Alejo Sabaraín Ramos, un prócer para evocar en su bicentenario de fusilamiento

De todos los mártires, la más estudiada, investigada y con un voluminoso trabajo bibliográfico es Policarpa Salavarrieta Ríos. Y los demás héroes, ¿quiénes los recuerda?

Por: Tiberio Murcia Godoy
noviembre 20, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Alejo Sabaraín Ramos, un prócer para evocar en su bicentenario de fusilamiento

El 14 de noviembre de 1817 en la Plaza Mayor de Santafé fueron fusilados y ahorcados Juan Manuel Díaz, José María Arcos, Francisco Arellano y Alejo Sabarain. Y fusilados, Jacobo Marufu, Joaquín Suarez, Antonio Galeano,  y Policarpa Salavarrieta. “Por habérseles sorprendidos y apresado en el transito  a la provincia de los llanos, donde permanecen algunas cabecillas de insurgentes”, según certifico el “Doctor Francisco José de Aguilar, en Santafe a catorce de noviembre de mil ochocientos diez y siete años”(1).

De todos los mártires mencionados, la más estudiada, investigada y con un voluminoso trabajo bibliográfico es Policarpa Salavarrieta Ríos. En la conmemoración de este hecho trágico en la historia de Colombia, Policarpa recibe los honores, liderados por múltiples academias y el  centro de historia de Guaduas, su tierra natal. Homenajes muy justos por cierto a una mujer que como espía contribuyó en la independencia de la República.

Y los demás héroes, ¿quiénes los recuerda? Y entre esos hay uno nacido en la ciudad de Honda, Alejo Sabaraín Ramos. Por eso el Centro de Historia de Honda, me encomendó la ardua tarea de consultar acerca de este brillante oficial, que desde muy joven se vinculo al ejército Patriota. Como se lee “En la Gaceta Ministerial de Cundinamarca de 12 de noviembre de 1812 se habla de una acción de guerra ocurrida a principios de octubre anterior en Gallinazo, no lejos de Simiti, ganada por los republicanos, y en la parte oficial de ella se recomienda la conducta de los dos hermanos cadetes don Leandro y don Alejo Sabarain”, y  luego, peleó en Palace (diciembre de 1813), Calibio (enero de 1814), Juanambu (abril de 1814), Tasines (mayo de 1814) y cayó prisionero en la batalla de la Cuchilla del Tambo (junio de 1816) (2).

Mucho antes había sido degradado de teniente a soldado por Nariño por haber respondido con franqueza, junto con Rengifo, a una pregunta del general sobre cuál camino de tres que había se debía coger para tomarse a Pasto. Ellos le dijeron cuales y a Nariño no le gustó, razón por la cual tomó el del centro, camino con muchas dificultades y que le costó a Nariño su captura y prisión en 1814. Esto según narración de José Hilario López en sus memorias (3).

Sabaraín, López, Posse, Cuervo en Popayán se ganaron la boleta de la muerte y tuvieron que soportar las humillantes y constantes llamados al fusilamiento y a la horca. Pero gracias  al ”embarazo de la reina y las bodas del Infante don Carlos. Fueron indultados los reos procesados, presentes o ausentes, por el delito de insurrección” (4).

Al salir  libre se vinculó con los Almeydas y llevando unos “papeles” que le había entregado La Pola para unos rebeldes en Casanare fue capturado y hecho prisionero. Tenía 22 años cuando recibió las balas de las armas disparadas por lo realistas. Sus últimas palabras se las dirigió a José Hilario López: “si por un acaso extraordinario,  sobrevive hasta la restauración de la libertad, le encargo que le vengase, como patriota, como amigo y como compañero” Noviembre de 1817. Ojalá José Hilario López se las haya cumplido, porque de parte nuestra solo evocamos su memoria.

 

(1) Díaz,  Oswaldo (1964).  Capitulo XX Alejo Sabaraín. Historia extensa de Colombia. Academia de Historia de Colombia. Volumen  VI Tomo I. En base a un documento hallado en el Archivo Nacional, por Don Eduardo Posada. Ediciones  Lerner. Bogotá. Páginas 378 y 380.

(2).Restrepo Säenz, José María &  Ortega Ricaurte, Enrique. (1949). La Pola. Yace por salvara la patria. Publicaciones del Archivo Nacional de Colombia. Volumen XXI. Prensa del Ministerio de Educación Nacional.  Bogotá. Pagina 17

(3) López, José Hilario. Memorias. 1942. Tomo I. Capitulo IV. Editoria ABC. Bogotá. Páginas 54,55 y 57

(4). Díaz, Olwaldo. Página 295.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
16505

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Caricatura: Masiva marcha uribista...

Caricatura: Masiva marcha uribista...

Nota Ciudadana
La Comisión de la Verdad y los militares colombianos

La Comisión de la Verdad y los militares colombianos

Nota Ciudadana
La detención de Uribe y la esperanza de una democracia profunda en Colombia

La detención de Uribe y la esperanza de una democracia profunda en Colombia

Nota Ciudadana
¿Cuándo se acabó el comunismo?

¿Cuándo se acabó el comunismo?