Opinión

¡Arde Cali!

Es hora de soluciones en vez de distraernos en revocatorias buscando tumbar la autoridad. ¡Un gran pacto por Cali, para reconciliarnos y resignificar la juventud!

Por:
junio 06, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡Arde Cali!
Las mujeres en la protesta de Cali. Foto: Jahfrann/Instagram

Estamos de moda y no precisamente por todos los aspectos positivos que hacen de Cali el mejor vividero del mundo. Todo lo contrario. Somos foco nacional e internacional y ocupamos los titulares porque la violencia en toda su dimensión se apoderó de nuestras vidas en el peor estallido social con variedad de actores y componentes. Tal vez se trata del momento más crítico que nos haya tocado vivir.

La información es variada y el comentario fácil. Todo marcado por la radicalidad. Depende en gran medida de la orilla en la que uno se encuentre. Generalmente el problema se aborda desde una única perspectiva.  Demasiados señalamientos y gran parte de éstos provienen de la institucionalidad. También se escuchan análisis muy serios con cifras, hechos y datos y quedan en el ambiente tal vez más preguntas que respuestas y sobre todo muchas preocupaciones.

Cuesta entender cómo desde el alto gobierno y desde el partido del presidente, en vez de estar buscando soluciones y alternativas de consenso están preocupados por culpar de lo que ocurre a Petro, o a Santos. Y cómo la ciudadanía y nuestros líderes se la pasan señalando a Duque o a Ospina. Resulta paradójico oír las declaraciones incendiarias de la senadora María Fernanda Cabal y del representante Christian Garcés cuando se espera grandeza de quienes ostentan posiciones de liderazgo, sobre todo en momentos de crisis. La realidad, como dice un buen amigo mío, es que son activistas sin proyecto.

___________________________________________________________________________________________

Cuesta entender cómo desde el alto gobierno y desde el partido del presidente, en vez de estar buscando soluciones de consenso están preocupados por culpar de lo que ocurre a Petro, o a Santos

___________________________________________________________________________________________

¿Y dónde están las soluciones?

A Jorge Iván Ospina como alcalde de Cali se le exigen posiciones radicales; unos le solicitan que condene drásticamente a la fuerza pública por sus abusos y desmanes y desde la otra orilla le culpan por su falta de decisión en el uso de esta para controlar el orden público.

A pesar del horror de los muertos y de los maltratos a los jóvenes que sueñan con un cambio, y de que se hace necesario condenar y denunciar para que les caiga todo el peso de la ley a quienes desde la sociedad civil armados se dedican a disparar y matar, creo que el alcalde Jorge Iván Ospina está enfocado en su propuesta de que el diálogo es el camino. El único camino. No considero justo trasladar toda esta circunstancia y esta responsabilidad exclusivamente sobre sus hombros. Ya es hora de comprender que los responsables somos todos. Por eso considero que el decreto 304 del 31 de mayo es garantista de las posibilidades de adelantar el diálogo.

Pero sobre todo comprender que es necesario dirigir nuestras energías a proponer soluciones efectivas a los problemas en vez de estar distrayéndonos, firmando revocatorias y pretendiendo tumbar a la autoridad.

Es necesario lograr el desbloqueo de nuestra ciudad; cada día que pasa se cierran nuevos puntos en el oriente de Cali y por lo tanto se dificulta más llegar a un acuerdo. Algunos jóvenes manifiestan no tener confianza en la institucionalidad y no querer un diálogo con la alcaldía y sus funcionarios lo que vuelve más complejo el asunto; ojalá el decreto ya mencionado ayude a disipar esa posición radical. En esta circunstancia monseñor Monsalve y la Iglesia deben seguir jugando un papel trascendente para tender puentes y significar las conversaciones y los posibles acuerdos, al igual que los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos

Si todos reconocemos los altos niveles de pobreza e inequidad, las pocas opciones de formación y empleabilidad para los jóvenes de nuestra ciudad, los altos índices de violencia y las enormes pérdidas que implica la inactividad para el sector productivo y empresarial fundamentos del desarrollo, es hora de frenar las muertes y llegar a acuerdos y ponerlos en marcha para cerrar brechas. Se hace urgente trabajar en un gran pacto por Cali para resignificar a la juventud de la primera línea, para adelantar un ejercicio urgente de reconciliación entre todos los ciudadanos, para construir y poner en operación la gran propuesta de Mauricio Cabrera del fondo de empleabilidad. Ese pacto lo puede liderar la academia y allí confluir el sector público en todos sus niveles, el privado, los gremios, los observatorios, los intelectuales y los artistas, los ciudadanos, con un propósito único y común: mejores oportunidades para los jóvenes de Cali. No más muertes. Ellos se merecen un futuro digno y una vida en paz. Es urgente actuar.

-.
0
1100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Será mucho pedir?

¿Será mucho pedir?

Valentía y dignidad

Valentía y dignidad

La hija del profe Mayolo

La hija del profe Mayolo

Necesitamos foco, presidente

Necesitamos foco, presidente

Cali y el paro

Cali y el paro

¿Solidaria? ¿Sostenible? ¡De qué me hablas viejo!

¿Solidaria? ¿Sostenible? ¡De qué me hablas viejo!

Un palo en la rueda

Un palo en la rueda

El mundo patas arriba

El mundo patas arriba