“Ahora, lo que se viene es una ola de suicidios”

El psiquiatra Carlos Climent conversa con Juan Manuel Ospina sobre el lado oculto y dañino del encierro, que va para largo, haciéndose difícil de soportar para la gente

Por:
mayo 27, 2020
“Ahora, lo que se viene es una ola de suicidios”

Desde su apartamento en Cali,  el pisquiatra Carlos Climent, autor de varios libros y una de las voces más críticas frente al encierro prolongado de los mayores de setenta años, analiza las consecuencias silenciosas y dramáticas que puede tener no solo la pandemia, con la incertidumbre y el miedo a la muerte que despierta, sino las consecuencia del arma de los gobiernos para enfrentarla: las  cuarentenas prolongadas. Conversación con Juan Manuel Ospina.

Juan Manuel Ospina: Nos volvemos a encontrar, de una manera menos amable, en este encierro forzoso, pero más allá de eso hay algo muy fuerte que ha traído la pandemia: viejos referentes de vida volaron en horas y hoy estamos enfrentando una incertidumbre que nos afecta como personas, ¿cómo ves esto, Carlos?

Carlos Climent: La incertidumbre es una circunstancia que siempre tratamos de eludir. La gran cantidad de cosas que hacemos en la vida tiene que ver con asegurarnos el control, de mi vida, de mi futuro, de mi familia; la pandemia nos coloca en la incertidumbre total, para el mundo entero.

Una situación nueva que genera una gran ansiedad, una desesperación y todos los trastornos mentales latentes se reavivan:  hay depresiones, incremento de suicidios y esto es una prioridad. Los gobiernos no están metiéndole el diente a este tema porque bastante tienen con los problemas de la economía.

JMO: Estos impactos sicológicos pueden tener un alcance duradero; asociado a esta incertidumbre hay un sentido de pérdida. Teníamos unas seguridades, unas rutinas y las perdimos. Tocaste el punto del aumento de suicidios.  ¿Tienes alguna cifra sobre esto? ¿o es percepción tuya?

CC: Son ambas cosas. Por un lado, la experiencia clínica nos indica que la gente que está sometida a una situación de encierro, donde no hay esperanza de que se resuelvan las circunstancias motivo del encierro, hace que la gente se deprima y el desespero lleva al suicidio.

Pero también hay información de investigadores que están sacando la bandera roja para advertir que se viene una epidemia de suicidios. El cálculo más reciente, en un escenario promedio, es que la pandemia, sólo en Estados Unidos puede llevar a 75 mil suicidios. Grupos muy serios de investigadores internacionales advierten de la ola de suicidios. Para eso necesitamos prepararnos porque se puede prevenir. Hay que ayudarle al gobierno a utilizar estrategias que estén acorde con el sistema de salud colombiano.

JMO: ¿Se está haciendo algo en el país en este sentido?

CC: No tengo información actualizada pero seguro que en el Ministerio de salud  están pensándolo y deben saber que hay que anticiparse y buscar las poblaciones más vulnerables. Sabemos que va a haber aumento de alcoholismo y drogadicción y todo esto lleva a un descontrol emocional.

JMO: El escenario de No Futuro para los jóvenes es difícil. Otra cuestión de la que se empieza a hablar porque genera tensión, es el aumento de los conflictos conyugales, los matrimonios están estallando.

CC. Hay de todo, hay parejas que venían en conflicto antes del encarcelamiento y que esta situación de acercamiento hizo explotar la relación;  pero por otro lado hay parejas que esta cercanía forzada los ha obligado a pulir las aristas para relacionarse.

Lo que si sabemos es que este encierro está muy largo. Durante los primeros 30 días hubo como una luna de miel con el encierro, pero ya llegó la saturación. lo veo con mis pacientes que los está llevando a un nivel de saturación muy grande. Hay que tener la esperanza de que debe haber un cambio. El país hay que abrirlo.

JMO: Acá lo único es que aprendamos a hacer un ejercicio responsable de la libertad. Vamos a tener que mostrar que somos capaces de ser libres y responsables de la libertad. Por eso no entiendo muchas veces el encierro prolongado nuestro, el de los mayores de 70 años. Si no somos responsables nosotros a esta altura entonces ¿quién lo es?

CC: Mira el ejemplo de Suecia, abrió las puertas y lo dejó en manos de los ciudadanos y el país funciona. El  otro ejemplo es Costa Rica, este pequeño país ha dado muestra de responsabilidad:  no limitaron a la gente y las cifras son muy favorables.

Y esto toca con la responsabilidad de los adultos mayores, ¿Cuál es la idea de guardarlos? Es que si ves,  la cifra de muertos de ancianos es confusa. Si  bien es el 49% de los fallecidos  y desde el comienzo decidieron encerrarlos  quiere decir que estos viejos se murieron en la casa; estaban prisioneros en su casa y llegaron los nietos, los grupos humanos que viven cerca de ellos y los contagiaron. Estimulemos mejor a la gente a que actúe responsablemente, a toda la población.

Es que no se le puede delegar la responsabilidad individual al Estado, tiene que intervenir pero ante todo tiene que generar el espacio para que pueda haber el ejercicio responsable de la libertad.

Este es el punto muy importante, en el que vale la pena insistir. Es que el Estado no puede resolver los problemas de cada uno, acá hay que cumplir con las normas y cuidar a los demás. Es posible que salgamos de esta crisis más responsables, más conscientes y más generosos.

Vamos a salir de esto, pero todos tenemos que colaborar con responsabilidad. Este es el trabajo de todos, no del gobierno, depende y debe salir de cada uno. Responsabilizarnos y mirar como todos también se responsabilizan.

-Publicidad-
0
45800
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El confinamiento salvó más de 3 millones de vidas en Europa

El confinamiento salvó más de 3 millones de vidas en Europa

William Ospina revela las claves de su última novela: Guayacanal

William Ospina revela las claves de su última novela: Guayacanal

"El 60% de los restaurantes se van a quebrar"

"Desconocer el malestar social es gravísimo"