Bolívar nos dio la libertad y los políticos no han sabido qué hacer con ella…

Una pertinente reflexión a propósito de los comicios que se llevarán a cabo el 27 de octubre del presente año para elegir gobernadores, alcaldes, concejales, ediles, etc.

Por: Mauricio Arango
marzo 29, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Bolívar nos dio la libertad y los políticos no han sabido qué hacer con ella…
Foto: Leonel Cordero / Las2orillas

Es que los españoles criollos realmente no deseaban emanciparse de España, lo que querían era ocupar los cargos públicos reservados exclusivamente para los españoles peninsulares.

La idea de la independencia, traída por Bolívar a la Nueva Granada, en buena medida cimentada en la aversión personal que él le tenía a los españoles por haberle negado a uno de sus antepasados un título nobiliario, resultó ser la fórmula para que los políticos de entonces, elevados a la categoría de próceres por los historiadores que escribieron nuestra historia reciente, lograran hacerse a los cargos públicos y ostentar las dignidades a las que hasta entonces no podían aspirar siquiera.

La lucha fue de poder a poder: de dignatarios, funcionarios y notables españoles contra políticos, caudillos y líderes locales…

Y del pueblo, ¿qué? Del pueblo nada. Lo único que los “próceres” querían del pueblo eran sus votos y aún ahora esta es la realidad.

Al artesano santafereño o al campesino payanés lo mismo le daba pagarle los impuestos a la corona española que al gobierno de la naciente república libre. Los ciudadanos de las provincias de entonces tuvieron que seguir mendigando en Santafé en ese momento, como ahora en Bogotá, que los gobiernos miren las regiones, planeen obras de desarrollo y asignen los recursos necesarios.

Lo que pasa es que ya llevamos más de doscientos años en esto y la gente se cansó. Estamos hartos de políticos corruptos, del sistema diseñado para que nada funcione bien si algunos funcionarios no se benefician en forma personal.

Ya se nos llenó la taza con unas instituciones maleables y acomodaticias según el gusto y los intereses de los gobiernos de turno. Y nos “mamamos” de que en Colombia no haya Estado y de que cada cuatro años se nos cambien las reglas de juego al antojo de los vencedores de las elecciones.

El Estado es el territorio, la gente, la cultura, el idioma, etc., pero fundamentalmente es sus instituciones y aquí prácticamente no existen porque durante los últimos doscientos años los políticos no han sido capaces de sobreponerse a sus propios intereses y, pensando en los Colombianos, proponer la conformación de un Estado respetable, firme e intocable.

Que las rebatiñas se den entre los gobernantes y políticos de turno, que entre ellos se peleen los presupuestos para que sean sus actuaciones y sus logros los argumentos para que el pueblo los elija. Sin embargo, para eso necesitamos que las instituciones de control sean incorruptibles. Me pregunto, ¿lo son?

Una campaña electoral no debería costarle nada a un candidato si sus ejecuciones pudieran hablar por él. Bolívar nos dio la libertad y los políticos nunca han sabido qué hacer con ella…

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1290

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Era del cianuro en Colombia: insuficiencia cardiodemocrática

Era del cianuro en Colombia: insuficiencia cardiodemocrática

Nota Ciudadana
El fracaso de la 'ultraizquierda' colombiana

El fracaso de la 'ultraizquierda' colombiana

Nota Ciudadana
La política colombiana, una guerra de tronos

La política colombiana, una guerra de tronos

Nota Ciudadana
Unidad para avanzar en el Valle de Aburrá, una estrategia política con visión de futuro

Unidad para avanzar en el Valle de Aburrá, una estrategia política con visión de futuro