Ataque quimico en Siria: La coartada perfecta

“Era la coartada perfecta, la noticia del ataque con armas químicas a civiles en la ciudad de Jan Shiejun se regó como pólvora por todo el mundo”

Por: Alejandro González Santafé
Abril 07, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Ataque quimico en Siria: La coartada perfecta
Foto: Archivo noticiassin.com

Ya se veía venir, era la coartada perfecta, la noticia del ataque con armas químicas a civiles en la ciudad de Jan Shiejun se regó como pólvora por todo el mundo. Para los medios de comunicación occidentales el principal sospechoso es el Gobierno Sirio.

El salvajismo y la atrocidad, por lo general, vendrá de los bandos enemigos de occidente, tal cual película de Hollywood. Por eso hacer una intervención militar aduciendo que x o y país posee armas químicas, se ha convertido en el modus operandi del gobierno norteamericano; tal y como ocurrió, por ejemplo, en Irak, en tiempos de ese criminal de guerra llamado George Walker Bush; quien al final, prácticamente entre risas, terminó reconociendo que las dichosas armas químicas jamás existieron. Entonces queda claro que Estados Unidos no está respondiendo ante una eventualidad, sino que está orquestando fríamente sus planes. Ahora que los medios de comunicación han “sensibilizado” al mundo sobre la atrocidad del ataque químico, no queda más que sentarse a ver en vivo y en directo el bombardeo americano.
Las motivaciones para los bombardeos en Siria, son tan parecidas a las de Libia, Irak y Afganistán; antes de Estados Unidos estar preocupado por el bienestar de civiles al otro lado del mundo, le interesa realmente su posicionamiento geopolítico, el control de los grandes yacimientos petroleros y de otros recursos naturales. En este caso, Siria, es sinónimo de gas, de muchísimo gas natural, petróleo, carbón, etc.

Al otro lado del problema están los rusos. Siria como ya han dicho varios analistas políticos, no es más que el laboratorio donde miden fuerzas los dos gigantes de la Guerra Fría. A ellos el resto del mundo les sigue importando literalmente “un culo”.

Trump en su discurso habló del sufrimiento de los niños por el ataque químico, dijo sentirse conmovido por la muerte de estos “beautiful babes”. Lo curioso es que la ternura que fingía superaba con creces los lamentos del papa Francisco por la tragedia. Pero no, es el presidente de los Estados Unidos quien convoca a las naciones “civilizadas” a utilizar lo mejor de su brutal inteligencia y armamento militar para someter al resto del mundo, a esas bestias salvajes que asesinan niños, como sino les bastara con el sistema capitalista y neoliberal que los tenía condenados a morir de hambre

En las fotos que se difundieron estos días sobre Siria se decía que era un atroz crimen de Guerra, como si hubiera mucha diferencia en que te caigan encima misiles o armas químicas ¿Acaso es una muerte diferente? La guerra en Siria ha sido cruenta con los civiles y de manera especial con los niños. Son cientos de miles los que han muerto o salido heridos en los bombardeos. Pero lo triste es que la muerte de 20 o 30 niños en el territorio sirio es conocida por el resto del mundo en función de los intereses de quienes mueven los hilos de la guerra; o sea que, en resumidas, hay unos muertos buenos, otros malos, y muchos irrelevantes.

Al final deberíamos preguntarnos, si el problema real no es la guerra en sí misma, y no solamente los llamados crímenes de guerra. Debemos entender que simple y llanamente es la guerra la que no debemos reproducir, pues al fin y al cabo, ella, ya sea con cuchillos, con bombas o misiles, ES EL CRIMEN MÁS CRUEL DE TODOS, ya lo decía el general Chino Zun Tzu hace más de 2500 años: “Todas las guerras son crueles”.

Trump termina diciendo: “Que Dios bendiga América, que Dios bendiga al mundo”. Esto no es para nada una oración, es un puto eufemismo que debería entenderse como: “los dioses somos nosotros y seguiremos cagándonos encima del mundo hasta que se nos dé la gana”. Los gringos tienen como una de sus máximas hacer la guerra siempre en las casas ajenas. Cuando declaran la guerra, queda por sentado que los daños, incluso los colaterales, jamás afectarán al suelo norteamericano, así fue a lo largo del siglo pasado. Sus actos de guerra son catalogados como “intervenciones militares”, palabras muy dulces para quienes en realidad siembran el terror directa o indirectamente el suelo que pisen.

Aun así nos queda la esperanza, de que Norteamérica y los poderosos del mundo entren en razón. Pero nosotros, la gente del común, no podemos quedarnos esperando, es hora de actuar, este no será solo un movimiento anti-Trump y anti-War, será la ocasión para que eliminando las “guerras justas” optemos primero por la JUSTA PAZ.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
11895

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Ataques aéreos dejan más de 200 muertos en Siria

Ataques aéreos dejan más de 200 muertos en Siria

Falta saber cómo será el golpe

Los negocios que Trump intentó hacer en Cuba brincándose el embargo

Los negocios que Trump intentó hacer en Cuba brincándose el embargo

Nota Ciudadana
Irak, ¿Otra guerra perdida?

Irak, ¿Otra guerra perdida?