Adela Chaljub, la matrona ausente en la familia Char

La vida de Fuad Char y sus tres hijos giró en torno a ella hasta que un cáncer se la llevó en 1994, antes de verlos convertidos en el gran clan político de la Costa

Por:
marzo 11, 2022
Adela Chaljub, la matrona ausente en la familia Char

El destino de los Char tal vez habría sido distintos, si su mamá, Adela Chaljub, no hubiera muerto prematuramente, hace casi treinta años cuando sus tres hijos apenas comenzaban a decidir que camino cogerían. De raíces sirio-libanesas como su esposo Fuad, con quien se casó en 1963, la familia con sus tres hijos Antonio, Álex y Arturo, eran el centro de su vida, y mantenerla unida y salvaguardarla de escándalos y vaivenes fue un propósito. Aconsejó a su esposo aceptar la gobernación del Atlántico; un nombramiento que llegó en 1983 por parte de un Presidente conservador Belisario Betancur, sin consideración de la militancia liberal de Char. Esta experiencia le abrió el camino hacia la política en la que entró a fondo en 1992, cuando entró a formar parte del primer congreso posterior a la Constitución de 1991. Junto a él, siempre Adelita Chaljub.

Hija de unos joyeros de ascendencia libanesa que vivían en Lorica, el pueblo de Córdoba donde conoció a Fuad Char, hijo de Ricardo Char, un inmigrante sirio asentado allí desde 1924. Llegó huyendo de la violenta desintegración del Imperio Otomano. Solo tenía dos monedas de oro en el bolsillo cuando desembarcó en Colombia, que le sirvieron para montar una tienda de ropa. Un siglo después, esa semilla se convirtió en el plante de su hijo que levantó un emporio de 350 almacenes con presencia en 105 municipios de 21 departamentos y que produce, en promedio, 6 billones de pesos al año, bajo el nombre de Olímpica.

La llegada de su esposo a la gobernación de Atlántico fue la oportunidad para que Adela Chaljud diera rienda suelta a su sensibilidad social y consideración por la gente popular, finalmente los clientes de sus almacenes, a quienes veía a diario. Aprendió a escucharlos pero también a buscar resolverles problemas. Fue ella quien, como primera dama del departamento se puso al frente de los damnificados por la inundación del Canal del Dique dejó en la calle a 200 mil personas.

Semanas después de que la constructora Sanz y Cobe hicieran reformas para ampliar el dique que colapsó, fue Adela Chaljub, quien se encargó de asegurarles un plato de comida, una cobija donde arroparse, ropa con qué vestirse a las personas que lo perdieron todo. Esta determinación le valió varios reconocimientos como el que le dio la Cruz Roja al nombrarla Señora Barranquilla en 1987. La sociedad de Mejoras Públicas de la ciudad le dio la Medalla Cívica.

En la raíz de la pasión de los Char por el Junior también está Adela Chaljub. Seguidora del equipo como una hincha más entre los barranquilleros cuando ésta era una modesta agrupación de entusiastas jugadores que el patrocinio de la Olímpica disparó. Fueron los recursos que inyectaron los Char, el equipo que terminó adquirido por Olímpica lo que permitió traer a la ciudad talentos extranjeros como la Bruja Verón, Victor Ephanor y Carlos Valderrama.

Justo en 1993, en diciembre, los quebrantos de salud no le permitieron a Adela Chaljub asistir al estadio Metropolitano donde con un gol en el último minuto del Nene McKensie el Junior volvió a quedar campeón después de dos décadas. Su relación con Julio Comesaña fue tan profunda que aún perviven esos lazos ya que el uruguayo sigue siendo el técnico al que más busca la familia cuando empiezan a llegar las vacas flacas.

Un año después de aquel triunfo el cáncer de médula se la llevaba después de la frustración, del ya gran empresario Fuad Char de no haber podido acompañarla a su tratamiento en Estados Unidos, por no haber logrado que la Embajada de Estados le otorgara la visa para viajar. Adela Chaljub murió el 13 de julio de 1994. El jueves 11 de la mañana, sonó el teléfono de la casa. La llamada era de larga distancia, era desde la clínica San Lucas en Jacksonville, Florida. Tenía 51 años, había perdida la batalla contra el cáncer.

Después de cuatro períodos en el senado, Fuad Char le dejó su herencia a los dos hijos que quisieron apostarle a la política. Arturo y Alex. Alex, el más exitoso de ellos escoge la alcaldía de Barranquilla como su escenario y en el 2007 fue elegido alcalde de la ciudad. Desde el primer momento se propuso rendirle homenaje al compromiso social de su mamá y fundó Clínica Adelita de Char, cabeza de la red hospitalaria y uno de los proyectos más cuidados desde la alcaldía de Barranquilla con la que el popular alcalde que quiere ser Presidente quiso inmortalizar el recuerdo de su mamá.

Te puede interesar:

Ginger Marino, la poderosa suegra de Álex Char

-.
0
8000
Las 5 EPS que más se enriquecieron con el servicio de la salud

Las 5 EPS que más se enriquecieron con el servicio de la salud

Adiós a Boris Johnson como primer ministro de Reino Unido. Ascenso y caída del líder inglés

Adiós a Boris Johnson como primer ministro de Reino Unido. Ascenso y caída del líder inglés

"Comen una vez al día y no ven la luz del sol”: el infierno de 18 soldados colombianos en Haití

La oposición que el presidente Boric no logra aplacar en Chile

La oposición que el presidente Boric no logra aplacar en Chile

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus