Bronx: escalofriantes secretos de una temporada en el infierno

El testimonio en que se basó la Fiscalía para ejecutar la toma del Bronx e ir tras los torturadores de dos agentes del CTI que penetraron a la temible 'olla'

Por:
junio 04, 2016
Bronx: escalofriantes secretos de una temporada en el infierno

El pasado 25 de mayo la Fiscalía interrogó por varias horas a un hombre que decidió aportar todo lo que sabía sobre el Bronx. No se trataba de cualquier fuente, era un hombre inteligente, con buena educación y que por los azares de la vida conocía como pocos las entrañas de ese infierno por el que trasegaba desde hace más de siete años. Meses atrás, dos agentes del CTI que se hicieron pasar por indigentes habían sido descubiertos, capturados y torturados por las mafias del Bronx, por lo que conseguir información precisa sobre el interior de la más temible olla del país era una misión imposible. Con lo que aporto el hombre y lo que alcanzaron a documentar los agentes encubiertos del CTI, se planeo el operativo de toma y copamiento  final del Bronx por parte de la fuerza pública.

Estos son apartes del extenso y descarnado relato hecho por el informante:

 Cómo se opera en el Bronx

«El Bronx está ubicado en los alrededores del Voto Nacional, al lado del Batallón Militar de la Caracas con calle 10° en el Centro de Bogotá. Conozco el lugar aproximadamente hace 7 años, desde que laboro allí teniendo diferentes trabajos dentro administrando negocios. He trabajado para todas las bandas que se mueven ahí. Voy al Bronx todos los días en horas de la mañana y salgo a horas de la madrugada, la última vez que estuve allí fue ayer a las 10 a.m. Conozco las bandas que operan ahí, el tráfico de drogas y he visto cómo secuestran a la gente, cómo los torturan, se cometen hurtos, violaciones y trata de menores, hay oficinas de cobro, oficinas de sicariato, juegos ilegales, robo de servicios públicos, tráfico de armas, allí se compra todo lo robado, estafas, secuestro expres, desguazan las partes de los carros…«

«La banda más grande se denomina ‘Mosco’, le sigue ‘Manguera’ que a su vez es dueña de ‘Escalera’. Después está ‘Nacional’ y también está ‘América’ y ‘Morado’. El líder de Mosco es alias Mosco que creo estaba en la cárcel, se rumora que le dieron casa por cárcel por una enfermedad terminal. En este momento el jefe es alias ‘Tocayo’ y los encargados alias ‘Macario’ y el ‘Cura’. En Manguera los importantes son alias ‘Piro y Conga’. Y los dueños de Nacional y América son Víctor, Carlitos y Julian Escobar, son hermanos. Se encargan de vender droga al por mayor y al menudeo, el fuerte de Mosco es vender bazuco, por ejemplo en “bombas” que son 100 dosis, estas son vendidas a otras “ollas” de dentro y fuera de Bogotá. Al menudeo las “bichas” a mil doscientos pesos y la “bolsa” que es dosis doble cuesta dos mil pesos. Mosco es el que más vende, un promedio de 60 a 70 millones de pesos diarios entre semana de sólo bazuco, pero el fin de semana vende entre 120 y 130 millones de pesos. Lo sé porque he estado con gente de finanzas cuando hacen las cuentas, he estado presente cuando cuentan la plata en efectivo. La otra vez la Policía les robó 52 millones de pesos en monedas que llevaban en una “zorra”.«

«Víctor Escobar de la banda Nacional es un asesino a sueldo. Cada vez que se siete en peligro ha mandado matar. El 24 de diciembre de 2015 mandó matar a unos miembros de una olla de micro tráfico de Ciudad Bolívar, fueron tres personas que en las noticias denominaros como ‘Guerra de los niches’. Fueron muertes por territorio, porque Víctor tiene una olla allá y piensa apoderarse de las ollas del sur y de Soacha. Otro caso fue cuando el equipo de fútbol Santa Fe Salió campeón la última vez, por una apuesta que ganó y no le pagaron: mandó matar al perdedor en el barrio Danubio Azul, también salió por la prensa. Víctor le dio la orden a su sicario personal que le dicen “el Flaco”. Le pegó cuatro tiros. Esa muerte la celebraron allá en el Bronx ».

