Opinión

Aclarando mi anterior columna

Retomo “¿Cómo escoger por quién votar? Estrategias y técnicas de mercadeo manipulan al consumidor” y la metodología universal utilizada para definir cuál candidato es el más idóneo para el cargo de presidente

Por:
abril 18, 2018
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Aclarando mi anterior columna
Iván Duque-Gustavo Petro-Germán Vargas Lleras

Algunos comentarios sobre mi anterior columna sugieren que fue mal entendida.

Su propósito no fue hacer proselitismo a favor o en contra de alguien, ni hacer pronósticos sobre quien podría ganar, ni siquiera señalar cuál podría ser mi preferencia.

Lo que estamos viendo es que la inmensa mayoría del electorado no encuentra en los candidatos lo que aspiraría, y cuando están dispuestos a votar es por resignación (‘el menos peor’) o por rechazo a otro candidato.

Tampoco lo que ayudaría a definir cuál será nuestro futuro presidente debe necesariamente ser el que por una u otra razón más nos gusta, sino el cuál es el más idóneo para el cargo. Uno puede tener más sintonía con determinado candidato por lo buen mozo, o por lo inteligente, o por sus posiciones radicales, pero eso no significa que sea el más apropiado o el más capaz para adelantar el gobierno que necesitamos.

Como se trata de proveer un cargo, la metodología para hacerlo es una y es universal: se define el perfil que se requiere según las funciones que ejercerá; se comparan las hojas de vida para saber cuál tiene mejores calificaciones y antecedentes para coincidir con ese perfil; y se estudia -usualmente mediante una entrevista- si lo que él aspira ejecutar coincide con lo que se espera de él.

Como ejemplo llevaría a que la principal función del presidente es ser la cabeza y el responsable de la Administación Pública; que lo menos que se espera de quien será primer mandatario es que tenga características de liderazgo; y ya en lo que se espera como gestión, que coincida con lo que uno considera debe ser la orientación política que se busca.

 

 

Está matriz central que puede definir cada cual
dividiendo la forma de concretar los requisitos y/o dando más peso
a lo que considera más importante

 

 

Está matriz central la puede definir cada cual dividiendo la forma de concretar los requisitos y/o dando más peso a lo que considera más importante.

También como ejemplo: para el primer requisito cuentan los cargos similares o afines en importancia ejercidos pero también los resultados mostrados; para el segundo uno es el liderazgo respecto a la población y la opinión general, y otra la ascendencia ante quienes tiene el poder de las decisiones; y para lo tercero -este último un punto subjetivo- lo ejemplaricé con mi visión personal según el cual si algo requiere Colombia es salir del continuismo del  modelo que da prioridad al desarrollo económico y relega a segundo plano los aspectos sociales, y, en cuanto al momento, las posiciones respecto al apoyo a los acuerdos de paz y la actitud ante el problema de seguridad.

Con estas aclaraciones respondo a lo que parecen merecer explicaciones (o que ha recibido críticas) y repito la calificación (sobre 5), aplicándolo a los 3 que parecen ser los de más posibilidades.

Varas Lleras puntearía bien por los cargos asumidos, aunque en los resultados menos la realidad que la imagen (4 y 3); a pesar de su larga presencia pública no tiene mayor aceptación popular pero sí parcial de los centros de poder (1.5 y 3.5); su orientación general es el máximo continuismo (se dice que es el santismo y el uribismo fundidos o que reencarna el Frente Nacional) (2); y en sus declaraciones respecto los Acuerdos de Raz y el tema seguridad es flojo en lo primero y duro en lo segundo. (Promedio 3)

Duque no tiene formación específica para administrar, ni antecedentes de cargos con responsabilidad decisoria, y aunque prueba resultados estos son en otros campos (académico, de investigador o Senador) (1 y 3.5); su carrera profesional e incluso política no la ha orientado a crear corriente que lo siga y en los círculos de poder era desconocido (1 y 1.5); la orientación y propósito que expresa es seguir los lineamientos de Álvaro Uribe tanto en lo económico (seguir con el ‘desarrollismo’) como en lo político, y para lo coyuntural ‘ajustar’ el Acuerdo del Colón y volver a la ‘Seguridad Democrática’ (sin mencionar sus vicios de afinidad con el paramilitarismo, interceptaciones, falsos positivos, etc.) (1 y 2). Se polemiza respecto a su ‘virginidad’ o falta de experiencia, lo cual obviamente se refleja en esta metodología. (Compararlo con Macron por ser joven sería equivalente a asumir que si tuviera la despampanante figura de la presidenta de Croacia sería apto para el puesto.  Pero el primero fue antes Asociado del Banco Rotchild, ministro de Economía, y fundó su propio partido con el cual ganó las elecciones; y Kolinda Grabar-Kolarobich fue dos veces ministra, embajadora en Estados Unidos y presidente de su partido: lo que falta a Duque no es atributos personales sino trayectoria o ‘kilometraje’.

Petro por cargos 4 (el segundo más alto de gobierno es Alcalde de Bogotá) , resultados 3 (en cuanto cumplimiento de su propósito), liderazgo popular 4, sobre dirigencia 1; orientación general 2, (explicación: ‘progresista’ es en la medida que se manifiesta en sintonía con los temas que lo son -agua, medio ambiente, LGTB, etc.), pero no de ‘izquierda’ ya que la línea M-19 fue protestataria de derecha -Anapo, Rojas- sin proponer nunca cambios al sistema o al modelo, y su propio comportamiento es de autocráta. Promedio paz y seguridad 3

En el perfil para el cargo debe incluirse la habilidad para seleccionar y hacer un buen equipo. Incluye la escogencia de vicepresidente -analizado en ‘Lástima que los candidatos no sean los vicepresidentes’- y por otro los equipos que han formado. Con Duque tenemos el mejor puntaje en la selección de su segunda, pero seguimos en que nunca le ha tocado repartir y delegar responsabilidades (4 y 1, promedio 2.5); Petro escogió bien su segunda -bien calificada y bien orientada- pero no pudo en lo político trabajar con Clara López ni con Robledo, o en lo administrativo con sus compañeros Navarro, Carlos Vicente de Roux  o García-Peña) (3 y 1, promedio 2); Vargas Lleras solo le apuntó a los respaldos de su vice (Santos y las FF. AA.) y ha repartido muchos cargos burocráticos pero sin asociarse ni compartir con nadie (1.5 y 2,5 promedio 2)

Resultado: Vargas 19; Duque 12.5; Petro 18

-.
0
2296
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Qué peligro representa Petro?

¿Qué peligro representa Petro?

Lo que sería un buen algoritmo

Lo que sería un buen algoritmo

Las nuevas civilizaciones

Las nuevas civilizaciones

La incomprensible política energética

La incomprensible política energética

Me pregunta que pienso de la candidatura de Alejandro Gaviria

Me pregunta que pienso de la candidatura de Alejandro Gaviria

El presidente Duque y ‘¿el poder para qué?’

El presidente Duque y ‘¿el poder para qué?’

Radiografía del momento político

Radiografía del momento político

Verdades a medias

Verdades a medias