Aumentan las tensiones entre Colombia y Venezuela

Aunque desde hace un tiempo la relación entre ambos países no ha sido fácil, por los últimos hechos y declaraciones parece haberse complicado aún más

Por: Andrés Hernández Vega
febrero 18, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Aumentan las tensiones entre Colombia y Venezuela

En la mañana de este jueves 18 de febrero de 2021, el ministro de defensa de Venezuela, Padrino López, ofreció declaraciones junto a la cúpula militar venezolana en las que expresó algunas características del conflicto armado colombiano y el problema de la violación sistemática de los derechos humanos; además, recordó la mediación que ha tenido el vecino país para el intento de consolidar una paz estable y duradera en Colombia.

El militar venezolano expresó: “Colombia ha decidido convertirse en un permanente centro de conspiración en contra de nuestro país”. Esto por supuestas incursiones al territorio bajo contrato de mercenarios por parte del gobierno colombiano. Así mismo, señaló: “Estas acciones bien podrían considerarse como actos de guerra”. Y, además, denunció ante la comunidad internacional lo que denominó la vil actuación de los organismos de inteligencia de Colombia en contubernio con la CIA.

De manera categórica, Padrino recalcó que Venezuela no auspicia a ningún actor del conflicto armado en su territorio, sea cual sea su naturaleza o nacionalidad, y los que sean detectados serán neutralizados y expulsados por parte del comando estratégico militar del ejército venezolano. A Iván Duque: “no vamos a caer en provocaciones ni engaños, pues conocemos bien su oscura trayectoria en la construcción de falsos positivos, pero tenga la absoluta certeza que cualquier intento de violación a nuestra integridad territorial tendrá una reacción contundente, nosotros estamos alertas (…)”.

Vale la pena recordar dos momentos claves en la historia reciente sobre las viejas posibilidades de un conflicto binacional. En 1999, el senador republicano de los Estados Unidos y ponente del plan Colombia, Paul Coverdell, hizo la siguiente afirmación pública: "Para controlar a Venezuela es necesario ocupar militarmente a Colombia". Esto denota los viejos intereses de invadir y manejar a su antojo a ambas naciones. Posteriormente, en el 2008, se dio la deportación del presunto miembro de las Farc, Gabriel Culman Ortiz, alias Guillermo, bajo la gestión de Tarek el Aissami, quien a su vez expresó que en su país no se aloja a criminales. Guillermo fue entregado al gobierno colombiano en una avioneta de bandera venezolana, lo que redujo en algo las tensiones de ese momento.

Estas declaraciones advierten que las tensiones entre los dos gobiernos están creciendo y si bien siempre han existido, la situación es de alguna manera preocupante en la medida en que ambas naciones cuentan con presidentes inoperantes, que en sus múltiples momentos de poca lucidez podrían llegar a desatar un conflicto indeseado y con consecuencias para lamentar en ambos lados de la frontera.

Ambos jefes de Estado han intentado infructuosamente diferenciarse el uno del otro, pero con el pasar de los días más se parecen. Los dos son en exceso mediáticos, les gusta cantar, ejecutar cabecitas con un balón, bailar y mostrarse como personas jocosas muy cercanas a la gente del común. Jamás han sido conscientes de la tamaña responsabilidad que implica ser el presidente de una nación, desconocen la carrera diplomática, y su egocentrismo desmedido los lleva a dar pasos en falso.

Muchos comentarios en redes sociales de colombianos y venezolanos asienten sobre la posibilidad de un conflicto, se alían a un bando o al otro (equipo Duque versus equipo Maduro) como barristas salvajes de fútbol que no se dan cuenta de que las tensiones y las declaraciones mismas de ambos gobiernos lo que en realidad demuestran es uno de los elementos comunes entre Iván Duque y Nicolás Maduro: mirar la paja en el ojo ajeno, distraer y difundir los problemas del vecino para tapar debajo de la alfombra los propios.

¿Cómo movilizar tanques y tropas si el vecino país tiene crisis de combustible? ¿Cómo criticar el proceso de vacunación en Venezuela cuando el de Colombia ha sido de los más ineficaces, tardíos y mal manejados de América latina? ¿Acaso la hiperinflación venezolana, los falsos positivos en aumento en Colombia y la reforma tributaria que se avecina no son elementos que de verdad ameritan la atención de uno y de otro país?

En el contexto de las declaraciones del ministro venezolano, habría que aclararle que no es Colombia quien intenta o ha intentado agredir al hermano pueblo bolivariano, han sido los últimos gobiernos colombianos, los actores del conflicto armado y las bandas criminales que operan en las fronteras.

Sin duda, una afrenta a la hermandad con Venezuela pasa por el hecho de permitir y quizás patrocinar el ataque y desmantelamiento de la embajada venezolana en Bogotá el pasado 28 de julio de 2020, acto del que el gobierno colombiano ni se inmutó, o al menos no de manera contundente.

Acaso vamos a permitir que nos distraigan de lo fundamental en cada país con el cuento de aumentar las tensiones y mostrarse los dientes, claro está que es necesario mirarlos de cerca, no sea que enciendan la mecha. No sobra recordarles a los jefes de estado sin perfil esta característica básica de la democracia expresada por el filósofo y politólogo italiano Norberto Bobbio: "El Estado democrático es aquel en el que se realiza, con mayor adecuación al modelo ideal, la libertad en la coexistencia, es decir la coexistencia de los seres libres". Tenemos que saber coexistir, es más lo que nos une que lo que nos separa. No debemos elegir líderes mediocres, mejoremos nuestra casa y luego quizás podemos mirar la del vecino, aplica para ambos países.

-.
0
500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La canción que Maná y Shakira le dedicaron a Nicolás Maduro

La canción que Maná y Shakira le dedicaron a Nicolás Maduro

Nota Ciudadana
Venezuela: emancipación y diáspora

Venezuela: emancipación y diáspora

Nota Ciudadana
El barbero que se convirtió en director de cine

El barbero que se convirtió en director de cine

Nota Ciudadana
Motivos imperiales

Motivos imperiales