*Antioquia en el Congreso*. “Represento una nueva forma de entender la política”: Daniel Carvalho

Fue concejal de Medellín y es reconocido como uno de los principales urbanistas de la ciudad. Ahora aspira a la Cámara por la lista Centro Esperanza. Entrevista

Por: Fredy Alexánder Chaverra Colorado
enero 25, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
*Antioquia en el Congreso*. “Represento una nueva forma de entender la política”: Daniel Carvalho
Foto: Cortesía

Daniel Carvalho fue concejal de Medellín y es reconocido como uno de los principales urbanistas de la ciudad. Durante su estadía por el Concejo se caracterizó por promover una agenda alternativa y social. Ahora aspira a la Cámara de Representantes por la lista Centro Esperanza y su fórmula al Senado es Humberto de la Calle. En reciente conversación con Fredy Chaverra y como parte de la serie Antioquia en el Congreso, habló sobre su trayectoria, propuestas y visión del país.

¿Quién es Daniel Carvalho?

Soy antioqueño, medellinense, nací hace 42 años en la Clínica del Rosario como toda la gente de mi generación. Estudié en el Colegio Corazonista con una formación estrictamente católica, ante la cual después me rebelé con el tiempo; cuando terminé el colegio entré a estudiar Ingeniería Civil en la Universidad Eafit. Después de graduarme como ingeniero me fui a vivir a París con un crédito del Icetex y allí hice una maestría en urbanismo con énfasis en desarrollo sostenible y esa es realmente mi vocación profesional; es decir, más que ingeniero civil soy urbanista. He trabajado fundamentalmente los temas de la sostenibilidad, el arte, la cultura y la defensa de las libertades individuales.

Fueron en total seis años como concejal de Medellín, un primer periodo con el movimiento Creemos y dos años en Todos Juntos, ¿cómo valora esa experiencia política en la ciudad?

En lo personal, ha sido la aventura más grande de mi vida, y yo he hecho muchas cosas y muchas locuras, pero ser político es sin duda una aventura muy grande. Para mí es el mayor honor de mi vida como urbanista y como medellinense poder estar en el escenario donde se toman esas grandes decisiones, donde además hay una posibilidad de proponer una visión de ciudad. Yo considero que ha sido un paso muy exitoso porque los temas con los que me metí a trabajar en la primera campaña dieron resultados.

En Medellín nunca se construyeron tantas ciclorrutas como en este tiempo, nunca se había trabajado realmente alrededor de la calidad del aire; además, pudimos sacar políticas públicas sobre la cultura del fútbol y el barrismo. También desarrollamos programas alrededor de las economías creativas, el arte, la cultura y fue reconocida mi labor en la implementación de la política pública LGTBI de la ciudad.

Durante su primer periodo en el Concejo usted fue uno de los principales aliados de Federico Gutiérrez. ¿Cómo se dio esa cercanía?

Yo a Federico lo conocí cuando decidí ser concejal, nunca había tenido relación con él. Cuando decidí ser candidato me senté con Federico y quedaron claras dos cosas: teníamos diferencias ideológicas en ciertos aspectos, pero también la voluntad de trabajar juntos en esos temas en los que yo quería trabajar. Federico se comprometió a sacar adelante los aspectos ambientales, de movilidad sostenible, de cultura del fútbol, de diversidad sexual, y decidimos llegar a ese acuerdo programático. Debo decir que Federico me cumplió en esos aspectos; tuvo una voluntad política que se materializó en hechos concretos.

¿En qué momento se empezaron a distanciar?

Primero fue la campaña del sí en el plebiscito. Yo me la jugué a fondo por el acuerdo de paz; Federico no estaba tan convencido, y luego empezamos a distanciarnos en otras cosas porque yo creo que a él se lo olvidó que había sido elegido por un público joven, por un público progresista; que había sido elegido porque era el candidato capaz de derrotar al candidato del Centro Democrático. Y una vez elegido, creo que Federico se dedicó más a coquetearle al electorado uribista, y se le olvidó quiénes lo habíamos elegido, entonces poco a poco nos fuimos distanciando. La campaña de 2018 también nos alejó porque yo tomé partido por Sergio Fajardo y eso no le gustó.

En relación con Daniel Quintero, su segundo periodo en Concejo se caracterizó por una corta cercanía y una posterior oposición. ¿Cómo fue ese proceso?

