Opinión

Aprender de Venezuela

La falta de inversión en mantenimiento y renovación destruyó la industria petrolera venezolana, Petro ya dio la primera señal para frenar la inversión

Por:
noviembre 14, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

Ahora que las relaciones con Venezuela se restablecieron es interesante estudiar las razones de la caída de su producción de petróleo. Sirve como ejercicio para Colombia donde puede ocurrir algo similar. Aún sin ser un país petrolero los recursos de esta industria son importantes para el gobierno nacional (y en consecuencia para la sociedad) aunque lo eran mucho más para Venezuela donde en veintidós años y sin quererlo, pasaron de producir 3.5 millones de barriles diarios a 680 mil. Si Petro hubiera sido el presidente de Venezuela presentaría esta reducción como un gran logro para frenar el calentamiento global. Pero los venezolanos sufren por este declive y no han encontrado la forma de remplazar los ingresos que les permitió vivir como los ricos de Suramérica durante tantos años.

El declive empezó cuando se dejó de invertir en el sector. Primero en mantenimiento, luego en reposición de equipos, después en la importación de insumos y en apropiación de alta tecnología. Los expertos no ideologizados coinciden en que la falta de inversión llevó a la caída de la producción. Un estudio del Center for Strategic & International Studies afirma que al dejar de invertir en mantenimiento y en renovación de equipos, uno a uno y poco a poco fueron dejando de producir cientos de pozos. Con la falta de insumos (químicos y disolventes por ejemplo) pasó lo mismo, y sin estos productos la parálisis fue in crescendo. (https://www.csis.org/analysis/how-low-can-venezuelan-oil-production-go)

Al suspender la inversión y el mantenimiento de tuberías, válvulas, taladros, bombas, plantas y líneas de energía eléctrica, la producción caía conforme la infraestructura se iba deteriorando. Entre 2013 y 2015, PDVSA invirtió US$ 388 millones en Investigación y Desarrollo y en 2015 US$ 74 millones, según datos del experto venezolano, Carlos Bellorín. Petrobras, en ese mismo período invirtió US$ 2.800 millones y Halliburton US$ 1.670, ambas empresas equivalentes a PDVSA. (https://www.caracaschronicles.com/2016/07/28/el-furrial/)

El estado venezolano perdió el 90 % de sus ingresos petroleros que llegaron a sumar USD 93.000 millones en 2012, USD 30.000 en 2015 y cayeron a USD 400 millones en 2019. Claro, hubo bonanzas de 150 dólares el barril y luego una caída a menos de 50 que alteran las cifras. Hay otras circunstancias que ayudaron al declive como las medidas Trump de 2019. O que Venezuela se quedara sin expertos y sin empresas especializadas cuando quisieron derrocar a Chávez con un paro en PDVSA y un golpe militar, ambos fracasados. El gobierno  respondió cancelando los contrato laborales a millares de empleados y a centenares de empresas, medida políticamente correcta, que dejó a Venezuela sin el conocimiento y el valor agregado de los proveedores. Lo que siguió fue un manejo errático, entre nacionalizaciones, cancelación de contratos, e incumplimiento de pagos. La inseguridad jurídica y el auge de la corrupción completan el cuadro negativo.

El manejo de campos en el Orinoco como Furrial - cerca del pueblo donde nació Diosdado Cabello- es un buen ejemplo de la debacle. Era un promisorio pozos a mediados de 2005, con un crudo liviano óptimo para el mercado, pero se encuentra a gran profundidad y tiene muchos asfaltenos que requieren tecnología especializada para extraerlo. Se debe mantener alta presión en el pozo para que los asfaltenos no se adhirieran a las paredes de tuberías y válvulas, al igual que para extraer las arenas y separar la enorme cantidad de agua que utiliza el proceso. En 1998 el Furrial producía 450 mil barriles diarios. En 2009 el gobierno sacó a la compañía norteamericana que proveía la tecnología (con los consabidos pleitos en los tribunales internacionales) y la producción cayó a 200 mil barriles, ilustrando la complejidad de la industria.

________________________________________________________________________________

Venezuela dejó de invertir en petróleo; para reemplazar los ingresos perdidos  se endeudaron; al no tener ingresos para pagar la deuda, entregaron a sus acreedores pozos

________________________________________________________________________________

El ciclo, en resumen es que Venezuela dejó de invertir en petróleo; para reemplazar los ingresos perdidos (con los que sostenía el gasto público) se endeudaron; al no tener ingresos para pagar la deuda, entregaron a sus acreedores pozos para ponerlos a producir de nuevo y pagarse la deuda. Lo que a Colombia más le interesa revisar es la deuda que contrajo Venezuela por la falta de ingresos. Para pagarla a los chinos, les entregó pozos para reactivar y dejar que se paguen con el crudo que extraen sin que le ingrese un dólar por estos barriles a Venezuela.

Si el gobierno Petro quiere desestimular la producción de petróleo el primer paso ya lo dio, frenar la inversión, pues el anuncio de no firmar nuevos contratos al tiempo que toma el control de Ecopetrol es señal suficiente. La producción petrolera del país se limitará a lo que demoren los pozos actuales en secarse, a menos que haya una transición planificada, como le gusta a Petro, a partir de consensos entre los diversos intereses, equilibrando la necesidad de frenar el calentamiento global modulando las afectaciones.

Las buenas intenciones de salvar la humanidad restando la contaminación de 700.000  barriles colombianos (aunque representen poco frente a los 130 millones de barriles diarios que produce el resto del planeta) son claras. Pero hay que ver si los daños sociales al salir del negocio se pueden evitar. A diferencia de Petro, la intención de Chávez y de Maduro no era acabar la industria pero casi lo logran a pesar de tener las reservas más grandes del mundo, 304,000 millones de barrilles que son el 20 % del total del planeta. El gobierno está a tiempo para evitar los errores del nuevo viejo mejor amigo de Petro.

-.
0
400
Mario Mendoza e Isabel Allende: los escritores que mas vendieron libros en el 2022

Mario Mendoza e Isabel Allende: los escritores que mas vendieron libros en el 2022

La terrible muerte del mejor dibujante de retrato hablado que tenía la Fiscalia

La terrible muerte del mejor dibujante de retrato hablado que tenía la Fiscalia

El medicamento danés inventado para la diabetes que resultó ser una panacea para adelgazar

El medicamento danés inventado para la diabetes que resultó ser una panacea para adelgazar

Los poderosos que buscaban sacar a Lula de la presidencia de Brasil

Los poderosos que buscaban sacar a Lula de la presidencia de Brasil

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus