¿Califica el Fondo Monetario Internacional como asesino serial masivo?

Lo ocurrido con Argentina tras la intervención de la organización financiera internacional podría indicar que sí. Ahora Ecuador figura como la próxima víctima

Por: Carlos Roberto Támara Gómez
agosto 21, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Califica el Fondo Monetario Internacional como asesino serial masivo?
Foto: Gastón Cuello - CC BY-SA 4.0

He leído críticas contra el FMI pero nunca tan empecinada, escueta y perentoria como la que a renglón seguido comentaré y que me ha inspirado el título. Que conste que estoy mirando de frente a la oprobiosa imposición y feralidad que se viene contra Argentina. Y parece que habrá otro candidato próximamente: Ecuador. Y ya hubo uno que todavía no sale de sala de cuidados intensivos: Grecia. Y antes con antes fuimos nosotros, Colombia, que todavía estamos “mordidos de puerco”. Se podrá imaginar alguien, por favor solicito algo de misericordia, lo que pudiera venirse contra Venezuela cuando a alguien se le ocurra “sanearla”.

Pero antes de entrar al artículo se debe recordar que hubo una época, ya casi remota, cuando se decía más allá de toda duda razonable, que la deuda internacional de los países en vías de desarrollo era impagable. Que lo mejor era una moratoria. Y hoy nadie habla de ello, como si la situación estratégica fundamental hubiera cambiado, cambiado para bien y no para peor.

Debemos despachar esto de un plumazo. Y es que solo debemos recurrir a Piketty, así por encimita: ¿será posible que, de entonces a esta parte, con una concentración de la riqueza del mundo del 90% en solo el 1% de la población hubiéramos ido hacia mejor?

¡Es absolutamente imposible! Esto debería cerrar la discusión. Pero no hay ni el más ligero asomo de que eso ocurra. Y entonces el asesinato masivo en serie debe seguir, es decir, debe socializarse la eterna rapiña y la mortandad hacerse cada vez más majestuosa. Nótese y verá que esta frase no produce asco.

Y entonces ahora si viene la fundamentación del título de esta nota a través de comentar el artículo Las últimas víctimas del FMI. La extraña creencia del Fondo Monetario Internacional en la 'austeridad expansiva' sería ridícula si no fuera tan perjudicial, firmado por Jayati Ghosh y aparecido en International Political and Society.

Como ya se sabe del desastre de Argentina y de Grecia, escogeré lo que se está previendo que ocurrirá en el Ecuador:

“En marzo, el FMI aprobó un préstamo a tres años por USD 4.200 millones para Ecuador, como parte de un plan para reducir la deuda pública y reformar la economía. A cambio, el Fondo está exigiendo previsiblemente una rápida consolidación fiscal, a través de recortes en los salarios y los empleos del sector público, aumentos en los precios de la energía, nuevos cargos por servicios gubernamentales e impuestos indirectos más altos. Como Mark Weisbrot y Andrés Arauz señalan en un informe para el Centro de Investigación Económica y Política, estos pasos probablemente conducirán a una caída inmediata del PIB y causarán que la actual recesión persista durante los cuatro años del programa.

“Sin embargo, el FMI se ha convencido de alguna manera de que el crecimiento disminuirá solo ligeramente en 2019, antes de recuperarse en 2020, ya que un gran impulso en la confianza del sector privado, naturalmente provocado por la restricción fiscal y la privatización, conduce a un aumento de la inversión extranjera. Según la lógica del Fondo, incluso si el empleo y el consumo están cayendo, y la economía está en recesión, las salidas netas de capital del 1,9 por ciento del PIB se convertirán en entradas netas de capital privado del 4,9 por ciento del PIB en 2020.

“Como de costumbre, la locura de esta lógica se hará evidente a su debido tiempo (debe quedar claro que una economía tambaleante no es atractiva para el capital privado). Mientras tanto, el pueblo de Ecuador sufrirá mucho, debido al aumento del desempleo, la disminución de los niveles de vida, la ampliación de la desigualdad y una mayor pobreza”.

A cita tal larga hay que sacarle todo el jugo posible. Y sea lo primero decir que esa es la radiografía espectral de un asesinato en serie, es un guion de película que ya hemos visto. Es más, deberíamos decir con Héctor Lavoe que es un periódico de ayer: un desagradable periódico de ayer. Eso que se avizora para Ecuador es lo que le pasó ya a Argentina, y le volverá a pasar ya casi en su postración macrista; tal y como se repitió en Grecia.

¿Pero dónde están los autores intelectuales del desastre? ¿Quiénes saben de la mortandad y sin embargo actúan como si no lo supieran? Es obvio que aquí hay una secreta complicidad entre las oligarquías de los diferentes países y las autoridades del fondo. ¡Es impajaritable!

Bueno. Antes podía decirse así. Pero este artículo agrega algo de una contundencia letal: “¿Cómo puede el FMI justificar un enfoque con un historial tan pobre? Una explicación podría ser la falta de responsabilidad que impregna la burocracia de la institución, hasta el más alto nivel. Si ese es el caso, impulsar la rendición de cuentas debería ser el primer negocio del próximo director gerente del FMI, eso, y alinear el enfoque de préstamos del fondo con las realidades económicas”.

Para mi esta frase tiene toda la connotación implacable y rotunda de un par de banderillas negras hincadas en los más alto del morro.

Entonces deben seguirse buscando las huellas del asesino. Las huellas ni siquiera evitan pisar la sangre de las víctimas. Y cabe preguntarse con la mayor buena fe y la cara casi desvanecida de la vergüenza, ¿cómo es que no hay una serie de televisión al mejor estilo de CSI que averigüe con lupa innecesaria algo que ha dejado de ser evidente para trocarse en desorbitantemente in fraganti?

Les dejo para que rumien (se necesitan 4 estómagos) hasta la saciedad la siguiente ominosa pista: “Para el año pasado, el déficit fiscal y de cuenta corriente de Argentina superó el 5% del PIB. En la consiguiente crisis económica y financiera, la deuda pública se disparó a casi el 90 por ciento del PIB, la fuga de capitales provocó el colapso del valor del peso y la inflación se disparó. Entonces, bajo la presión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (que tenía vínculos comerciales con Macri), el FMI intervino, con el apoyo activo de Lagarde”.

¿Están leyendo ustedes lo mismo que yo? Por favor saquen sus propias conclusiones. ¡Aquí debió haber un banquete de proporciones a lo Pantagruel y Gargantúa! ¡Lavaron la deuda y cobraron por ventanilla!

Notas: Tu amor es un periódico de ayer.../Y para qué leer, un periódico de ayer. /Oye noticia que todos saben / ya yo no quiero leer. Tú no servistes pa'nada mami / y al zafacón yo te eché. Echa, camina, apártate de mí vera / apártate de mi lado.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
600

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Política fiscal para el crecimiento y la equidad, excepto en Colombia (I)

Cuentas de MinHacienda no cuadran con las del FMI

Cuentas de MinHacienda no cuadran con las del FMI

Los venezolanos: el papayazo perfecto

Los venezolanos: el papayazo perfecto

El recuerdo de un grande