Cuando Daniel Quintero fue elegido alcalde, yo nunca le hice campaña o contemplamos una alianza con él porque nos generaba ciertas dudas. A mí me pareció que era mucho mejor que hubiera sido elegido él y no Alfredo Ramos. En ese sentido, yo busqué al alcalde electo en ese momento y le dije cuáles eran mis temas de trabajo, y también llegamos a unos compromisos políticos y yo empecé siendo parte de la coalición de concejales que lo apoyaban, pero empezó a haber una serie de hechos, como una primera versión del plan de desarrollo muy mediocre; empezó a verse el desorden administrativo que se estaba generando en EPM como la renuncia de la junta directiva y decisiones a mi juicio equivocadas por parte del alcalde.

¿Es a partir de ese momento que se declara en oposición?

Empecé a ver por parte de Quintero una degradación del debate político, una persona incapaz de aceptar las críticas, que simplemente encasilla a todos los críticos como uribistas. Y yo durante todo su primer año de gobierno le advertí en privado y en público que se estaba equivocando, que tenía que corregir el rumbo. Al empezar 2021 con la renuncia del gerente de EPM, con denuncias graves, también empezamos a encontrar hechos graves de corrupción y de mala administración; por ejemplo, en Ruta N, en el programa Buen Comienzo, y en la desfinanciación del Jardín Botánico para entregarle ese contrato a unos amigotes políticos. Entonces yo tomo la decisión de alejarme de la coalición y empiezo a hacer un ejercicio mayor de oposición.

Hablando de la coyuntura electoral, ¿por qué dar el salto a la Cámara y avalado por un partido de reciente creación como Verde Oxígeno en la coalición Centro Esperanza?

Yo considero que en los seis años que pasé en el Concejo aprendí muchísimo de cómo funciona lo público desde adentro. Esto no es algo que si quiera le puedan enseñar a uno en la academia; uno tiene que vivirlo. Aprendí entonces en términos de gestión de proyectos, control político, formulación de políticas públicas; adquirí una experiencia y un conocimiento que me permiten dar un paso más allá. Además, nos sentimos cómodos en el centro del espectro ideológico, nos sentimos representados por la coalición Centro Esperanza y en particular me pareció muy importante la posibilidad de empezar a construir un partido nuevo como Verde Oxígeno.

¿Y cómo ve la contienda presidencial?

El país está en una crisis de liderazgo gigantesco: tenemos un presidente que carece de legitimidad, yo pienso que el uribismo ya va de salida; está muy pasado de moda, ha perdido mucha credibilidad ante la gente. Entonces empiezan a sumar unas alternativas que para mí son claramente populistas, como lo es Petro y Rodolfo Hernández, que cabalgan sobre el desprestigio de las instituciones, la indignación de la gente, pero que ofrecen unas soluciones irreales y que terminan, en el caso de Petro, aliándose con cualquiera con tal de obtener el poder. La alternativa a eso me parece que se está consolidando en la coalición Centro Esperanza, donde se encuentran personas con conocimiento de lo público, con experiencia, pero también con una forma de asumir el debate político y público desde el respeto.

¿Cuál es su candidato o su candidata?

Sergio Fajardo, sin ninguna duda.

Finalmente, ¿por qué se debe votar por Daniel Carvalho a la Cámara de Representantes?

Por un lado, porque tengo una experiencia académica y profesional que hace falta en el debate político, donde muchas veces es gente opinando de cualquier cosa sin conocimiento, sin experiencia. Por otro lado, he demostrado que cumplo con las cosas que prometo, no prometo cosas imposibles, hablo de temas de los que conozco y he demostrado que soy capaz de sacarlo adelante, desde la gestión y desde el relacionamiento político; además, represento una nueva forma de entender la política.

-.
0
300
Inter Rapidísimo pica en punta en el negocio de los envíos en Colombia

Inter Rapidísimo pica en punta en el negocio de los envíos en Colombia

Habla el argentino que tiene volando a Rodolfo Hernández

Habla el argentino que tiene volando a Rodolfo Hernández

Lili Pink, la marca de ropa íntima que desbancó a Leonisa

Lili Pink, la marca de ropa íntima que desbancó a Leonisa

Cantar el voto, una embarrada que le va a salir cara a Egan

Cantar el voto, una embarrada que le va a salir cara a Egan

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus