El regreso de Gustavo Bolívar al reino de sus narconovelas

Interpretó como nadie el mundo de la mafia y ahora, hastiado de las trampas, mentiras y corrupción de la política, producirá unas telenovelas ganadoras

Por:
octubre 28, 2022
El regreso de Gustavo Bolívar al reino de sus narconovelas

Hubo un momento en el que Gustavo Bolívar pensó que lo único que le quedaba por hacer era irse de Colombia y hacer fama en Hollywood. Entonces era el rey de la televisión. En el 2011 su libro, Sin tetas no hay paraíso, había vendido un millón de copias y había sido traducido a 16 idiomas. Equivocaciones en el contrato con Caracol, la adaptación televisiva no le dejó la fortuna que esperaba. Lo que si le dio billete fue buena plata fue el Capo, y las cuatro temporadas del remake del libro en Telemundo. Entonces, cuando abría los grifos de su casa, salía un torrente de dólares.

Pero detrás de todo sus libros y telenovelas había guardada una carga de irreverencia, de rabia contra el establecimiento contra el poder establecido que de pronto encontró otra ruta de desfogue: la política. Y un personaje que admiró con pasión: Gustavo Petro.

Lo dio todo, tiempo y billete. Y se arriesgó a fondo. Antes de decidirse postularse para el Senado las críticas recaían sobe él por haber contaminado  la televisión con sus narconovelas. Ahora no lo bajan de indio, de apoyar la violencia de las Primeras líneas, de provocar suicidios como ocurrió con el escándalo alrededor de la muerte del hijo del actor Bruno Díaz.

Decidió no cobrar los $ 34 millones mensuales de su salario de congresistas. Pero ni eso bastó para aplacar las críticas en algunos sectores porque en otros su acogida lo llevó a que Gustavo Petro lo escogiera para ser el primer renglón de la lista del Pacto Histórico; sin embargo,  aunque ha sido prudente, no esconde su decepción con la bancada de sus copartidarios y las transacciones del Presidente con la vieja clase política y sus triquiñueñas contra la que Bolivar se ha enfrentado.

Todo esto lo ha llevado a plantear su regreso a lo que más le gusta, a su primera pasión. Escribir.

Tenía diez años, en 1976, cuando su papá, un hábil curandero con conocimientos médicos que había creado un ungüento para curar las venas várices, murió  a los 53 años. Una cirrosis hepática, producto del consumo indiscrminado de aguardiente, lo mató; mucho aguardiente. Pensar que en algún momento este hombre había tenido tanta plata que incluso le dio por montar emisora en su tierra, Garzón, Huila. De allí a que Gustavo Bolívar crea que sus primeros libretos estaban pensados para radionovelas.

Gustavo Bolivar quemó sus naves para respaldar el proyecto político de Petro

Su mamá, Carmen, sola dejo  Girardot, lugar originario de los Bolívar, para trasladarse con sus seis hijos al  barrio Quiroga en Bogotá. Sus conocimientos básicos de enfermería le sirvieron para continuar con el negocio del marido mientras entre los hijos se cuidaban y le ayudaban a conseguir los ingredientes para el ungüento: miel de abejas y crema de cordero que mezclaban en una batidora. Gustavo arrancó a trabajar a los doce años vendiendo  gorras, bocinas y banderas de Santa Fe en el Campín. Se trasladaron a una casa mejor en el barrio La Gaitana, en Suba. Cuando pudo compró el letrero del bus que señalaba el destino de su barrio, y lo entronizó como un tótem en su estudio, buscando alimentar con éste su inspiración.

Bolívar ha sido un vendedor innato. Un verbo arrasador. Con 16 años, en 1982, vendía brilladoras y aspiradoras puerta a puerta.  El año en que Gabo ganó el Premio Nobel llevaría a que Bolívar con sus primeros sueldos comprara dos cosas que luego cimentarían su carrera: las obras completas de García Márquez, recién editadas por Oveja Negra, y una máquina de escribir eléctrica que, según él, sonaba como la propia metralleta. Sus vecinos lo odiaban. Fue su maestra del colegio en Girardot, Lucia Miranda, quien le enseño a escribir, a quien sigue hasta el dia de hoy buscan. Ya no cree que la podrá encontrar.

Todo llegó muy rápido. En décimo grado su novia y él quedaron embarazados. Todo llegó muy rápido, a los 45 ya era abuelo. Use entusiams con Luis Carlos Galán y escribe la novela El Candidato. Lo conmueve el escándalo de Diomedes Díaz y la muerte de Doris Adriana Niño, entonces Bolívar batea de hit, y aunque el libro venía envuelto en unos rumores bastante malucos –y al parecer legítimos- de plagio,  y escribe el Cacique y la diosa fue un hit cuya adaptación por el canal  Caracol a la telenovela Diomedes Díaz le dejaría buena plata. Se propuso entonces escribir una gran novela sobre el narcotráfico, sobre las perversiones estéticas de una cultura tan aplastante como la traqueta, y resultó Sin tetas no hay paraíso.   La rechazó su primer editor no le gustó el título

-¿Cómo se te ocurre poner tetas en un título?

En esos años acababa de terminar de escribir la primera temporada de Pandillas guerra y paz, la serie juvenil más vista a principios de este siglo.  A regañadientes su editor decidió lanzar 300 libros. Uno de ellos le llegó a Julio Sánchez Cristo quien lo leyó de un tirón y decidió llamarlo. Después de la entrevista en la F.M, el éxito del libro se disparó. Dos millones de copias vendidas, traducida a 16 idiomas. Varias adaptaciones.

Bolivar disfrutando del éxito de Sin tetas no hay paraíso

Bolívar es una máquina de hacer historias. Desde que en 1999 Gustavo Bolívar escribió un capítulo de la serie Unidad investigativa donde narraba el asesinato de Luis Carlos Galán, su héroe, en la Plaza de Soacha el 18 de agosto de 1989, ha escrito 2.000 libretos. Los temas son variados: 250 capítulos de la Unidad Investigativa; 430 de Pandilla y paz; 270 de El Precio del Silencio; 240 de Me amaras bajo la lluvia; 26 de Sin tetas no hay paraíso; 170 de Sin senos no hay paraíso; 140 de Los Victorinos; 30 de las Victorias y 90 de El Capo.

Estaba camino a concretar su sueño de ser un guionista exitoso en Hollywood pero tiene productoras en Miami tan potentes Once upon a times creada en el 2015, esperándolo. El desencanto de la política será su nuevo disparador creativo y muy seguramente el tema de mafiosos y corruptos le abonará la imaginación.

-.
0
3400
Mario Mendoza e Isabel Allende: los escritores que mas vendieron libros en el 2022

Mario Mendoza e Isabel Allende: los escritores que mas vendieron libros en el 2022

La terrible muerte del mejor dibujante de retrato hablado que tenía la Fiscalia

La terrible muerte del mejor dibujante de retrato hablado que tenía la Fiscalia

El medicamento danés inventado para la diabetes que resultó ser una panacea para adelgazar

El medicamento danés inventado para la diabetes que resultó ser una panacea para adelgazar

Los poderosos que buscaban sacar a Lula de la presidencia de Brasil

Los poderosos que buscaban sacar a Lula de la presidencia de Brasil

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus