En Cali debería existir un carnaval y no una feria

“La feria no le pertenece al pueblo, ni a los habitantes de la ciudad: le pertenece a una entidad dedicada al negocio de eventos llamada Corfecali”

Por: Gabriel Francisco Cataño Nieva
Enero 09, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
En Cali debería existir un carnaval y no una feria
Foto: www.radiocomunicate.com

La feria de Cali no existe. Lo que en días pasados Corfecali organizó como una feria –surgida como atenuante de la tristeza que embargaba la población después de la explosión que sacudió la ciudad en 1956– no cumple con los parámetros de una feria: no hay exposición alguna de maquinaria o productos agrícolas, no hay muestra ganadera, equina o aviar y no hay conferencia alguna sobre estos temas. No existe un coliseo ferial en el que se exhiban productos de un determinado ramo industrial o comercial para su promoción y venta. Esta feria, del siglo XXI no existe.

Lo que hace varios años se estila dentro de la presunta Feria de Cali, es una venta de servicios de diversión y celebración; a todo ello se le debe llamar ‘Carnaval de Cali’; carnaval que la idiosincrasia del caleño, festiva y lúdica, ya hubo de crear entre los años 1922 y 1936 en donde el espíritu caleño aparecía en las carnestolendas como manifestación popular que unía las diferentes clases sociales; además de los extraños que visitan la ciudad, en la última fiesta del año que se realiza en Colombia, la cual se lleva a cabo en Santiago de Cali, Capital de la Alegría.

Así las cosas, lo popular se encuentra excluido de este evento de celebración, pues la feria no le pertenece al pueblo, no le pertenece a los habitantes de Cali; le pertenece a una entidad dedicada al negocio de eventos llamada Corfecali, que como extensión del municipio no apropia una política cultural coherente, pues no es coherente la directriz del burgomaestre de turno con respecto a la cultura caleña y todos podemos ver la manifestación de las culturas de Cundinamarca, Antioquia, Nariño, Chocó, y del Eje Cafetero, pero de la cultura caleña, poco, muy poco. Atención, ya lo han dicho otros, la salsa no es la única manifestación cultural del caleño.

PUEBLO Y DINERO FERIA DE CALI

De otro lado, las administraciones municipales con alcalde abordo, para referirme a las últimas en este siglo XXI, se convirtieron en tratantes de la cultura negra, si señor así como suena, tal cual se estilo en la colonia: la política cultural a nivel de la administración municipal es vender la cultura del hombre y la mujer negra y entonces se le etiqueta nuestra ciudad como Ciudad Pacifica. Es decir, aquí se vende la cultura de la raza negra (Petronio, Mercedes Montaño, Encuentro Afro, Día del Pacifico) y es claro para nosotros reconocer la cultura del afrocolombiano (los afrodescendientes se encuentran en África), debido a la situación geográfica de nuestra ciudad capital dentro de la cuenca del pacifico. Esto es resultado de las consabidas Industrias Culturales, un vil comercio de la cultura humana. Que candidato a la alcaldía o al concejo municipal o a las Jal, posee en su programa esta bandera…? ¿La Cultura que posee Santiago de Cali, es una cultura, donde solo se manifiestan los afrocolombianos?

CALI VIEJO 1922

La cultura caleña es mucho más amplia que solo el bailar salsa, y poseemos un festival mundial de salsa, a donde no asisten a concursar participantes del mundo (Solo el evento recibe dinero, las escuelas de salsa no); tenemos una muy alta producción de cine, con un festival de cine que salta matojos en cada administración para su realización; poseemos una muy buena posición en lo teatral con 10 Salas de Teatro concertadas; y un festival de teatro muerto después de que trajeran sus organizadores al teatro Odín, de Dinamarca, que los dejó endeudados…. el Festival Popular de Teatro Vivo Callejero, creado por el Concejo de Cali en el 2010, no recibe una apropiación presupuestal necesaria para lo exhibitorio, ni para la pedagógico; cuánto recibe el Petronio, el mercedes Montaño y claro se lo merecen; pero son mucho más las manifestaciones artísticas populares: música popular y urbana, danza folclórica, clásica y popular, pintura clásica y costumbrista, una gastronomía propia de Cali: champús, masato, tamales, empanadas, fiambre… el paseo a siete de los ríos que atraviesan nuestra ciudad, la visita a los más de 20 humedales, los cerros tutelares de las Tres Cruces, Cristo rey, Cerro de la Bandera, San Antonio, Loma de la Cruz… ¿y usted que es de Cali o lleva muchos años echando raíces en Cali, puede reconocer otras manifestaciones de la cultura caleña?
Un alcalde, un concejal y nosotros mismos como electores de nuestros representantes ante las oficinas gubernamentales, debemos mirar este lado del desarrollo de la ciudad y apuntar en la dirección correcta: exaltar la vida de la ciudad acompañados de la gracia legendaria del caleño en el marco de una interculturalidad que no podemos desconocer. Debe ser política pública una distribución equitativa de los recursos que surgen de nuestros bolsillos como pago de impuestos. Es nuestra plata la que sostiene la administración local, y la política cultural que implementa y no nos sentimos representados en la política cultural que se ejecuta.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
4235

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La salsa caleña, un diamante para la industria mundial del entretenimiento

La salsa caleña, un diamante para la industria mundial del entretenimiento

Tambalea el emporio de comedores escolares y penitenciarios de Noel Rodríguez

Tambalea el emporio de comedores escolares y penitenciarios de Noel Rodríguez

Nota Ciudadana
La Feria de Cali no existe, es un carnaval

La Feria de Cali no existe, es un carnaval

Nota Ciudadana
La Feria de Cali ahora parece la feria de la élite del club campestre

La Feria de Cali ahora parece la feria de la élite del club campestre