Cali amanece revoloteada como sede de la COP16

Cali, la elegida, amanece revoloteada como sede de la COP16, mientras la oposición se muerde los codos

Muchos se burlan de los postulados ambientales de Petro en escenarios internacionales, pero con su designación, Cali será epicentro del Pacífico en el mundo

Por: Lizandro Penagos Cortés
febrero 23, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Cali, la elegida, amanece revoloteada como sede de la COP16, mientras la oposición se muerde los codos
Fotografía: Canva

Debió generar cierto escozor en la abyecta oposición rola –no en la sensata– que el presidente Gustavo Petro escogiera a Cali como sede de la COP 16, la cumbre mundial de biodiversidad que se realizará en la capital vallecaucana a finales de octubre. Pero no han dicho ni mu. Y es lógico.

Ella, rancia y centralista desde cualquier punto de la geografía nacional, se ha venido burlando de los postulados del primer mandatario ante los escenarios del mundo sobre todo lo relacionado con el medio ambiente y solo registra el costo de los viajes, pero no los beneficios de su política internacional.

Es otro logro de Petro, que en la cumbre internacional de cambio climático (COP 28) realizada hace dos meses en Dubai, convenció a la comunidad internacional de realizarla en uno de los lugares más biodiversos del mundo: el pacífico colombiano, cuyo centro poblado más importante es Cali.   

Los delegados de la ONU aseguraron que, de las diez ciudades postuladas, Bogotá y Cali cumplían con todos los requisitos logísticos y de infraestructura. Solo dependía de Petro la decisión y esta fue coherente: “Quería una sede con una diversidad no solo natural sino humana”.

Agregó que la ciudad tiene un mestizaje excepcional, que es la puerta de entrada a una riqueza cultural y natural invaluable; y que tiene con este evento y los 12.000 visitantes que se esperan, la posibilidad de crear un nuevo pacto social tras los padecimientos del estallido social de hace dos años.

De modo que tanto el gobierno de Gustavo Petro como la alcaldía de Alejandro Eder tienen ocho meses para preparar todos los detalles necesarios para que Cali vuelva a figurar en el panorama internacional y se erija como epicentro del andén Pacífico del mundo, despensa biodiversa del planeta.     

Por cuenta de esta designación, ahora sabemos que en Colombia hay más pájaros por metro cuadrado que bandoleros hubo apodados igual, en la aciaga época llamada La Violencia y que ya nadie sabe dónde comenzó, ni cuándo terminará.

Birds of Colombia (2021), Aves de Colombia, es un hermoso libro que recoge toda la riqueza de nuestra fauna emplumada y por supuesto, lo realizó una empresa extranjera, que recopila los comportamientos, ubicación, distribución geográfica y nombre científico de algunos de nuestros pájaros, con fotografías que confirman la espectacularidad de lo sencillo, de lo simple, de lo natural y lo bello.

Y ojo con este dato, un habitante de Cali ve más pájaros mientras espera el MIO, que una persona en un parque de los Estados Unidos. También, un campesino de cualquier vereda del suroccidente o un secuestrado en cualquier punto de las mismas montañas.

Colombia es el segundo país del mundo con mayores niveles de biodiversidad, después de Brasil. En promedio, una de cada 10 especies de fauna y flora del mundo habita en nuestro país y no lo sabemos, no las conocemos del todo y, por ende, no las cuidamos y menos las disfrutamos.

| También le puede interesar: La exministra de Cultura que fue clave para que Cali se llevara la COP16

Quibdó es solo un poco menos lluviosa que Cherrapunji, en la India, la ciudad más lluviosa de la tierra. Todo el cordón Pacífico ha sido marginado y olvidado históricamente y su riqueza extraída, pero no explotada en los términos adecuados.

El país cuenta con el mayor número de especies de colibríes del planeta, de mariposas diurnas del mundo -que no son pájaros, pero vuelan- con 3.500 especies. El mariposario del Zoológico de Cali es un espectáculo y en cualquier restaurante del kilómetro 18 hay más colibríes que en toda La Calera de Bogotá.

Y de culebras ni hablar, hay más en cualquier patio trasero de la zona rural de Buenaventura que en un serpentario de Nueva York. Y en cuanto a micos ni se diga, tiene más el Chocó que todos los colgados en la gaceta del Congreso de la República. De lagartos y otras especies, como ratas y delfines, dan cuenta las zonas selváticas y boscosas de Cauca, Valle, Nariño y Chocó.   

En cuanto a vertebrados terrestres, Colombia ocupa el tercer lugar en la escala mundial, con 3.347 especies, de las cuales 1.815 son aves, que constituyen el 20% del total de aves del mundo. La ilusión como los pájaros tiene alas y eso las sostiene. Bueno, hasta hace poco hubo cóndores en los Farallones de Cali y en la cordillera central que conforman el valle geográfico del río Cauca.

Pero ahora solo queda, y más en Tuluá, el recuerdo nefasto de León María Lozano, alias el Cóndor, y la novela del nunca insepulto Gustavo Álvarez Gardeazábal: Cóndores no entierran todos los días (1972).

Existe una Asociación Colombiana de Ornitología que eclosionó en 2002 con 106 miembros fundadores que tiene como fin incentivar el estudio científico y la conservación de las aves de Colombia mediante la publicación de la revista Ornitología Colombiana. La idea surgió en el XIV Encuentro Nacional de Ornitólogos en Leticia, Amazonas, realizado en octubre de 2001.

También hay un sinnúmero de grupos que se fascinan viendo pájaros (no de los que ustedes se imaginan o Gardeazábal, aunque algo de voyeristas han de tener sus afiliados) en la zona rural de Cali, conformada por quince corregimientos que pocos conocen y menos, recitan sus nombres de memoria.

El caso es que a cada pajarillo le gusta su nidillo, aunque algunos tienen buena jaula, pero malos pájaros. Pero me estoy volando del tema. Hemos aprendido a volar como los pájaros, pero no reconocemos su belleza, el inmenso placer que brinda su canto y su colorido.

Si no es el apresamiento es su comercio ilegal, si no es su persecución es el peligro de su extinción. Ellos cantan sin canciones y componen sin ideas y muchos siguen creyendo que vale más uno en mano que cien volando.

La naturaleza sería muy triste si solo cantaran los pájaros que mejor lo hacen o volaran los más lindos y coloridos. Bien vale la vida y la libertad de un cucarachero o un chamón, un cuervo y hasta la de un gallinazo, por el simple placer de verlo libre.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Talento Visible:

Talento Visible: "¿Y vos por qué creés que no puedo ser gerente?"

Nota Ciudadana
Trujillo, en el Valle del Cauca: la capital de los versos

Trujillo, en el Valle del Cauca: la capital de los versos

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--