Opinión

Biden está calentando la segunda guerra fría

La política de Biden ha sido enfrentar a dos superpotencias, Rusia y China, ha desplegado un reforzado activismo militar y está en el aire que EE. UU. busca una confrontación

Por:
abril 26, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Biden está calentando la segunda guerra fría
La diferencia con la primera guerra fría es que ahora Estados Unidos enfrenta a dos gigantes: Rusia y China

Biden que ahora se está mostrando como apóstol de la lucha contra el calentamiento global, ¿ignorará que la guerra fría que está estimulando con su despliegue de bombas, bases militares, producción de armas y ejercicios militares agresivos, es un factor de emisión de CO2?

La primera Guerra Fría culminó en 1991 cuando  se disolvió la Unión Soviética. Inmediatamente después siguió en esa zona un periodo de fragmentación y crisis que debilitó enormemente a la Federación Rusa que sobrevivió al cataclismo geopolítico. Habiéndose consolidado Estados Unidos como única superpotencia, se dedicó a mover hacia Rusia las fronteras de la OTAN, a la cual entraron  Polonia, Checoeslovaquia y Hungría en 1999 y posteriormente Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Rumania, Eslovaquia y Eslovenia que durante la época soviética estaban bajo la órbita de influencia, de esta potencia,  EE. UU. invadió a Afganistán (2001) y a Irak (2003). De esta forma, entre  2003 y 2006 se inició, en la práctica, una segunda Guerra Fría que tenía ahora como blanco a Rusia la cual pasó de ser una potencia mundial a tratar de preservar su influencia regional y en una actitud defensiva intentar sofocar la interferencia de EE. UU. y Europa que querían controlar las repúblicas exsoviéticas y vincularlas activamente a su estrategia militar.

El intento de la OTAN de incorporar a Ucrania a ese organismo en 2014, constituyó un desafío para Rusia pues ese país, con el que tiene fuertes lazos culturales y económicos, fue una pieza central de la URSS la cual en la época soviética había cedido a dicha república el control de la península de Crimea. La crisis del 2014 dio lugar a un  referendo en Crimea cuya población con una votación del 80 % decidió incorporarse a la Federación Rusa. Desde entonces Estados Unidos ha atizado la confrontación hasta que en 2020, 20.000 soldados de Estados Unidos participaron en la operación defender en la cual había 37.000 efectivos desplegados a partir de la existencia de 342 bases militares de EE. UU. en Europa. En este proceso, a lo largo de los años,  perdió fuerza poco a poco, la estrategia de EE. UU. de considerar la lucha contra el terrorismo el centro de su política internacional y este lugar lo ha ocupado el ataque a Rusia y a China que son calificados por la estrategia de seguridad nacional de EE. UU. como amenazas existenciales.

________________________________________________________________________________

Las ambiciones geopolíticas de EE. UU. son inmensas, cercar a Rusia, disputar a China el control marítimo de sus costas, alentar a Japón, Australia, India y Corea para unirse contra China

________________________________________________________________________________

 Esta fue la política de Trump y Biden la ha continuado, no solamente quiere detener el gasoducto entre Alemania y Rusia, sino estimular la intención del presidente ucraniano de pedir una participación de la OTAN en el conflicto interno. Las ambiciones geopolíticas de EE. UU. son inmensas, cercar a Rusia, disputar a China el control marítimo de sus costas, alentar a Japón, Australia, India y Corea para unirse contra China y acentuar toda clase de diferencias entre Europa y Rusia.

La diferencia con la primera guerra fría es que ahora EE. UU. enfrenta a dos gigantes: Rusia que aunque tiene un PIB que es la sexta parte del de EE. UU., la mitad de la población y un presupuesto militar casi 10 veces menor, tiene una superioridad nuclear y un desarrollo en tecnologías militares que puede ir años delante del estadounidense y China que ha desarrollado un poder económico que compite comercial y productivamente con EE. UU., aunque su nivel de desarrollo está muy por debajo de este. La guerra de las vacunas. como se ha denominado la disputa geopolítica durante la pandemia, ha mostrado el músculo productivo y científico de estos dos países.

La política de Biden ha sido enfrentar a estas dos potencias, que han reiterado que no quieren una guerra fría, pero no han dudado en responder a las sanciones y amenazas de EE. UU. No puede entenderse la situación mundial y muchos de los conflictos locales sin comprender el mapa general. Biden ha dado señales de un activismo militar reforzado y el anuncio de su retirada de septiembre de Afganistán, que Trump había dicho que se haría en mayo y la realización de una cumbre climática con asistencia de Xi Jingping y Putin, a quienes Biden había calificado respectivamente de no tener ni un hueso democrático y ser un asesino, no puede velar el hecho de que EE. UU. busca una confrontación y puede volver caliente la segunda Guerra Fría.

 

-.
0
2000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Qué gobierno tan malo

Qué gobierno tan malo

Un nuevo lamento por Palestina

Un nuevo lamento por Palestina

En materia de vacunas: ¿nos salvará Joe Biden?

En materia de vacunas: ¿nos salvará Joe Biden?

La reforma tributaria: qué hay detrás de las demoras

La reforma tributaria: qué hay detrás de las demoras

Dos enfermedades: coronavirus y Tratados de Libre Comercio

Dos enfermedades: coronavirus y Tratados de Libre Comercio

Todo nos llega tarde… hasta las vacunas

Todo nos llega tarde… hasta las vacunas

Quiénes han ganado con la pandemia

Quiénes han ganado con la pandemia

La producción de carbón morirá pero lentamente

La producción de carbón morirá pero lentamente