El armamento y el secuestro expres

«Las bandas también comercializan armas tales como revólveres, pistolas, sub-ametralladoras (la que más circula es la mini ingram y fusiles, el AK-47 que la prohibió las Naciones Unidas. Hay granadas de fragmentación que los Sayayines (encargados de la seguridad) y otros miembros de las bandas portan en los chalecos antibalas que también se comercializan en la modalidad de compraventa con gente del llano que son reinsertados y bandas criminales.«

«Se lucran también del secuestro ‘expres’ cuando va gente de ‘bien’ a consumir bazuco. Cuando a estas personas se les acaba el dinero y ya han vendido todas sus cosas personales como celulares, joyas, ropa, entonces ellos optan por fiarles pequeñas cantidades y como eso es por horas que le fían a usted a 50 mil pesos pero como no ha salido de este sitio, le piden los números telefónicos de los familiares y llaman pidiendo sumas de tres o cuatro millones de pesos que si en un determinado tiempo no llevan ese dinero al centro, la persona que se encuentra allí no puede salir del Bronx hasta que paguen el rescate. Recuerdo el caso de un ingeniero de INVIAS que lo secuestraron de ese modo y le sacaron 10 millones de pesos.«

«También se lucran de la prostitución de menores. Compran lo robado y tiene sicarios a disposición de quien lo necesite. La organización de ‘Manguera’ se lucra de la venta de bazuco, marihuana, droga sintética, tiene varias tiendas donde maneja el negocio de las maquinas traga monedas, tiene residencias que usan para prostitución de menores y tiene bandas para cometer delitos en la ciudad.«

«Víctor Escobar de la banda Nacional es un asesino a sueldo. Cada vez que se siete en peligro ha mandado matar. El 24 de diciembre de 2015 mandó matar a unos miembros de una olla de micro tráfico de Ciudad Bolívar, fueron tres personas que en las noticias denominaros como ‘Guerra de los niches’. Fueron muertes por territorio, porque Víctor tiene una olla allá y piensa apoderarse de las ollas del sur y de Soacha. Otro caso fue cuando el equipo de fútbol Santa Fe Salió campeón la última vez, por una apuesta que ganó y no le pagaron: mandó matar al perdedor en el barrio Danubio Azul, también salió por la prensa. Víctor le dio la orden a su sicario personal que le dicen “el Flaco”. Le pegó cuatro tiros. Esa muerte la celebraron allá en el Bronx.»

Los sayayayines

«Los sitios son vigilados por personas denominadas “sayayines” o “sayas” que son los que les pagan las bandas para protegerse de otras bandas. Los dotan de armas cortas y largas, se encargan del ingreso de personas a la calle del Bronx, de requisarlos, también se encargan del orden. Ellos se reparten en turnos de 24 horas. ‘Mosco’ tiene entre 20 y 25 sayas por cada turno. Se hacen estratégicamente en casas, para poder vigilar la zona hacia afuera tienen cámaras de seguridad para tener referencia de la policía, saber quién entra y quién sale. Se encargan de cobrar a los consumidores que deben, se encargan de intimidar a los que no pagan, son los que hacen todas cosas delincuenciales, se encargan de secuestrar, comprar armas y de cuidar la mercancía.«

«Toda la calle del Bronx está vedada para la fuerza pública, no puede entrar policía, Defensoría del pueblo, nada que tenga que ver con el Estado. Puede entrar cualquier tipo de persona que vaya a consumir droga o por un servicio de prostitución infantil, siempre que venga recomendado por alguien o conocido de ellos. Hay tres entradas a la calle del Bronx, una por la calle diez y dos por la novena. En esas entradas se paran los 'sayayayines' y se encargan de requisar a los que van a ingresar antes sobre esas calles se paran personas denominadas ‘campanero’ que a su vez con señas o con un pito le avisan a los sayas si son sospechosos o si pueden ingresar a la calle del Bronx.«

«Son más o menos 150 sayas repartidos en diferentes turnos. Hay dos mujeres que hacen parte y trabajan como ‘satélites’ fuera del Bronx que por medio de celular o radio le están informando a los otros sayas cómo está en los alrededores. Todos portan armas y el tipo depende de la antigüedad en la organización, los más antiguos llevan fusiles AK47 y sub-ametralladoras. Por ejemplo alias ‘Pollo’ que es saya jefe porta chaleco antibalas, fusil, sub-ametralladora, granadas, pistola y cuando está de turno se viste como un militar, con prendas camufladas.«

«Ellos son los amos y señores, tiene facilidad para moverse por todo el sector que controlan y pueden entrar a todos los inmuebles a la hora que quieran. Todos los negocios tienen orden de dejarlos entrar a la hora que sea ya por seguridad o para sacar a alguien que no haya pagado. Prestan seguridad de manera estratégica, desde lo alto en las terrazas o desde lo oculto en las entradas.»

El centro de tortura

«Es el edificio que le llaman ‘Morado’ que es de cuatro pisos, es esquinero, ubicando entrando al Bronx a mano derecha, sobre la carrera 15Bis con calle 9ª en la entrada a la L. Funciona como centro de tortura. Ahí es donde tienen perros entrenados para atacar a las personas. Ahí es donde desmembran a las personas, utilizan herramientas como machetes, cuchillos. El que manda en ese edificio es alias ‘Caballo’ que es el encargado de esas tareas de desmembrar. El edificio está totalmente deteriorado, no hay luz, incluso en el día es casi imposible ingresar por la oscuridad, fuertes olores y escombros en el piso.»

Los dos agentes del CTI torturados

«Recuerdo un caso importante que lo hizo la organización de ‘Mosco’, fue el secuestro y tortura de los funcionarios del CTI. Ese día yo me encontraba presente cuando vi que a dos funcionarios del CTI los detuvieron y los entraron a la casa denominada ‘Amarillo’. Le dicen Amarillo porque su fachada muestra ese color, con aspecto deteriorado. Es de cuatro pisos y en cada piso tiene cuatro habitaciones divididas con triple y son utilizadas para el consumo de drogas, en el tercer piso es la oficina de alias ‘Macario’ y alias ‘el cura’. Ahí tiene caletas de droga y armas, también lo utilizan como centro para torturar personas. Y es donde guardan armas para la seguridad de ‘Mosco’, guardan droga para la venta del día (por bombas) y lo usan para torturas y secuestro express. Está custodiado por 6 a 8 personas armadas. Adentro esta ‘Macario’, jefe de los ‘sayas’ cuidado por 5 personas armadas con mini uzi y fusiles AK-47. Se comunican por radio punto a punto, se deben pasar tres filtros armados para acceder a ‘Macario’. El ingreso al inmueble se hace por la puerta metálica que está en el centro del edificio. Tienen adecuado un sector como armerillo para colocar sus armas, chalecos blindados y otros elementos de guerra. Hay dos patios traseros, uno de ellos tendría piso falso donde almacenan dinero, drogas y armas. Por la parte de atrás colinda con el Edificio del Ejército. En esa parte de atrás se esconden los ‘sayas’ cuando llega la policía, y tiene comunicación por los techos con los otros edificios.»

Sobre la prostitución de niños

«Con respecto a la prostitución de menores conozco cómo enganchan a los niños y la encargada de hacer esto, se llama Sonia Amezquita, ella tiene un puesto denominado ‘Bareque’ allí dentro y es donde concentran a la mayoría de los menores de edad entre 9 y 17 años. Ella les vende droga, en su mayoría van a consumir marihuana, ella les hecha unas gotas conocidas como “coconuban” sustancia que hace que los menores dobleguen su voluntad y cumplan las ordenes que ella quiere, después se los entrega a la seguridad del ‘Mosco’, que a su vez opta por violarlas o drogarlos más cuando los menores vuelven en sí. Ya están drogados con bazuco y es cuando se vuelven dependientes. Los de la banda del ‘Mosco’ les dicen ‘ustedes se gastaron 300 mil pesos’ o más y los niños se asustan al verlos armados. Y para pagar esa deuda tiene que prostituirse, y se vuelven dependientes del bazuco y luego no quieren salir hasta el punto de llegar a la indigencia.«

«El flujo de los menores es relativo, por lo menos entre semana, se ve un promedio de 150 menores en un solo sitio y un fin de semana un rango de 300 niños y niñas. Los “sayas” les prohíben entrar con prendas escolares. Los menores entran a los sitios conocidos como ‘billares’ que eso hace parte de ‘Mosco’, es un local grande, la fachada es azul, tenía unas bolas de billar pintadas en la pared, hoy es azul. Los clientes habituales son menores de edad, durante las 24 horas, recuerdo que para el mes de diciembre de hace un año, una muchacha de 14 años murió de sobredosis, ella no quería estar con los de seguridad y de la sobredosis murió. La gente de ‘Mosco’ la entregó a la Policía que en ese tiempo prestaba servicio a las afueras del Bronx. Ellos la echaron en una panel y la llevaron para Medicina Legal. También he visto como entregan a los menores a los clientes para mantener relaciones sexuales en las residencias que quedan al frente. Servicios sexuales por 40 mil pesos. Creo que es por las redes sociales donde ofrecen los servicios. También entre menores se forman bandas que se desafían en las redes sociales y se citan en el Bronx, la seguridad en algunas ocasiones les permite el enfrentamiento, lo que llaman darle ‘pista’, para efectuar esa pelea y así entre ellos hacen apuestas de dinero, generalmente se presentan lesiones graves.»

La compra de la Policía

«Respecto a cómo la gente de las bandas evade a las autoridades me consta que le pagan a policías de la Estación de la 24, para que suministren información si en el sector están operando policías de inteligencia, si les están haciendo seguimientos, para que la Policía no pida documentos y no verifiquen los carros. Todas las bandas pagan su cuota aparte. La banda el Nacional le paga 450 mil pesos semanales a dos patrulleros, he visto que se han metido en moto a cobrar hasta la L, el acuerdo es se les paga y dejan trabajar y es así como logran pasar desapercibidos.»

-Publicidad-
0
55731
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
“Casi me decapitan”, víctima de Trata de Personas

“Casi me decapitan”, víctima de Trata de Personas

Nota Ciudadana
El nuevo Bronx de Bogotá

El nuevo Bronx de Bogotá

Nota Ciudadana
En el Bronx hasta los policías se acostaban con niñas

En el Bronx hasta los policías se acostaban con niñas

El piloto de American Airlines que vivía en El Bronx

El piloto de American Airlines que vivía en El Bronx