Campos de concentración 'a la alemana' pero versión Colombia: vergüenza y dolor

Campos de concentración 'a la alemana' pero versión Colombia: vergüenza y dolor

Primero campos de concentración y luego hornos crematorios. Eso es el resultado de la guerra maldita que se recrudeció hace 80 años entre godos y cachiporros

Por: Alvaro de Jesús Forero Salazar
mayo 17, 2023
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Campos de concentración 'a la alemana' pero versión Colombia: vergüenza y dolor

Primero, “Campos de Concentración” y luego, “Hornos Crematorios”.

Esto es el resultado, de la guerra maldita que se recrudeció hace 80 años entre godos y cachiporros, conocida como, “la guerra política”.

Por dos décadas, 40 y 50, los campos en Colombia fueron testigos de las incursiones nocturnas, lista en mano sacados de sus casas hombres, y ajusticiados por ser liberales. Desplazamientos y crímenes atroces, abrían los vientres de las mujeres y ensartaban los gestantes en las bayonetas, jugaban futbol con las cabezas de los cachiporros. Hombres amarrados a maderos en forma de cruz, eran arrojados vivos boca abajo a la corriente de los ríos.

El baño de sangre no se detuvo, vendría la época del “Estatuto de Seguridad de Turbay, el liberalismo convertido en conservador desde la manguala que terminó en la muerte de Gaitán en 1948.

Pero, el culmen de la barbarie se desató, entre 1998 – 2010. Por cuenta de la guerrilla en tiempos del Caguán, tuvimos campos de concentración y tortura -soldados, policías y civiles-.

Y, al unísono de este horror, se arrastraba otro demonio aún más feroz; pero oculto de los “carroñeros de la información”. Clandestinos hornos crematorios, y poblaciones “castigadas”, según declaró Mancuso ante la JEP, solo, por el hecho de haber sido perfilados por las mismas mentes, que causaron 6402 asesinatos selectivos de civiles inocentes, en igual periodo de tiempo.

El testimonio de Mancuso arruga el alma. Completa el panorama macabro de la barbarie de Hitler en Colombia. Tuvimos un holocausto que ha vivido bajo el manto de la impunidad, desde tiempos del “Monstruo Laureano Gómez” y que, al día de hoy, siguen dando coletazos, sus príncipes herederos, para mantener ocultos sus crímenes.

La pregunta: ¿Podríamos afirmar que unos y otros, guerrilleros y paramilitares nacieron siendo criminales?

No, nacieron siendo compatriotas. La maldición de la política sucia y el poder de la prensa a sueldo, ha sido por décadas el combustible del enfrentamiento del pueblo contra el pueblo, en tanto, un puñado de virreyes han decidido el destino del país en medio de cocteles, abrazos, condecoraciones y agasajos; terminando por empujar a la barbarie y la muerte a millones de hombres, mujeres y niños, con la misma sevicia y mecanismos determinadores como Josep Goebbels -propagandista de Hitler- y Heinrich Himmler -comandante de las SS-.

¿Seguiremos la senda del horror, ignorantes de la historia, defendiendo las causas de este baño de sangre y sus actores, otros 80 años más?
O nos pondremos de pie, de una buena vez por todas; y, para no parir otra generación para la guerra, diremos…
¡Basta ya!

Acuérdense de esto: ¡Estudien vagos!

 

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Propuestas para la renovación urbana del centro de Cali

Propuestas para la renovación urbana del centro de Cali

Nota Ciudadana
Gobernador del Cauca asegura fondos para hospital y obras en Santander de Quilichao

Gobernador del Cauca asegura fondos para hospital y obras en Santander de Quilichao

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--