Expedición Avina -

Cacería de huevos de tortuga en el Caquetá

Por:
diciembre 01, 2014
Cacería de huevos de tortuga en el Caquetá
Fotografía: Camilo Rozo

-Empecé a venir a esta región hace 40 años. Venía los veranos a cazar tortugas. Eso en ese tiempo era un comercio grandísimo. Nos íbamos por allá a las playas en Araracuara y cada cazador, cada negociante, cogía sus 70, 80 mil tortugas. Los patrones las pagaban muy bien. Eso era un dineral en ese tiempo.

-¿Y qué hacían con ellas?

-Las echaban para Barranquilla y dicen, dicen porque a mí no me costa, que las vendían en el extranjero.

-¿Y qué pasó después. Por qué cambió?

-En una ocasión yo venía con unas 35 mil bichitas y me cogió el ejército, me tuvieron preso 8 días y me soltaron. Pero yo ya me había enamorado de estas tierras. Me quedé por aquí y ya llevo 30 años dedicado a la agricultura. Prácticamente aquí moriré.

-¿Pero me refiero a qué fue lo que pasó para que usted se dedicara a cuidar las tortugas?

-Pues yo creo que a raíz de esa época fue que me vino la inquietud. Los indígenas las cazan mucho y cada que hay verano la gente se come los huevos, que son muy sabrosos. Se hacen tortas, dulces, se comen asados, cocinados. Y ahora último que están tan descuadrados los tiempos en el verano los huevos se mojan con las lluvias y se dañan. Ya prácticamente está extinguido el animalito. Pues resulta que hace unos ocho años me encontré 3 camadas. Los huevos ya estaban prácticamente cuajaditos. Se les veía el animalito adentro. Y se me dio por traerlos… Los incubé. De los 60 ó 64 huevitos prácticamente nacieron todos. Una paradoja porque ahora que les he ido descubriendo los caprichos nunca me nacen todos. Y nacieron. Y los vi y ahí le cogí amor a los bichitos. Seguí haciéndolo.

-¿Y cómo es el proceso?

-En la época que las charapitas salen a poner sus huevos salgo bien temprano, tipo 8:00 o 9:00 de la noche. Si uno sale tarde ya al otro día no encuentra nada. Se los comen los animales silvestres o la gente. Bueno, salgo temprano en la noche. Con una linterna voy siguiendo las huellas en la arena de las playas y las voy recolectando con un procedimiento que me inventé. Pongo las camadas en ollas con arena a 20 centímetros de profundidad. Eso lo aprendí viendo cómo lo hacen las mamás. Y me vengo. Una noche que uno consiga 100 - 150 huevitos es una belleza de noche. Llego bien temprano y paso los huevos a un incubadero que yo mismo diseñé. Me atrevo a decir que en ocho años de experiencia un 90-95% de los huevos que incubo son positivos. Se demoran 65 días empollándose (SIC).

¿Y qué hace después de que las tortugas nacen?

-Al comienzo las liberaba prontico, apenas nacían. Ya después fui entendiendo que tenía que demorarlos, ir demorándolos porque tan bebés en la época de creciente se pierden o los animales silvestres se los comen. Ahora libero camadas de 2 años de edad en el mes de septiembre, cuando ya han pasado todas las crecientes.

-¿Cuántas tortugas en promedio está liberando?

-No, no sé. Este año tenía 650 en los estanques pero ya no tengo más espacio. Y las más pequeñas se me morían aplastadas por las grandes. No tengo mucha más capacidad y necesitan más espacio. No sé exactamente cuántas estoy liberando.

-¿Don Arcesio, y alguien le paga por hacer esto?

-No, nadie. La inquietud, ya le conté dónde están las raíces de eso.

 

Luis Arcesio Alvino.
Laguna de Potreros, Solano Caquetá.

 

 

-Publicidad-
0
650
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Frailejón: vulnerable, persistente y cuidador

Frailejón: vulnerable, persistente y cuidador

Nota Ciudadana
El encanto del Caquetá se desvanece ante la deforestación

El encanto del Caquetá se desvanece ante la deforestación

Nota Ciudadana
El gobierno nacional continúa desconociendo la autonomía territorial

El gobierno nacional continúa desconociendo la autonomía territorial

Nota Ciudadana
Con bebés robots el alcalde de Florencia inicia la guerra contra el embarazo adolescente

Con bebés robots el alcalde de Florencia inicia la guerra contra el embarazo adolescente