interpretación de datos

Para que los lectores entiendan mejor: el análisis de datos de calidad del agua es similar a cuando su médico le manda hacer exámenes de laboratorio para poder diagnosticar su estado de salud. Usted no le entregaría el diagnóstico de su salud a un tegua. Esto es precisamente lo que pasa en este informe presentado por el EPA-Cartagena: quienes lo realizaron no entienden cómo funcionan los ecosistemas acuáticos y la correlación que se da entre los parámetros fisicoquímicos determinantes de la calidad del agua y el componente biológico de estos humedales. El informe del EPA-Cartagena concluye: "en resumen, podemos afirmar que, de acuerdo, a los resultados obtenidos del promedio de los tres días de muestreo en las tres estaciones localizadas en el Caño Juan Angola, al momento de la toma de muestras la calidad del tramo del caño objeto de estudio, se podría considerar como buena" (sic). Sin embargo, los resultados de laboratorio dicen lo contrario:

2.1. A pesar que se tomaron muestras en cuatro sitios, el informe solo presenta los resultados de tres de ellos.

2.2. Dado que el informe no lo hizo, se decidió (con los datos reportados) calcular el ICAMpff para las Estaciones 2 y 3 para los tres días monitoreados, sin los datos de Clorofila-A y asumiendo que el fósforo total estaba expresado en mg-P/L (miligramos de fósforo por litro), el cual se convirtió a miligramos de fosfato por litro (mg-PO4/L). Al convertirlo, los datos son consistentes con los reportados por AquApp, lo cual valida el supuesto. Los resultados del ICAMpff oscilaron entre 16 y 36, lo que significa que la calidad del agua es pésima o inaceptable. Como se mencionaba anteriormente, estos valores del ICAMpff son consistentes con los obtenidos en los monitoreos de AquApp desde el año 2017. No se calculó el ICAMpff en la Estación 4, debido a que los valores de oxígeno disuelto extremadamente altos son causados por razones externas, como se explica más adelante.

2.3. Los Coliformes Fecales son un parámetro que indica contaminación por heces fecales. De nueve muestras analizadas, solo una (concentración de 68 NMP/100mL) estuvo por debajo del límite establecido para uso recreativo (valores menores a 200 NMP/100mL). El origen de esta contaminación se debe a las numerosas descargas de aguas residuales que hay a lo largo del caño. Si cree que esto es un asunto menor, lo invito a que se dé un chapuzón en el caño y nos cuenta cómo le va. El problema puede exacerbarse cada vez que haya emergencias en la estación de bombeo de aguas residuales El Oro (operada por Aguas de Cartagena) ubicada a la orilla del caño. De hecho, en los años 2016 y 2018, los vecinos han denunciado presuntos vertimientos de aguas residuales desde la estación.

2.4. Con respecto al oxígeno disuelto, de las nueve mediciones, tres valores dieron por debajo de la norma para preservación de flora y fauna para aguas marinas y estuarinas (Dec. 1075 de 2015, Art. 2.2.3.3.9.10 que debe ser mayor o igual a 4 mg/L). El valor mínimo reportado fue de 0.98 mg/L, lo cual indica hipoxia (a esta concentración no puede sostenerse vida acuática). Tres valores reportados en la Estación 4 fueron de 14.12 mg/L, 10.21 mg/L y 8.33 mg/L. Esto fue interpretado, erróneamente, en el informe como una señal positiva, cuando en realidad indica otra cosa, debido a que las concentraciones de fósforo total y NTK (Nitrógeno Total de Kjeldahl) están altas. Esto le da un vuelco distinto al asunto, tal y como se explica en las siguientes viñetas.

2.5. El nitrógeno y el fósforo son nutrientes para las plantas (acuáticas o terrestres). Como sabrán muchos de los lectores, la mayoría de los fertilizantes comerciales los tienen en su composición. Concentraciones altas de estos dos elementos incentivan el crecimiento, a veces indeseado, de plantas acuáticas (en especial algas) lo que ocasiona detrimento en la calidad del agua. Este proceso se llama eutroficación/eutrofización. Los valores reportados de fósforo total oscilaron entre 140 a 250 microgramos por litro. Los valores reportados de nitrógeno total estuvieron en un rango de 1010 a 2540 microgramos por litro. Con estos resultados, el caño Juan Angola puede categorizarse como un cuerpo de agua hipereutrófico.

Los valores altos de oxígeno disuelto reportados en la Estación 4 (entre 8.33 y 14.2 mg/L) son síntomas de un cuerpo de agua eutroficado. No son, para nada, una señal de "buena calidad". Cuando uno obtiene un valor tan alto de oxígeno disuelto (por encima del valor de saturación) habiendo obtenido valores muy bajos en el mismo cuerpo de agua, debe hacerse la siguiente pregunta: ¿es posible tener un valor tan alto a esta temperatura del agua? Sucede que la temperatura del agua reportada en los días monitoreados estuvo entre 32 y 34°C y, a esa temperatura, el oxígeno disuelto de saturación está por debajo de 7 mg/L. La próxima pregunta es: ¿qué está causando entonces está sobresaturación que no es normal dado los valores medidos en los otros puntos y mi sensor está calibrado? En ausencia de valores de Clorofila-A (dado que no se midió), la respuesta yace en mirar las concentraciones de fósforo y nitrógeno total, la cuales, como se explicó anteriormente, son altas. Con esto se deduce que la sobresaturación de oxígeno es causado por la fotosíntesis de las plantas acuáticas. De hecho, el resultado más alto (14.2 mg/L) fue medido entre las 11:30 AM y la 1:40 PM que es cuando el sol está en el cenit/zenit, lo que incrementa la fotosíntesis. Por último, al mirarse los valores de nitrógeno total (TN = NTK + Nitratos + Nitritos), nitratos, nitritos y NTK presentados en el informe, se nota que: (a) los nitratos y nitritos están ausentes (por debajo del límite de detección) y (b) el nitrógeno total está conformado solamente por NTK (NTK = Nitrógeno Orgánico + Amoniaco). El hecho de que el nitrógeno total esté conformado solo por nitrógeno orgánico (asumiendo ausencia de amoniaco, ya que no fue medido) proveniente del NTK puede asociarse a la presencia de plantas acuáticas, en especial algas de acuerdo a Heiskari et al. (2010) and Heiskary and Lindon (2010). Esto confirma aún más la eutroficación.

Después del análisis de los resultados de laboratorio expuesto anteriormente se concluye que la calidad del caño Juan Angola no es, en lo absoluto, buena como lo afirma el EPA-Cartagena en su informe. El caño es un enfermo en la unidad de cuidados intensivos que se niega a morir, a pesar de la desidia de los entes ambientales de la ciudad.

Adenda. Se hace necesario establecer un plan de monitoreo constante y continuo a lo largo de todo el sistema lagunar. El EPA-Cartagena ha sido negligente en esta labor a pesar que la academia ha tratado, en repetidas ocasiones, de establecer colaboración interinstitucional. Asimismo, el EPA-Cartagena ha sido renuente a la utilización de la plataforma AquApp, al punto que prefirieron crear un remedo de la plataforma al que denominaron geoinformador, el cual no tiene todas las capacidades ni los atributos que AquApp ofrece. Este geoinformador lo único que hace es mostrar unas imágenes previamente realizadas en el estudio Diseño del Sistema Inteligente de Monitoreo de la Calidad Ambiental del Distrito de Cartagena (Convenio Administrativo 0133-2015). A propósito, este documento establece la ruta para la implementación del tan necesitado sistema de monitoreo de la calidad ambiental de la ciudad, la cual (la calidad ambiental) ha estado en deuda por años, de acuerdo a los informes anuales de Cartagena Cómo Vamos.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
426

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Juan Angola, el caño que nos roban en Cartagena

Juan Angola, el caño que nos roban en Cartagena