Opinión

Aprendamos de los alemanes a negociar entre diferentes

En dos meses socialdemócratas, liberales y verdes de la “coalición semáforo” alemana lograron un acuerdo con la fórmula mockusiana “todos ponen, todos ganan”

Por:
noviembre 29, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Aprendamos de los alemanes a negociar entre diferentes
Como dice el SPD en la presentación del resumen del acuerdo entre verdes, rojos, y amarillos: “ La solidaridad es la premisa para que permanezcamos unidos en los tiempos de crisis”.

En Colombia, donde ofrecemos el espectáculo de convertir desacuerdos manejables en irreconciliables, sea en la derecha del CD o en el denominado centro, o en la izquierda, deberíamos aprender de cómo sentarnos a negociar entre distintos y cómo no pararnos de la mesa hasta lograr un acuerdo. Mientras la desconfianza y el fuego amigo campean en cualquier designación de candidatos presidenciales como acaba de acontecer con la de Oscar Iván Zuluaga y, ni qué se diga entre partidos y movimientos diferentes, los alemanes se han convertido en maestros del compromiso. No rige, como suele ocurrir en estas latitudes, la regla de “yo me quedo con todo”, tan querida en la política y en algunos negocios como el financiero, sino que, recordando a Mockus, se aplica la fórmula de “todos ponen, todos ganan”. La palabra mágica: ceder.

En Alemania lograron ponerse de acuerdo en menos de dos meses, bajo la batuta del socialdemócrata, partidos que, como el Liberal y el Verde, son como agua y aceite. Olaf Scholz será el primer ministro (canciller) y dirigirá un tipo de coalición sin antecedentes en la historia alemana de posguerra y con el desafío de suceder a una líder demócrata sin par, Angela Merkel.

Allá la llaman la coalición del semáforo porque, además del Partido Verde, concurren el rojo (socialdemócratas, SPD) y el amarillo (liberales, FDP). Sus líderes han dado una lección al mundo: lograr un acuerdo de coalición en tan solo dos meses contados a partir de las elecciones de septiembre 26 entre partidos que, en otras circunstancias, han sido opuestos por la naturaleza de sus plataformas políticas, básicamente en los ámbitos fiscal y de protección al medio ambiente.

La coalición resulta algo extraña al cotejarla con las alianzas de otros períodos. Las elecciones federales tuvieron lugar el 26 de septiembre pasado (se eligieron 736 representantes al parlamento alemán, Bundestag, que, a su vez, eligirán al canciller a partir del acuerdo de coalición que, se espera, lo ratifiquen en pleno los miembros de los partidos que la integran). Desde la posguerra hasta fines del siglo XX la empresa de armar alianzas resultaba menos complicada, ya que los partidos tradicionales, el SPD y el conservador (CDU, el de Adenauer, Kohl, el de la señora Merkel), obtenían, cada uno, no menos del 40 %. Para poner un ejemplo,  en las elecciones federales de 1972, los socialdemócratas obtuvieron el 46 % y los conservadores el 45 %. En las elecciones que siguieron a la reunificación alemana en 1990, el CDU obtuvo el 44 %. Bastaba, entonces, un acuerdo entre el partido ganador y  los liberales, que solían obtener alrededor del 10 %, para formar mayoría.

Hoy el asunto es a otro precio. SPD y CDU, aunque aún con mayorías relativas, se han venido abajo. Los socialdemócratas obtuvieron en la elecciones de septiembre pasado el 25 % y los conservadores el 24 %. La única posibilidad de armar coalición por parte del SPD, que contara con espacios de gobernabilidad, era la de sentarse con los partidos verde y liberal  (excluyendo partidos de  extrema derecha y nostálgicos socialistas de la antigua RDA).

________________________________________________________________________________

Rojos, verdes y amarillos se pusieron de acuerdo en una serie de temas que, finalmente, se convirtió en un documento de 177 páginas

_______________________________________________________________________________

Rojos, verdes y amarillos se pusieron de acuerdo en una serie de temas que, finalmente, se convirtió en un documento de 177 páginas. De acuerdo con el sitio web del SPD, el pacto entre los tres partidos consta de aspectos básicos como los siguientes:

Vivienda pagable para todos: la cuestión social de mayor relevancia en Alemania que afecta a millones de ciudadanos y sus familias.

Protección al medio ambiente y desarrollo industrial: fortalecer el rol de potencia industrial bajo la premisa del uso de energías renovables. Alemania será líder en la transición energética. En 2030 no habrá más uso de carbón como fuente de energía eléctrica y el 80 % de la misma provendrá de fuentes renovables. Para lograrlo, las actividades de investigación y desarrollo subirán al 3.5 % del PIB (en Colombia es de una proporción más de diez veces inferior).

Pensiones estables, inversiones en la niñez y la estabilidad familiar, salud, modernización digital, estado moderno, son otros de los ámbitos básicos.

Comenzará el nuevo gobierno con la irrupción de la cuarta ola de la pandemia, de desarrollo imprevisible, con número récord de contagios diarios y la disyuntiva de restringir actividades que requieren de la presencialidad, so pena de poner en peligro la capacidad del aparato sanitario.

Como dice el SPD en la presentación del resumen del acuerdo de coalición“ La solidaridad es la premisa para que permanezcamos unidos en los tiempos de crisis”.

Y otro elemento: “Hacemos política por una sociedad del respeto”.

Habrá dificultades, más allá del covid, entre liberales y verdes. Si sale airosa la coalición, será una esperanza para el mundo. Es una alianza del centro político con elementos conservadores en política fiscal y muy avanzados en materia ambiental y social. Parece cuadratura del círculo y no lo es.

 

-.
0
1300
“Daniel Quintero es demasiado burdo para esta ciudad a pesar de su carita de ángel”: Alonso Salazar

“Daniel Quintero es demasiado burdo para esta ciudad a pesar de su carita de ángel”: Alonso Salazar

El primer exfarc en lograr una alcaldía le puso agua a su pueblo: Turbaco, Bolívar

El primer exfarc en lograr una alcaldía le puso agua a su pueblo: Turbaco, Bolívar

Jhonnier, el poderoso comandante de las disidencias que cazó pelea con todos en el Cauca

Jhonnier, el poderoso comandante de las disidencias que cazó pelea con todos en el Cauca

Alexei Navalny tras las rejas y ahora en la lista de terroristas

Alexei Navalny tras las rejas y ahora en la lista de terroristas

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus