Bienvenidos a la segunda y aún más sórdida era de la "Seguridad Democrática"

¿Cuánto dolor más se puede soportar?¿Por qué ser colombiano es una condena tan dura?

Por: Jorge Ricardo Castañeda
enero 18, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Bienvenidos a la segunda y aún más sórdida era de la
Foto: Twitter @IvanDuque

En el discurso que dio Duque en la noche del atentado, la palabra "paz" no fue mencionada ni una sola vez. Sin embargo, la frase "combatir el terrorismo" la dijo alrededor de 11 veces, sin especificar realmente qué es o a qué se refiere. Todo esto sin siquiera mencionar algo sobre el asesinato sistemático de más de 450 líderes que a diario tenían que encarar la criminalidad, a lo que no creo que Duque se refiriera, pues lo obvió por completo, como si nada, y que fueron asesinados por el terrorismo que despreocupada pero decididamente omitió el "presidente" en su discurso de guerra.

Sí, terrorismo de encapuchados de bacrim, disidencias, paramilitarismo e incluso funcionarios de fuerza pública involucrados en aberrantes casos de falsos positivos —todos con financiación del narco o en el caso de falsos positivos con dineros públicos—, que llegan cualquier día en moto, como es habitual, a masacrar como en cualquier matadero. Al otro día de esto, solo salen un par de notas de prensa que ya no conmueven a nadie, lo cual es una infamia.

Ahora bien, el concepto paz evoca la idea de la finalidad de toda sociedad. El entendimiento en medio de la pluralidad, que consecuentemente desemboca en la armonía y convivencia. Por tal, las luchas se deben librar con miras a perseguir ese concepto que evoca la idea de paz, pues, de lo contrario, se estaría yendo a la guerra solo por la guerra, lo cual solo perpetúa el odio, la muerte, el dolor y la destrucción mediante la lógica del círculo, en donde realmente no se persigue nada más que la guerra. ¿Por qué? Porque la guerra es un negocio que en este mundo tiene precio y se paga caro y muy bien, sin importar el absurdo daño colateral.

Bienvenidos todos a la segunda y aún más sórdida era de la "Seguridad Democrática".

Me pregunto ¿cuánto dolor más se puede soportar? y ¿por qué ser colombiano es una condena tan dura? Mi solidaridad eterna, cargada de dolor, con todas las víctimas de las armas que se venden y de las conciencias que se compran.

-.
0
3143
Los duros fiscales que condenaron a Cristina  Kirchner

Los duros fiscales que condenaron a Cristina  Kirchner

Fernando Londoño, el guerrero de todas las horas y su batalla contra el silencio

Fernando Londoño, el guerrero de todas las horas y su batalla contra el silencio

La vida de lujo de la hija mayor de Hugo Chávez: una princesa en Manhattan

La vida de lujo de la hija mayor de Hugo Chávez: una princesa en Manhattan

El tío de Angélica Lozano no para de contratar con el Distrito

El tío de Angélica Lozano no para de contratar con el Distrito

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus