América Latina, ¿pueblos indígenas a la zaga?

En esta región y en el Caribe existen 522 pueblos indígenas, con una población aproximada de 42 millones de aborígenes

Por: luis eduardo forero medina
marzo 15, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
América Latina, ¿pueblos indígenas a la zaga?
Foto: EFE

Históricamente los pueblos indígenas han sido excluidos y discriminados, constituyéndose en el grupo poblacional más expuesto a la pobreza y la pobreza extrema. En comparación con el resto de la población, son los que registran menos participación política, más desnutrición y mortalidad infantil y los que tienen menos acceso a servicios de salud, educación, vivienda, recreación. La mitad se ha trasladado a vivir en zonas urbanas, donde trabajan en oficios ajenos a su cultura como castañeros, cocaleros, ganaderos, gomeros, madereros y mineros. Muchos nativos han sido expulsados de sus propiedades ancestrales, otros han logrado salvarse adoptando el aislamiento voluntario. En fin, hay cada vez hay menos pueblos indígenas y desaparecen sus lenguas aborígenes.

Al momento de averiguar cuántos indígenas viven en un país, según un especialista en estadísticas en México, la respuesta depende de quién pregunte, a quién le preguntes y para qué quieras los datos. Algunas personas suponen que los indígenas andan en taparrabo y lejos de la ciudad.

En Chile según el censo de 1992 había cerca de un millón; en Argentina un millón de personas se define como indígena o su descendiente; en Paraguay habitan 115.944 indígenas principalmente en el Chaco; en Colombia hay 1.378.884 indígenas; en Ecuador serían un poco más de millón y medio de indígenas; en el Perú son más de 4 millones de indígenas, la mayoría mujeres según cifras oficiales; México tiene la población indígena más numerosa del continente, cerca de 16 millones.

En Bolivia los indígenas habitan desde las montañas nevadas de los Andes hasta las cálidas llanuras del Chaco (en Tarija, Pando, Beni y Santa Cruz). En Chile más de la mitad de la población indígena vive en el sector urbano de Santiago, Valparaíso, Concepción y Temuco. En Colombia, la mayoría de la población wayúu, la más numerosa, se concentra en La Guajira y Cesar; aunque en Bogotá residen 87 pueblos indígenas, representados por la Asociación de Cabildos Indígenas (ASCAI) y cuatro Cabildos indígenas reconocidos. Venezuela es el segundo país en América Latina que concentra más indígenas en las urbes.

Por haberse opuesto a proyectos mineros adelantados en sus comunidades sin que se les consultara previamente se han ganado más de un inconveniente. En Venezuela a los grandes planes mineros en la región meridional conocida como el Arco Minero se les dio vía libre sin contar con los indígenas. En Paraguay se omitió consultar a los indígenas en la construcción de las hidroeléctricas binacionales de Yacyreta e Itaipú. En Ecuador, Amnistía internacional puso de presente que “tras una serie de actos de violencia y hostigamiento por parte de las autoridades contra el pueblo indígena shuar por su oposición a un proyecto minero en Morona Santiago, el gobierno declaró el estado de emergencia en la zona y detuvo al presidente de la Federación Interprovincial de Centros Shuar, Agustín Wachapá”. En Bolivia hace 5 años el Ministerio de Justicia dio a conocer que 15 pueblos indígenas están seriamente amenazados en su sobrevivencia física y cultural. Ya desaparecieron cuatro grupos (simonianos, toromonas, bororos y joras).

En 2003, 2006 y 2013 los pueblos indígenas Tagaeri y Taromenani de Ecuador, actualmente en aislamiento voluntario, habrían sido víctimas de masacres en territorio huaorani. En Brasil, en Mato Grosso do Sul, se libran batallas entre indios y hacendados que alegan propiedad de tierras ocupadas por aborígenes desde hace siglos. En Colombia, para reintegrarles la “Madre Tierra” a los indígenas, el expresidente Gaviria se comprometió a entregar a los indígenas del Cauca 25.000 hectáreas de tierra; Samper firmó el Acuerdo La María para devolverles 5182 hectáreas de tierra a indígenas de Totoró; Andrés Pastrana se obligó a negociar miles de hectáreas para transferir a indígenas y Álvaro Uribe se propuso adquirir 7000 hectáreas de tierra para estas comunidades. Esas decisiones continúan incumplidas en su mayoría.

De otro lado, los indígenas costarricenses de Salitre y Térraba, provincia de Puntarenas (sur), son desalojados a la brava de sus tierras. Los indígenas de Uruguay, jamás olvidan el exterminio en Salsipuedes, cuando asesinaron con sevicia a 40 de ellos, y a los sobrevivientes los llevaron prisioneros o los esclavizaron. Fructuoso Rivera, el presidente de la república de la época; llevó a algunos sobrevivientes a Francia para exhibirlos en jaulas como ejemplares exóticos. El plan de Rivera era desaparecerlos so pretexto de europeizar a Uruguay. En Chile, los 3 y 4 de enero, los mapuches recuerdan la lucha por su identidad, entre 100 policías contra 4 mapuches de la comunidad “Lof en Resistencia Cushamen” de la zona cordillerana de Chubut.

La participación política de los indígenas se limita a actos simbólicos, como en Ecuador, donde los dos últimos presidentes de la República han sido ungidos con el "bastón sagrado espiritual". En Colombia el presidente saliente fue posesionado por los indígenas, haciéndolo sentar sobre una piedra sagrada y confesar de viva voz aseguraría las familias ancestrales. Diversos países, v.gr. Ecuador, no cuentan con una política especial para esta comunidad; por el contrario las persigue, porque “si una comunidad o autoridad se opone a las políticas gubernamentales, simplemente no es legalizada y registrada”.

El gobierno de Costa Rica desde 2015 tiene medidas cautelares contra el Gobierno, impuestas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y a favor de los indígenas de los etnias Teribe y Bribri. Brasil está en la mira de las Naciones Unidas, supuestamente por su política anti indigenista. En Colombia, la CIDH dictó medidas cautelares, en el departamento de La Guajira, municipios de Uribia, Manaure, Riohacha y Maicao, para proteger la vida de los niños wayúu de la desnutrición infantil que ha cobrado miles y miles de vidas. En México, en los estados del sur y sureste de México, se registra una alta desnutrición indígena. En Venezuela, los indígenas son propensos a sufrir el dengue, cólera y malaria, que ordinariamente causan muertes que no trascienden a los medios. La intervención en este tema de parte de la OEA es inminente. En México se comprobó que cuando un indígena asiste a consulta médica, lo atiende un pasante en medicina que no le comprende nada; no hay intérprete que transmitiera en su lengua. Lo que el estudiante de medicina supuso entender a señas del paciente, le formuló medicamentos que no había en la botica.

El país azteca con Guatemala, Perú y Bolivia, albergan la mayor población indígena de América Latina y el Caribe, más del 80% en esos cuatro países. En América Latina y el Caribe existen 522 pueblos indígenas, con una población de 42 millones de aborígenes. En Centroamérica en general los indígenas “se apoyan en la espiritualidad para sobrevivir”, según ONU Derechos humanos. El mundo está en manos de los indígenas para la seguridad alimentaria y el cambio climático, indicó la FAO. A la Organización de Estados Americanos (OEA), se le critica porque se tardó de 1999 a 2016, en reuniones y proyectos, antes de expedir la primera declaración americana sobre los derechos de los pueblos indígenas.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
245

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
No habrá paz sin la inclusión de los pueblos indígenas

No habrá paz sin la inclusión de los pueblos indígenas

Nota Ciudadana
La difícil situación de los indígenas en Colombia

La difícil situación de los indígenas en Colombia

Nota Ciudadana
Organizaciones indígenas entutelan el proyecto de Ley de Zidres

Organizaciones indígenas entutelan el proyecto de Ley de Zidres