Atlantijazz, "Para quitarse el polvo de la vida cotidiana"

Así lo expresó en su momento un inmenso baterista del jazz, Art Blakey

Por: Mariano Candela*
septiembre 11, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Atlantijazz,

Así lo expresó en su momento un inmenso baterista del jazz, Art Blakey*. Y si nos detuviéramos a sentir, eso sería lo que sentiríamos. Una experiencia  de sensaciones que nos llevan más allá del mundo en que habitamos. A veces sentimos que abriéramos una puerta del tiempo y entráramos a otra dimensión extraña, pero placentera, exquisita, parecida a la que sentimos cuando nos invade el torrente de un orgasmo. Algo que cambia el sentido del tiempo y el espacio de siempre.

Y eso nos lleva a ese barrunto tan fuerte que nos llena con las imágenes de una felicidad ya vivida sin haberla vivido. A una evocación huracanada que nos fascina en su pasión,  desencanto o sabiduría.

Cuando conocí el jazz a los 6 años, fue en el cine. Quizás en las primeras salidas que hice con mi madre a la hora vespertina de un domingo. Vimos aquella película promocionada en español como “Música y Lágrimas” y que en inglés su título fue “The Glenn  Miller Story”. Allí no solamente quede impresionado con la banda sonora adaptada en ese entonces por Henry Mancini de la creación de Glen Miller “ Serenata a la luz de la luna”, donde James Stewart toma de la cintura a  June Allinson, la atrae hacia él, y ella, abrazándose a su cuello, recibió un beso apasionado. Al menos así lo sentí en ese momento. Aunque después me enteraría, unos diez más tarde, que  nunca fue tan apasionado!

Don’t play what’s there, play what’s  not there.

No toques lo que ya existe, toca lo que no existe.

Miles Davis

Una noche estando sentado en la barra de un bar relativamente pequeño, pedi una cerveza y me aliste a escuchar un saxofonista que hacia parte de un trío bien curioso: guitarra, saxo y un baterista, cuyos tambres y platillos eran especies de latas recicladas de los galones de basuras de algún callejón cercano. Me encontraba nada menos que  en el “Birland”, el bar de jazz en Nueva York considerado por muchos como “la esquina del jazz del mundo”, y al cual muy generosamente Javier castaño, el periodista bogotano amigo, había agendado en mi recorrido por la vida jazzística nocturna de esa gran urbe.

A la vez que escuchaba a ese trio de formato extraño y de sonido original, cayeron a chorros las imágenes del primer disco que disfrute de Charlie Parker, al que precisamente apodaban  “Birds”-pájaro-, hacia mis 12 años de edad. Disco que la madre de un amigo de colegio- ¡otra vez una madre!- recibió como regalo, de un novio furtivo pero de excelente oído y  gusto musical.

El novio de mi mamá dice que esto es jazz-comenta riéndose mi colega del colegio-.

Al escucharlo solamente le dije:-! mierda! Esto no se parece en nada a la música de la película “Música y lágrimas”- exprese asombrado-. Son dos mundos diferentes dentro de una misma cosa- pensé hacia adentro-.

-Este tipo está tocando algo lunático- remató mi amigo-.

Al regresar otra vez de mis recuerdos al momento que estaba viviendo en el “Birland”, y ver la explosión de ideas, imágenes, símbolos y mundos que cada uno de los músicos del trío estallaba en largos discursos de improvisación, sentí el disfrute del vuelo libertario del pájaro Parker.

What we play is life

Lo que tocamos es la vida misma

Louis Armstrong

Atlantijazz lleva por dentro esos ingredientes misteriosos que evocaba anteriormente. La presencia de imágenes de la “belle época del sueño americano” representado en formatos de Big Bands con arreglos contemporáneos como la Atlántico Big Band que dirige Gillermo Carbó, o las provenientes de centros universitarios efervescentes y ávidos de visibilidad sonora, alternados con vibraciones que no tienen “límites de generación, razas, estilos y ni lenguajes”.

¿Que tienen de jazz algunas propuestas a presentarse en la versión del 2015 como Audiotrópico o la juvenil Tefi Bell? Quizás la experimentación e improvisación en las fusiones con el jazz, por un lado con letras y ritmos con cierta dosis de gozadera y diversión, y por el otro, con  voces que rozan en el pop y el rok progresivo. Suena a un coctel bastante riesgoso y particular.

En la programación seduce la presentación del joven pianista sincelejano Jesús Javier Molina Acosta, que en el 2014 se presentó como New Advance Jazz en la Plaza de la Paz, con otro mosaico de subgéneros del jazz-Bepbop, latin jazz o el Smooth jazz-. Vale la pena destacar la presencia de una representación nutrida de Sucre y Cordoba, que además de Jesús Molina estarán Sinujazz y la Big Band de Unicordoba.

La presencia de talentos locales como el quinteto Mantronke con su reciente producción, y el regreso de Nacho Nieto, pueden contribuir a enriquecer esa diversidad de visiones del mundo, o de la vida misma.

Igualmente con la presencia de Francia, que ya es una habitual invitada a Atlantijazz gracias al aporte generoso de la Alianza Colombo Francesa, viene un saxofonista de interesantes sensaciones jazzísticas electroacusticas con funk, como lo es Phillipe Sellam.

Gracias al decidido apoyo de la Secretaría Departamental de Cultura, de la Universidad del Atlántico, de la Fundación Puerto Colombia, de la Alcaldía de Puerto Colombia y de la Alianza Francesa, este espacio se convierte así en un encuentro permanente y continuo entre músicos, profesores, estudiantes, melómanos y un público cada vez más numeroso, quienes a través de su participación en los diversos conciertos, conferencias, conversatorios, exposiciones y talleres que se disfrutan en forma gratuita.

“Déjalos siempre con ganas de más”, expresaba el pianista Thelonius Monk cuando sentía que el público se estaba extasiando y embriagando con su música. A lo mejor así quedaran muchos cuando finalice esta versión del 2015 de Atlantijazz, con ganas de más a  jazz!

*Los aforismos son tomados del libro “101 microlecciones de jazz” Filippo Bianchi y Pier Paolo Pitacco, Editorial Océano, 2012, Barcelona.

 

PROGRAMACIÓN GENERAL

Martes 15:

Teatro José Consuegra Higgins: Atlántico Big Band, Sinujazz ( Montería), Phillipe Sellam ( Francia )

Miércoles 16:

Teatro Bellas Artes-: Big Band Unicordoba, Uninorte,  Trio EKO

Jueves 17:

Teatro Bellas Artes: Tefi Bell , Nacho Nieto, Jesús Molina & New Advancce Jazz.

Viernes18:

Plaza de Pto Colombia: M- Tromké, Jesús Molina, Audiotrópico de Bogotá.

Franja Académica.

Martes 15: Taller de Saxofón -  Phillippe Sellam,

Miércoles 16: Exposición lobee Teatro Bellas Artes y Proyección de Imágenes de Atlantijazz.

Jueves:17- Taller de piano con Jesús Molina

Viernes 18: Clases Magistrales de piano con Jesús Molina.

--

Mariano Candela: Docente investigador Universidad del Atlántico

Investigador Cultural e Historiografía de la Música.

-.
0
768
Benito Osorio, el eslabón entre paramilitares y ganaderos en Córdoba que comenzó a cantar en la JEP

Benito Osorio, el eslabón entre paramilitares y ganaderos en Córdoba que comenzó a cantar en la JEP

Jhonier aceptó que mató a su hermano Mauricio Leal y a su mamá

Jhonier aceptó que mató a su hermano Mauricio Leal y a su mamá

Gustavo Serpa, el odiado presidente de Millonarios, pero lleno de poder

Gustavo Serpa, el odiado presidente de Millonarios, pero lleno de poder

Evo Morales vuelve a pisar duro en Bolivia y busca una constituyente

Evo Morales vuelve a pisar duro en Bolivia y busca una constituyente

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus