Al tablero con Emiro Arias Bueno

El escenario es distinto, pero él es el mismo. Pasó de las aulas de clase a la política, de hacer pedagogía en la academia a otros escenarios como las calles y los hogares

Por: Isa Salcedo
septiembre 25, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Al tablero con Emiro Arias Bueno

Después de un largo recorrido por las calles de Barrancabermeja, sin un gran esquema de seguridad, únicamente acompañado por dos policías que lo custodiaban, su director de campaña y su director audiovisual, Emiro Arias Bueno, llegó al lugar de la entrevista. Me estrechó la mano y luego, me dio un abrazo tan cálido como el clima de la ciudad que lo recibía; parecía que me conociera de toda la vida. Así inició este encuentro que dio como resultado las siguientes líneas.

Emiro se define como un ciudadano común y corriente que ha tenido una decisión de lucha política y social constante desde sus 15 años. Defensor del medio ambiente, del agua, del Páramo de Santurbán y de causas sociales justas. Se formó como economista en la Universidad Cooperativa de Colombia (UCC) y, posteriormente, realizó una maestría en Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Bucaramanga (UNAB) en alianza con la Universidad de Salamanca en España. Es polifacético. Es profesor universitario, consultor, activista, deportista, y, a veces, cuando las circunstancias lo permiten, ejecuta proyectos de construcción.

Su trayectoria en la política ha sido poco visible pero constante, pues siempre ha estado ligado a ella. Fue candidato a la Alcaldía de Bucaramanga en 1997. Seis años más tarde, en el 2003, fue candidato al Concejo de Bucaramanga y obtuvo la credencial, pero como él dice: “me la robaron, me hicieron un fraude electoral; lo documenté, lo denuncié, judicializaron a los responsables, los condenaron, pero nunca me devolvieron la curul porque inició un nuevo proceso de reforma política”.

En el año 2010, fue candidato a la Cámara de Representantes en fórmula con el senador Jorge Robledo, elecciones en las que obtuvo aproximadamente 5 mil votos. “En esa época, hace casi 10 años, no había voto de opinión, y obviamente las maquinarias políticas nos arrasaban porque no existían las ciudadanías de hoy, dispuestas a votar por las propuestas, a votar por las ideas. Hoy tenemos una ventaja y es que hay una nueva ciudadanía en el país y en el departamento que va a decidir y va a ser determinante en estos procesos democráticos”, afirma Arias.

También fue el director de la campaña de la candidatura de Leonidas Gómez al Senado de la República, en la que logró la votación más alta en Santander. Luego de que Leonidas obtuvo su curul en el Senado, le propuso a Emiro que fuera su candidato a la Gobernación, por lo que afirma que él es “un invento de Leonidas Gómez”. Emiro aceptó su propuesta e iniciaron la campaña con múltiples reuniones donde el Senador le manifestaba abiertamente su respaldo y le indicaba a las personas que él era su candidato. Sin embargo, la noche del 18 de diciembre de 2018, todo cambió.

Emiro recuerda esa fecha como si fuera ayer. “Recibo una llamada de Leonidas en la que me dice que va a renunciar al Senado de la República y que va a ser candidato a la Gobernación de Santander, que me retirara. Luego de consultar con toda la dirección de Dignidad Santandereana, de la cual yo era el director, acordamos que no íbamos a renunciar y que lo íbamos a convidar a que se sometiera a una consulta interna que podía realizarse a través de la Registraduría el 26 de mayo de ese año. Él aceptó; públicamente lo reconoció ante los medios de comunicación y luego, en enero, el comité ejecutivo del Polo Democrático citó a una reunión extraordinaria y determinó que no había consulta y que el candidato único del partido era Leonidas Gómez”, comenta.

Aunque por su mente no rondaba la idea de aspirar algún día a la Gobernación de su departamento, decidió, como reza el himno de su tierra, tomar el coraje por estandarte, retirarse de esa colectividad e iniciar un proceso de manera independiente, por firmas. “Es un asunto de dignidad y de respeto con los ciudadanos y conmigo mismo, de no dejarme en cierta medida manosear de una actuación irresponsable con la política, con la democracia y con el pueblo santandereano. Primero, el abandonar su curul, y segundo, el venir como si nada a querer ser candidato a la Gobernación. Aquí estoy hoy en estas circunstancias, producto de esa situación que he descrito; por eso soy hoy candidato a la Gobernación de Santander”, afirma.

“Desde entonces, lo hemos asumido con mucha responsabilidad, con toda la altura y con toda la decisión de ganar la Gobernación de Santander. Para eso hemos estado estudiando estos últimos seis meses, conociendo lo que no conocíamos, y hemos planteado un programa de gobierno que se llama “Es con la gente que Santander no se rinde. Santander 21.5” que es nuestra plataforma y es lo que le estamos transmitiendo a los santandereanos en los debates, en los foros, en la calle y en los diálogos ciudadanos permanentes que hacemos todos los días”, agrega Arias.

También fue el promotor de la Consulta Anticorrupción en Santander y según cuenta, “nos decían que si nos iba bien, sacábamos por ahí 50 mil votos, y logramos sacar 650 mil votos en el departamento, es decir, votó el 65% de la gente que vota para la gobernación, y eso nos marca un plus, que creemos que va a ser decisivo en estas elecciones del 2019 a la Gobernación de Santander, porque hay una ciudadanía activa que está queriendo de manera decidida que las cosas cambien, y que no quieren que ese “frente nacional”, del cual tanto he hablado, entre liberales y la familia Aguilar, siga gobernando nefastamente nuestro departamento”.

Arias continúa diciendo que “hay un país que está despertando y que entendió, a través de la Consulta Anticorrupción, que es posible votar sin necesidad de toda la parafernalia de la política tradicional de vallas, jingles, afiches, buses, lechonas, tejas, bultos de cementos y compra de votos. Esa ciudadanía entendió y salió el año pasado cuando nadie daba un peso por la Consulta Anticorrupción a votar y fuimos casi 12 millones de votantes en el país. Es con la gente, no es con la clase política tradicional, no es con los partidos políticos. Nosotros creemos que los partidos políticos están llamados a hacerse una reingeniería, tienen que entender que, si no corrigen el rumbo, van a desaparecer porque hoy los que tienen la fuerza y la posibilidad de transformar la política y la sociedad son los ciudadanos, no los partidos políticos”, afirma con plena convicción.

Fue así que, con la determinación que caracteriza a los santandereanos, Emiro Arias Bueno, tomó la decisión de salir a las calles con el fin de recoger firmas para lanzarse como candidato independiente a la Gobernación de Santander. En ese acto de osadía, logró recolectar 111 mil 480 firmas, de las cuales, el Consejo Nacional Electoral (CNE), le avaló 83 mil. Con ese número de firmas, pues en Santander, la Registraduría Nacional del Estado Civil, exige mínimo 50 mil firmas válidas, pudo lograr su primer objetivo: oficializar su candidatura; ¿cuál es el siguiente? ser gobernador de nuestro departamento. Gracias a ese número de personas que firmaron y le dieron su aval, que apoyaron sus ideas e ideales, Emiro pudo inscribir el movimiento ciudadano denominado “Santander no se rinde”. 

Además de su familia, su apoyo incondicional, su equipo de trabajo está conformado por nueve personas, de las cuales sólo cuatro de ellas devengan unos honorarios mínimos; el resto son voluntarios. “No tenemos un equipo con alto presupuesto, pero sí con mucha capacidad analítica para trazar una estrategia como la tenemos planeada para ganar de esa manera la Gobernación de Santander”.

En esta ocasión decidí invertir los roles y pasar a Emiro al tablero para que sean los electores quienes lo evalúen. 

Isa Salcedo: ¿Por qué apostarle a la independencia?

Emiro Arias: Porque entendí esto. Yo estuve mucho tiempo en el Polo Democrático y traté de construir un sueño, un partido perfecto. Uno sueña, como ciudadano, y como militante de un partido, que su partido sea el mejor del mundo, ¿cierto? Y termina uno encontrándose con muchas dificultades, con que el partido de uno se parece a los partidos tradicionales que es lo que uno tanto cuestiona o que está haciendo carrera en el partido del caudillismo, del gamonalismo, y finalmente, uno entiende que por ahí no se pueden transformar realmente las realidades políticas, económicas, sociales y culturales del país y del departamento.

Entonces yo lo que hoy comprendo es que los ciudadanos tenemos que hacer un esfuerzo de ir hacia un proceso mucho más allá de los partidos políticos y por eso estoy insistiendo que debe ser con la gente y no con los partidos políticos. Hoy tenía unas citas acá con unos actores políticos de Barrancabermeja que querían proponerme acuerdos políticos y yo les dije que no porque realmente la decisión mía es que en la medida en que yo logre desligarme profundamente de los partidos políticos y que esté permanentemente cercano a los ciudadanos, le logro demostrar a los electores que nuestra candidatura es muy coherente y no responde a intereses partidistas sino que responde realmente a los intereses de la gente.

I.S: ¿Por qué no aliarse con Leonidas Gómez para poder acabar con, lo que usted ha denominado, el “frente nacional santandereano”?

E.A: Porque Leonidas tiene incorporado en su campaña política a parte de ese “frente nacional” que ha gobernado a Santander. Entonces, yo no concibo que uno se plantee ser independiente y alternativo y le manifieste a los santandereanos ser diferente cuando tienes de aliados a quienes han mal gobernado durante los últimos 30 años el departamento. Con ellos no vamos a cambiar nada. Con ellos lo que hay es acuerdos; los conocidos acuerdos burocráticos, los conocidos acuerdos en la ejecución presupuestal, que van a terminar en escándalos de corrupción.

Entonces, yo no puedo estar diciéndole aquí, de labios para afuera a la ciudadanía, que yo soy diferente, cuando yo me alio con los autores del saqueo permanente de nuestros recursos; por eso no creo que sea posible una alianza con Leonidas Gómez, porque él perdió su rumbo, perdió su norte, está en las ilógicas de que hay que hacer alianzas para ganar como sea, que hay que ganar a ultranza, no importa aliarse con quien, pero hay que ganar y yo no estoy de acuerdo con eso. 

Yo creo que la grandeza que hemos tenido nosotros y en últimas, el respaldo que tuvo Leónidas a la Gobernación de Santander en el 2015, y la gran acogida que tuvimos también en el año 2018 con su candidatura al Senado de la República, fue precisamente porque logramos demostrarle a la gente que no estábamos untados ni un milímetro de la clase política tradicional.

I.S: Entonces, si llegara a ser elegido como gobernador, ¿cómo enfrentará a la oposición?

E.A: Nosotros vamos a señalar los actos de corrupción que puedan existir, pero vamos a llamar a una gran convergencia democrática para rescatar el departamento y sacarlo adelante. Santander tiene mil problemas por resolver como para ponernos en peleas ideológicas o políticas, o para tratar de ganar una gobernación para aplastar al contrario, a los que piensan diferente a mí y amar una guerra civil.

Vamos a tratar de convocarlos con nuestro programa de gobierno, con nuestro plan de desarrollo y con nuestro escenario de gobernabilidad que estamos planteando que son las mesas temáticas territoriales para que se sumen a este esfuerzo. 

Si realmente ejercen la política para aportar a la solución de los problemas de los ciudadanos, bienvenidos sean, pero si llegan a tratar de chantajearme con sus fuerzas políticas, o a querer brindarme su apoyo a cambio de puestos, contratos, o participación en el presupuesto departamental, van a encontrar una gran confrontación.

No llego con la lanza de la guerra, sino con la pipa de la paz. Esa es la propuesta que tengo para la clase política: o trabajamos unidos en función de rescatar el departamento y hacer de Santander un departamento que logre estar en el segundo lugar, de donde nunca debimos salir, o nos toca confrontar las ideas y los debates fuertes junto con los ciudadanos para que con ellos lo saquemos adelante.

Pero le estamos planteando lo anterior no solamente a la clase política, sino también a los empresarios, y a los sectores académicos del departamento. Que hagamos una alianza estratégica entre esas tres fuerzas: el estado, los empresarios y la academia para desarrollar el aparato productivo del departamento, disminuir las brechas de desigualdad, disminuir el desempleo y disminuir la pobreza que hoy ronda a 400 mil habitantes de Santander y 80 mil de ellos están en la línea de pobreza absoluta, en la cual no tienen ingresos superiores a los 250 mil pesos mensuales. Yo creo que esa tiene que ser la preocupación y no si vamos a derrotar al Partido Liberal, a la familia Aguilar o a los Tavera. 

Definitivamente, la fuerza de los hechos, de nuestros comportamientos y de los ciudadanos generarán una nueva dinámica política en el departamento y así lo tendrán que entender las demás fuerzas, o se suman o serán arrasados. Eso sí, sin que se le haga a uno imposible gobernar, porque se pierde y se desinstitucionaliza el ejercicio de la administración pública.

I.S: Muchos gobernadores de Santander, parecen más bien, alcaldes de Bucaramanga, pues se quedan anclados en la capital y se olvidan de las provincias. ¿Cómo hará usted para cubrir los 87 municipios, contando, por supuesto, con el apoyo de los mandatarios locales?

E.A: Hay varios temas. Uno de ellos es la conectividad. Santander tiene una deuda histórica con las provincias, porque desde hace 50 años resolver el tema de la pavimentación de las vías terciarias y secundarias se volvió un mito y lo que hemos venido es acumulando un déficit muy fuerte que hoy bordea los 15.8 billones de pesos. Teniendo en cuenta que Santander no recibe sino unos recursos para libre inversión cercanos a los 800 mil millones de pesos anuales, si uno mira el déficit vs el presupuesto que se recibe anualmente, entonces uno dice: esto nunca se va a resolver. 

Tenemos una deficiencia de saneamiento básico de agua potable; 57 de los 87 municipios no la poseen, es decir, aproximadamente el 65%. Tenemos una deficiencia de cerca de 2 mil aulas escolares que podría costar 2 billones de pesos resolverla, y tenemos una república hospitalaria que está a punto de colapsar con un déficit fiscal cercano al billón de pesos.

Entonces, si se suman esas cuatro cosas, se tienen cerca de 25 billones de pesos por resolver y se cuenta con 800 mil millones de pesos al año para resolverlo. Entonces, el ejercicio de poderle llegar a todos los municipios, es sentarnos a hacer un plan estratégico como lo hemos denominado en nuestro programa de gobierno: “Santander 21.5”. 

Yo no voy a resolver esos problemas en cuatro años; es imposible. Pero si nosotros empezamos un proceso estratégico donde haya cero corrupción, la cual se lleva el 30 o el 40 por ciento de los recursos, avanzamos rápidamente. Es decir, mostrando seriedad y transparencia en el manejo de los recursos públicos, la gente en el país y a nivel internacional volverá a creer en nuestro departamento.

De esa manera nosotros pretendemos tratar, en la medida de lo posible, con lo que tenemos, estos cuatro años, llegarle a los 87 municipios con algunas cosas para resolver; pero las soluciones del departamento están en el mediano y el largo plazo y lo que nosotros queremos es iniciar un proceso con nuestro ejemplo, con nuestros comportamientos y con nuestra forma de administrar los recursos públicos que le permita a Santander ir saliendo del atoro y del atraso al que ha sido sometido por esta clase política tradicional que hoy quiere nuevamente, con toneladas de plata, tomarse la gobernación de Santander.

I.S: ¿Cómo piensa aprovechar la designación de Barrancabermeja como Distrito Especial, para generar proyectos de inversión y mayores oportunidades de empleo?

E.A: Queremos proponerle a Barrancabermeja que construyamos las Regiones Administrativas y de Planificación (RAP). Para ello podemos acudir a las Zonas más Afectadas por el Conflicto Armado (Zomac), teniendo en cuenta que el Magdalena Medio ha sido una de las regiones más golpeadas por el conflicto; eso le permitirá tener un rubro de regalías más alto, por parte del Gobierno Nacional, para tratar de solucionar no sólo el problema de víctimas sino también el problema de la inversión social y la gran necesidad que hoy tiene el Magdalena Medio, especialmente Barrancabermeja, de recuperar su aparato productivo y disminuir el desempleo que está bordeando el 26 por ciento.

Se crearán dos RAP. Una que cobije a Barrancabermeja y el Magdalena Medio antioqueño para generar el cluster petroquímico, puesto que en el municipio ni siquiera existe una fábrica de pinturas, es decir, la refinería se utiliza únicamente para refinar el crudo y convertirlo en gasolina, pero los excedentes de petróleo pueden generar cualquier otra cantidad de productos y, en ese sentido, el cluster nos va a servir para reactivar mucho más el trabajo.

La otra RAP comprenderá Barrancabermeja, sur de Bolívar y sur de Cesar, porque las necesidades de los habitantes de esas regiones, por ejemplo, en temas de salud, las atiende principalmente Barrancabermeja, en el Hospital San Rafael, que no es ni siquiera un hospital de tercer nivel.

Entonces, esas RAP nos van a permitir tener recursos, por ejemplo, para infraestructura; para plantearle a las personas del Magdalena Medio tener un buen hospital acá con las dotaciones, ojalá no solamente de tercer nivel, sino de segundo nivel; nos va a permitir consolidar un desarrollo que estamos articulando y que ya se está moviendo con el corredor industrial entre Sabana de Torres y Barrancabermeja con los dos puertos multimodales que hay, que son el de Impala en Barrancabermeja y el Puerto Multimodal de Gamarra y en medio de eso generar un centro de servicios para el país.

O sea, podemos convertir al Magdalena Medio santandereano en un gran potencial del desarrollo del departamento y estamos planteando que Barrancabermeja sea su capital, para que el municipio, además de ser Distrito Especial, reciba más recursos de inversión del orden nacional que los requiere de manera urgente para así poder generar un desarrollo productivo a gran escala en ganadería extensiva, en agroindustria, en piscicultura, en agricultura tradicional, en turismo cultural, ecológico, de avistamiento, entre otras potencialidades.

