Un Ángel que, pese a las adversidades, le sonríe a la vida

"No me acuerdo bien, sé que estalló el tanque de la gasolina y no supe más", Diana Patricia Méndez, hoy un ejemplo para la sociedad

Por: Clemente Dominguez
diciembre 25, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Un Ángel que, pese a las adversidades, le sonríe a la vida

“No me acuerdo bien, sé que estalló el tanque de la gasolina y no supe más; me trasladaron al Hospital El Tunal, porque vivía en el Barrio Potosí; luego me llevaron para el Simón Bolívar y es lo único que recuerdo,” afirma muy tranquila, Diana Patricia, aunque preferiría no hablar de este tema.

No superaba los 3 años, cuando ante la falta de condiciones de su familia, ingresó al hogar de paso del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF. A partir de ese momento, su vida transcurrió entre  el hospital y el albergue infantil.

“Tenía mucho susto, todo mundo me miraba feo, como un “bicho raro”; -yo no quiero estar con ella-, decían los niños, quienes me miraban distinto, porque no tenía el rostro como el de ellos”, relata Patricia.

Menciona a una familia lejana que nunca visita; a su madre, hace más de ocho meses que no la ve y sus dos hermanos permanecen en el centro de Bienestar de Suba por su discapacidad, pues tienen limitaciones cognitivas. “Toda la vida he estado en el ICBF y alejada de todo lo que necesito” señala con nostalgia Patricia.

A sus 25 años, Diana Patricia ya completó 56 cirugías reconstructivas que le han permitido recuperar su rostro,  pero siguen afectadas sus córneas y  el cuero cabelludo;   también tiene dificultades con los oficios caseros, porque no ha sido fácil superar las secuelas dejadas por las llamas en sus manos.

Hace 3 años salió del hogar de paso y ahora debe afrontar su vida sola; pagar el arriendo y luchar por el sustento diario. Por eso sintió ganas de trabajar y de la mano de su amiga Cáterin, llegó a la Alcaldía Local de Tunjuelito, donde fue vinculada  al programa de Mecato Social que lidera el Instituto para la Economía Social, IPES. “Me ofrecieron el módulo y el apoyo de la psicóloga, Amalia Rojas Vanegas, una excelente persona que ha estado ahí, conmigo”, asegura sonriente.

Pese a todos los avatares de la vida, está finalizando su educación secundaria. “Mi proyecto es terminar  el bachillerato, graduarme  y estudiar Trabajo Social para ayudar a los niños del ICBF; quiero crear una fundación para personas con quemaduras y enviar un mensaje a las personas para que  no usen pólvora, pues los niños se queman y sus  cicatrices quedan marcadas para siempre”, concluye Diana Patricia.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1434

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Crear para cuidar

Crear para cuidar

Los mejores libros sobre terror en Bogotá

Los mejores libros sobre terror en Bogotá

Nota Ciudadana
Una Soda para miles, un Stereo en el corazón

Una Soda para miles, un Stereo en el corazón

Una apuesta por la pedagogía ambiental y el colectivo

Una apuesta por la pedagogía ambiental y el colectivo