Opinión

Agradecimiento y esfuerzo: nuestros deportistas enseñan

Luis Javier Mosquera, Egan, Nairo y Rigo, Catherine, Díaz y Cuadrado, y muchos más, nos emocionan porque con esfuerzo le ganaron a la adversidad, y son agradecidos

Por:
julio 26, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Agradecimiento y esfuerzo: nuestros deportistas enseñan
Mosquera fue en contravía del libreto de los personajes públicos. Hizo algo extraño: comenzó agradeciendo por las oportunidades al Ministerio, Comité Olímpico, a su esposa y a sus hijos, a su pueblo. Foto: Comité Olímpico

Algunos deportistas colombianos nos inspiran con su humidad cuando triunfan: suelen agradecer las oportunidades y exaltar el esfuerzo en medio de las mayores dificultades. ¡Cómo podríamos aprender de ellos en esta sociedad en la que también campean la agresión al otro y la cultura del logro fácil!

Ayer Luis Javier Mosquera, levantador olímpico de pesas nacido en Yumbo hace 26 años, Valle, ganó medalla de plata en Tokyo, la primera de Colombia en estos juegos. Ya había conseguido una de bronce en Río en el 2016. Difícil saber qué produce más emoción: si el hecho mismo de haber levantado no sé cuántos kilos en cuántos enviones y quedar a un pinche kilo del ganador, un chino, o las declaraciones que dio después.

Lo que Mosquera dijo luego de la ceremonia de premiación iba en contravía del libreto al que solemos estar acostumbrados en el trajín y la interlocución de los personajes públicos. Hizo algo extraño: comenzó agradeciendo por las oportunidades al Ministerio (pese a que, como se supo, el gobierno no apoyó a los pesistas), al Comité Olímpico, a la Federación Colombiana de Pesas, a su esposa y a sus hijos, a su pueblo que, lo sabía él, le envió las mejores energías… Habló de su sueño de ser medallista olímpico desde los 10 años, de la persistencia. La disciplina le gana al talento, dijo… esfuerzo, mucho esfuerzo, concentración. “Nos faltó la comida, no era suficiente lo que ganaba mi padre. Nos acostábamos con hambre y nos levantábamos igual. Por eso trabajé a los 16 años, soy peluquero… A mis amigos los motilo y a mí, a los de la selección, a mi esposa…” (El Tiempo, 25.7.21).

Agradecer, por un lado, y la exaltación del esfuerzo, de levantarse después de las caídas, en medio de las mayores dificultades, por otro, son dos valores de los que deberíamos apropiarnos.

______________________________________________________________________________

Un monje benedictino suizo creó un movimiento para promover el agradecimiento (“gratefulness”). “No agradecemos porque somos felices; al contrario, tocamos la felicidad cuando agradecemos

________________________________________________________________________________

Un monje benedictino suizo, David Steindl-Rast, de 95 años y aún activo, creó un movimiento para promover el agradecimiento (“gratefulness”). “No agradecemos porque somos felices; al contrario, tocamos la felicidad cuando agradecemos”. La fuerza para vencer las dificultades es mayor cuando somos agradecidos.

La alegría sincera por el triunfo de Mosquera, como consta en las redes, provino de todas partes, sin distingo de afiliaciones políticas, religiosas o regionales. Es un poco extraño constatar ese orgullo de ser colombiano en un país en el que en el que se campea la cultura de aniquilar moralmente a los que se consideran enemigos, que también son colombianos, y la indiferencia ante la eliminación física, a diario, de tantos otros, por intolerancia.

Casos como el de María Isabel Urrutia y Luis Javier Mosquera, Egan Bernal, Nairo Quintana y Rigo, Catherine Ibargüen, Luis Eduardo Díaz y Juan Guillermo Cuadrado, para citar solo algunos pocos, nos llenan de emoción porque en ellos reconocemos el inmenso trabajo y el esfuerzo de salir adelante en medio de las mayores adversidades, clave de sus triunfos, y porque son humildes y agradecidos.

El despliegue del agradecimiento y del tesón se encuentra, además del deporte, en la música, en la academia y la ciencia, en la vida empresarial, en desarrollos comunitarios, en la defensa del medio ambiente, en la docencia. En algunos casos lo sabemos por liderazgos conocidos y en la mayoría se trata de millones de colombianos anónimos que salen adelante en medio de inmensas dificultades.

 

-.
0
200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Angela Merkel, la conservadora de principios liberales y la caída de su partido

Angela Merkel, la conservadora de principios liberales y la caída de su partido

Sin internet rural: ¿resucitar el modelo Radio Sutatenza y la TV educativa?

Sin internet rural: ¿resucitar el modelo Radio Sutatenza y la TV educativa?

La gente se lanzó a los cursos en línea

La gente se lanzó a los cursos en línea

El covid se irá, la epidemia del odio avanza…

El covid se irá, la epidemia del odio avanza…

Alejandro Gaviria: respeto, compasión, serenidad, experiencia

Alejandro Gaviria: respeto, compasión, serenidad, experiencia

¿Debió la Comisión de la Verdad patear el tablero?

¿Debió la Comisión de la Verdad patear el tablero?

Talibanes: golpe a EE. UU., el invasor… y a la democracia

Talibanes: golpe a EE. UU., el invasor… y a la democracia

Bienvenido el Nuevo Liberalismo

Bienvenido el Nuevo Liberalismo