Asesinatos, violaciones y coca: los escándalos del vallenato

La muerte de Doris Adriana Niño en medio de una mezcla de sexo, alcohol y drogas es solo la punta del iceberg de las polémicas protagonizadas por artistas del género

Por:
diciembre 10, 2020
Asesinatos, violaciones y coca: los escándalos del vallenato

Los viejos juglares vallenatos no esperaban que un género primitivo aterrizará con tal fuerza a las demás regiones del país pero nunca imaginaron que las drogas y el alcohol fueran la combinación perfecta para la decadencia de lo que con tanto esfuerzo construyeron. A continuación, un reconteo de los escándalos más sonados del vallenato:

Doris Adriana Niño

La muerte de Doris Adriana Niño marcó para siempre la vida de Diomedes Díaz, quien no solo fue condenado por la justicia y la sociedad por ese hecho, sino que su prometedora carrera estaría marcada por ese oscuro episodio que lo atormentó hasta los últimos días de su vida. Nunca volvió a brillar, se le fue la vida huyendo de la justicia para terminar pagando una condena en la cárcel y jurándole a su fanaticada que no era un asesino.

El único pecado de la joven de origen humilde fue estar perdidamente enamorada del cantante, la noche del 15 de mayo de 1997 no pudo negarse cuando El Cacique de la Junta la invitó a una parranda en su lujoso apartamento ubicado en Usaquen en Bogotá, Doris Adriana nunca salió con vida. Diomedes alcoholizado y alucinando no recuerda el curso de aquella fatídica noche, la cocaína que consumía en todas sus parrandas le borraron de la memoria la tortura que sufrió la joven quien fue abusada sexualmente y asfixiada. Su cuerpo fue abandonado en un potrero y confundido con el de una prostituta sin identificar hasta que su hermano reconoció el cadáver descompuesto en una morgue.

El capítulo oscuro de la vida de Diomedes Díaz

Doris Adriana Niño murió por asfixia mecánica también fue abusada sexualmente

Rafael Orozco

El asesinato del ídolo del vallenato sigue en un misterio pero son dos teorías las que quedaron impregnadas en la memoria de los colombianos. Se presume que 4 años antes de su asesinato, Rafael Orozco se vincularía con el Cartel de la Costa. Aunque su familia y amistades se niegan a creer en esta versión asegurando que el cantante era un hombre humilde con altos ingresos, un sicario entrevistado por Revista Semana aseguró que Orozco sacaba provecho del Binomio de Oro y su posición para lavarle dinero al narcotráfico transportando millones de dólares de Estados Unidos a Colombia camuflados en su amada colección de 12 acordeones.

Orozco nunca levantó sospecha alguna, sin ensuciarse las manos obtenía el 15% de lo que transportaba, recibiendo alrededor de un millón y medio de dólares por viaje. Después de unos años lavando dinero le pidió al Cartel de la Costa el 25% de las ganancias pero su propuesta fue rechazada automáticamente. En su último viaje, el cantante recibió 12 millones de dólares pero de vuelta a Colombia se perdieron misteriosamente. Hay quienes aseguran que el cantante se quedó con el dinero como venganza hacía el cartel por no otorgarle un mayor porcentaje en las ganancias pero él mantuvo su palabra de que les recuperaría el dinero y se los darían de vuelta. No cumplió con su palabra, en la noche del 11 de junio de 1992 Orozco yacía en el suelo con nueve impactos de bala que le arrebataron la vida.

La otra teoría asegura que fue un crimen pasional. Orozco tenía un amorío con María Angélica Navarro, una bella joven proveniente de una distinguida familia de la elite barranquillera que se convirtió en la acompañante del cantante en sus giras nacionales e internacionales durante 3 largos años. Sin embargo, la joven tenía un pretendiente, ‘El Nano’ Fiallo, quién no le perdonó su relación con Orozco y finalmente dio la orden a su escolta de matarlo.

Julián Rojas

Julián Rojas solo tenía 20 años cuando se coronó Rey del Festival de la Leyenda Vallenata en 1991 derrotando a su corta edad a Juancho Rois el favorito del público y además el acordeonero de Diomedes Díaz. Con su triunfo, vino el reconocimiento, artistas los invitaban para que amenizara las parrandas al son de su acordeón, ahí conoció las drogas precisamente el ‘periquito’ como lo suele llamar. Rojas tocó fondo, el dinero que le dejaba su acordeón lo consumía y su adicción le pasó factura. Su nombre dejó de sonar, su fama se la robó otro rey vallenato, abandonó las tarimas para sumergirse en una calle sin salida en el Bronx de Valledupar al que entraba y salía a diario. Rojas pasó siete veces por centros de rehabilitación pero ninguno le funcionó. En las últimas semanas se especuló sobre su salud, un video que se hizo viral se veía a Rojas drogado y aunque eran imágenes viejas confesó que 29 años después de coronarse Rey Vallenato sigue luchando con el monstruo de las drogas.

 

Silvestre Dangond

Tal vez, esta ha sido la mayor imprudencia cometida por el guajiro. El 25 de diciembre del 2010 en un concierto en Patillal, Cesar el cantante le cedió el micrófono a un niño de 14 años. Cuando terminó su presentación, Silvestre le dio al menor un fajo de billetes no sin antes manosear sus genitales. La bochornosa escena quedó grabada en video y semanas después se volvió viral haciendo pasar por un mal momento al artista que no le quedó de otra que contratar al abogado Abelardo De La Espriella ante una posible denuncia en su contra. Silvestre se excusó públicamente tras las exigencias de la senadora Gilma Jiménez y las amenazas del ex magistrado, Augusto Ocampo, de llevar el caso a los estrados judiciales como un delito de acto sexual abusivo a menor de 14 años.

A esto se le suma el escándalo que el cantante protagonizó en el 2018 cuando se viralizó un video en Youtube titulado "Silvestre Dangond oliendo perico en tarima – Sahagún". La presentación había tenido lugar siete años atrás, en el minuto 1:50 se muestra cómo el cantante en pleno concierto se dirige a la parte trasera de la tarima se acercaba algo a la nariz  y se limpia. Al mismo tiempo, usuarios publicaron un video en donde Silvestre protagonizaba la misma escena en otro concierto pero del 2018. A medida que el nuevo rumor sobre si efectivamente Silvestre había cambiado de adicción y ahora consumía estupefacientes, el cantante no tuvo otra escapatoria que aclarar que eran episodios de sinusistis más no de consumo de drogas pues se encontraba limpio gracias a su fe en Dios.

Ana del Castillo

El pasado 20 de febrero la cantante, que iba acompañada del reggaetonero Juan Mindiola, sufrió un accidente de tránsito en confusas circunstancias. Aparentemente los artistas alcoholizados y drogados manejaban sin reparo alguno por las calles de Valledupar. Ingredientes perfecto para una catástrofe, horas después Ana del Castillo fue atropellada nada más y nada menos por el carro en el que se movilizaba con su supuesto amigo. Mindiola afirma que Ana sufrió una caída del carro que andaba a velocidad moderada. Por el contrario, ella asegura que él le pasó el carro por encima apropósito. Su prueba era un vídeo captado por las cámaras de seguridad de las casas vecinas al lugar donde ocurrió el accidente.

En cuarentena sus escándalos en vez de evaporarse fueron en aumento, transmitió en vivo sus descomunales borracheras . Ni la visita de la policía a su domicilio sirvió de algo. En medio de la pandemia, Ana del Castillo confesó que llevaba más de 106 días bebiendo.

 

 

-.
0
12400
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
Tomando 4 días seguidos: así celebra Ana del castillo su éxito en concierto virtual

Tomando 4 días seguidos: así celebra Ana del castillo su éxito en concierto virtual

Silvestres Dangond y su nueva mina de oro: los conciertos digitales

Silvestres Dangond y su nueva mina de oro: los conciertos digitales

Hasta Silvestre Dangond se burla de la mala mano de Luisa Fernanda W

Hasta Silvestre Dangond se burla de la mala mano de Luisa Fernanda W

Nota Ciudadana
Hace unos años...

Hace unos años...