Opinión

¿Cambiar el ICBF o cumplir la Ley?

Decretos y normas es lo que hay, doctora Paloma, en lugar de una ley que cambie el ICBF, ayúdele a su gobierno a cumplirlos e implementar una política contra el machismo

Por:
agosto 16, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Cambiar el ICBF o cumplir la Ley?
Doctora Paloma, no debemos atiborrarnos de nuevos mandatos que podrían debilitar lo que ya existe y funciona medianamente bien como el ICBF

Acaba de presentar la senadora Paloma Valencia un proyecto de Ley para modificar el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y darle un enfoque dirigido a la protección de las mujeres cabeza de familia. Dice la justificación que en Colombia el último censo identificó que en el 40 % de los hogares, las mujeres llevan la jefatura; que ellas dedican 12 horas más a la semana al cuidado de los hijos que sus parejas; o que el 48 % de los niños y niñas nacidos en 2018 fueron de madres solteras.

Todo esto es cierto, pero lo que se le pasa al proyecto es que lo anteceden leyes de la República como la 1257 de 2009, la 1761 de 2015 y autos de la Corte Constitucional como el 092 de 2008 o el 009 de 2015 que marcan un problema anterior y estructural a este de las madres y es el de la Violencia contra la mujer. Tenemos un país con una estructura machista, patriarcal, que le da a la mujer un trato de tercera, generando, entre otras cosas, una situación de desigualdad laboral, abandono del hogar por parte de los hombres, violencia de género e intrafamiliar.

Pero lo grave es que ni las leyes, ni los autos se cumplen en nuestro país. La Ley 1257 de 2008, por ejemplo, ordenaba en su Artículo 12 al El Ministerio de la Protección Social promover el reconocimiento social y económico del trabajo de las mujeres e implementar mecanismos para hacer efectivo el derecho a la igualdad salarial; desarrollar campañas para erradicar todo acto de discriminación y violencia contra las mujeres en el ámbito laboral; y promover el ingreso de las mujeres a espacios productivos no tradicionales.

El auto 092 de 2008, por su lado ordenaba la creación de 13 programas para mujeres desplazadas y uno de ellos era de Apoyo a las mujeres jefas de hogar, de acceso a oportunidades laborales y productivas y de prevención de la explotación doméstica y laboral.

Otro Auto, el 009 de 2015, se dedicó a la violencia contra la mujer con relación a salud y justicia para exigir modificaciones profundas en los procesos de prevención, atención y sanción en las entidades encargadas.

 

Recientemente se ha visto ese desprecio por la mujer en el fútbol,
con la reciente tutela contra la Difútbol por discriminar a María Paz Mora,
una niña arquera del torneo Pony 2019

 

Y para completar, está la Ley 1761 de 2015 hecha en honor a Rosa Elvira Celly, una mujer abusada y asesinada en pleno corazón de Bogotá, que llama en su Artículo 10, a educar en perspectiva de género, exigiéndole al Ministerio de Educación Nacional que disponga lo necesario para que las instituciones educativas de preescolar, básica y media incorporen la perspectiva de género y las reflexiones alrededor de la misma, centrándose en la protección de la mujer como base fundamental de la sociedad.

También están las leyes y decretos que rigen para las Comisarías de Familia, entidades desaprovechadas que existen en cada municipio del país. Entre otras cosas les dice a ellas y a las Fiscalías que la violencia contra la mujer, la violencia intrafamiliar y la inasistencia alimentaria no son querellables o desistibles y deben ser investigadas de oficio.

En fin, leyes, decretos y normas es lo que hay. Pero no se cumplen, doctora Paloma. Así que usted, en lugar de sacarse del sombrero como un prestidigitador una ley que cambia el ICBF, debería ayudarle a su gobierno a cumplir los mandatos existentes e implementar una política de lucha contra el machismo que enferma a esta sociedad y la lleva a la violencia y el menosprecio de la mujer-

Recientemente se ha visto ese desprecio por la mujer en el fútbol, con el escándalo que provocaron las declaraciones de algunos dirigentes contra las mujeres en la selección femenina de fútbol o la Tutela que acaba de salir contra la Difútbol por discriminar a María Paz Mora, una niña arquera en el torneo Pony 2019

Así que a cumplir lo que ya hay y no atiborrarnos de nuevos mandatos que lo que podrían lograr es debilitar lo que ya existe y funciona medianamente bien como el ICBF

www.margaritalondono.com

 

-Publicidad-
0
6100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Matador, ¿machista?

Matador, ¿machista?

“Mi única obsesión es la verdad”

“Mi única obsesión es la verdad”

Revocar congresos

Revocar congresos

Greta Thunberg, ¿diosa o diabla?

Greta Thunberg, ¿diosa o diabla?

Amazonía y Chile: Bolsonaro, Trump y Uribe

Amazonía y Chile: Bolsonaro, Trump y Uribe

Este oficio nuestro

Este oficio nuestro

País de Asesinos

País de Asesinos

Un añito apenas y faltan tres…

Un añito apenas y faltan tres…