Pero, para ello, necesitamos conectar los sectores políticos con los sectores empresariales, que es un gran divorcio que hay desde hace más de 20 años porque a las personas que han venido gobernando el departamento no les interesa que los recursos de la gobernación se canalicen mediante convenios interadministrativos porque a través de esa modalidad no pueden hacer el saqueo y esquilmar los recursos públicos con corrupción y enriquecerse extraordinariamente como lo han venido haciendo.

I.S: En Barrancabermeja ha tenido bastante auge el ciclismo, sin embargo, la ciudad no cuenta con ciclorrutas, ¿qué le propone usted a los biciusuarios?

E.A: No se necesita hacer ciclovías. En el 2016, el Congreso de la República, aprobó la ley 1811, que le da las garantías a todos los biciusuarios de movilizarse de manera tranquila por todas las carreteras del país sin que haya ninguna restricción. Pueden tomarse un carril, preferiblemente el de la derecha; así lo estipula la ley. 

Lo que hay que empezar es a hacer pedagogía para que tanto biciusuarios como los demás ciudadanos conozcan la Ley y entiendan que la bicicleta tiene las mismas características de cualquier otro medio de transporte; que cuando los quieran adelantar tienen que hacer la misma maniobra como si fueran a rebasar un carro, no empezar a pitarles porque van despacio o para que se orillen, pues ahí es donde se ocasionan la mayor cantidad de accidentes que terminan en tragedias, con pérdidas de vida de seres humanos.

Entonces, lo que nosotros estamos planteando es el uso de la bicicleta. De hecho, yo me movilizo en Bucaramanga en una bicicleta eléctrica; la estoy mostrando para decirle a los ciudadanos que ese es el transporte del futuro en nuestras ciudades, que hoy tiene unos precios altos, pero que en la medida en que eso se masifique como cuando salieron los celulares, vamos a tener unos precios cómodos y la gente va a poder transitar en ella.

Es una cosa espectacular poderse transportar ahí, es una tecnología limpia, no contamina, no genera CO2. Solamente nos da un poquito de hambre, pero eso se compensa con una buena comida; ese es el transporte de moda y lo que hay que acudir es a hacer pedagogía.

Este es un país que tiene grandes deficiencias de sentido común, no tenemos construida una cultura ciudadana, y por lo tanto, cada ciudadano cree que tiene el derecho de violar lo que sea, desconociendo completamente nuestro ordenamiento jurídico constitucional, desconociendo las normas de tránsito, desconociendo las normas como ciudadanos, los deberes y los derechos, porque no hay una pedagogía constitucional que nos enseñe que debemos comportarnos de cierta manera como colectivo que somos y que no podemos imponer nuestros caprichos y nuestras decisiones por encima de las decisiones de la mayoría. Eso está en nuestra Constitución, entonces, nosotros lo que estamos planteando es que en lugar de gastarnos 30 mil millones de pesos para hacer ciclorrutas, que nos valen más obras de cemento, más contaminación y más espacios reducidos, es invertir 3 mil o 2 mil millones de pesos en pedagogía y mucha cultura ciudadana.

En sus redes sociales ha convocado a los internautas a unirse con los hashtags #EsConLaGente y #SantanderNoSeRinde y le deja un mensaje contundente a los santandereanos: “A mí no me pueden tildar absolutamente de incoherencias porque, como dice el adagio popular: “siempre he estado del lado correcto de la historia”, y el lado correcto de la historia es estar al lado de las decisiones de los ciudadanos y de sus intenciones de transformar este país y este departamento. Y lo que hoy nos reclama la gente es precisamente eso: la coherencia. Así no tengamos oportunidad de ganar absolutamente nada, pero seguir siendo coherentes como yo lo he sido durante mis últimos 35 años que llevo en la lucha política”, concluye el candidato.

Ahora solo queda una gran pregunta: ¿será que pasa la evaluación a la que será sometido por los ciudadanos? La respuesta la obtendrá este 27 de octubre tras el escrutinio de las urnas.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
4002

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Los 10 años que lleva Santander en posconflicto

Los 10 años que lleva Santander en posconflicto

Desde La Picota, 'el Tuerto' Gil define sus candidatos en Santander

Desde La Picota, 'el Tuerto' Gil define sus candidatos en Santander

El regaño de Falcao a candidato a la Gobernación de Santander

El regaño de Falcao a candidato a la Gobernación de Santander

La plata de la venta de Isagen que llegó a Santander. ¿Qué van a hacer?

La plata de la venta de Isagen que llegó a Santander. ¿Qué van a hacer?