A los 86 años Regina 11 no pierde la fe de ser presidente de Colombia

Su iglesia sigue repleta y ahora construye una ciudadela de casas en forma de ovni, con la misma fuerza con la que llenaba la Plaza de Bolivar y llegó al senado

Por:
junio 24, 2021
A los 86 años Regina 11 no pierde la fe de ser presidente de Colombia

Días antes de que el volcán Nevado del Ruiz lanzara sobre Armero la sábana de lodo y piedras que lo cubrió, Regina 11 le mandó un telegrama al entonces presidente Belisario Betancur que hiciera rápidamente un lugar de en los Llanos orientales para acoger “a los afectados del asesino volcán Nevado del Ruiz”. Un obispo habló en la radio y condenó la blasfemia “ojalá que el presidente no le haga caso a las brujas y las locas”. Nadie la escuchó y eso que ya había predicho el terremoto de Popayán donde murieron más de 300 personas y la toma del Palacio de Justicia que acabó con la Corte de Justicia más importante en la historia de este país. En 1985 no había una bruja más poderosa y más famosa que Regina Betancourt de Lyska.

Ella fue candidata a la presidencia en 1986, 1990 y 1994 aunque estuvo lejos de ganar unas presidenciales Regina 11 logró que su partido, el Movimiento Unitario Metapolítico, fuera la quinta fuerza más poderosa de este país. Avezada lectora del tarot y  siempre acompañada en las propagandas con una bola de cristal y una escoba, a Regina no le molestaba que le digan bruja y espera que algún día todos podamos ser brujos y andemos en escoba para burlar la pandemia. Aunque le gusta llevar el remoquete de hechicera ella es, antes que nada, sauróloga un método por el que se conectaba con la naturaleza, con el Dios Pan, con el viento y los ríos. El demonio vivía lejos de sus dominios.

Regina 11 ha llenado la plaza de Bolívar más de una vez. El día de sus cuarenta años, en diciembre de 1976,  metió 100.000 personas cuando fue la protagonista de una misa en la Catedral Primada. Monseñor Landinez le permitió subirse al púlpito que para que la gente la tocara. Entre los asistentes ese día la mayoría eran enfermos. Según ella ese día muchos enfermos terminales abandonaron sus lechos buscando que ella les obsequiara un milagro. Gracias a esa aparición la Diócesis recogió la limosna más millonaria de su historia. Los titulares de El Tiempo fueron grandiosos: “Bruja oficia misa en La Catedral”.

Regina 11 tiene 86 años y se ve regia. Todavía llega puntual a su extravagante mansión que aún conserva en el barrio La Soledad. La casa es inconfundible, está construida a la medida de su ego: hay imágenes suyas en todas partes, en los vitrales, en las paredes, es un culto hecho para ella. Nacida en Concordia Antioquia en 1936  es la menor de 18 hermanos, se casó de 17 años, a los 26 quedó viuda con cuatro hijos y se ha casado tres veces. Los millenials no lo recuerdan pero era una sensación en los años ochenta. En 1981, por ejemplo, metió cincuenta mil personas en el estadio el Campín para sus 50 años. Ese día la Bruja mayor llevó una paloma y los espectadores vieron como del cielo bajó una paloma blanca y se posó en la punta de su escoba. Nadie, en esa época, podía dudar de sus poderes. Tenía la capacidad de convocatoria de una estrella de rock.

La máxima creación de Regina es ella misma. La leyenda que ha sabido tejer sobre sus inicios son de inspiración novelesca: a los cuatro años se inició en la magia después de que se le apareciera el obispo italiano Angelo Giussepe Roncagli, nombre original del Papa Juan XXIII, quien le anunció que si se pegaba al número 11 su vida sería una de las más notorias que el mundo hubiera conocido. Su primer local para atender a los desamparados que buscaban consuelo en sus pócimas y predicciones estaba en Suba y, gracias a su programa matutino en Todelar, llamado El campo magnético de Regina 11, pudo cosechar 10 millones, no de oyentes, sino de hijos como le llama a sus seguidores.

En 1994, poco después de su última candidatura presidencial, duró secuestrada cinco meses. Según la bruja sus captores la iban a fusilar pero ella hizo trabajar las armas y, a partir de allí, sus secuestradores no tuvieron otra opción que dejarla libre por miedo al poder que tenía.

En 1996 fue borrada de la política nacional después de que la Corte Suprema de Justicia la sentenciara a cuatro años de prisión por haber inducido a un grupo de empleados del Congreso a aportar una cuota de su sueldo para su campaña al senado. Regina fue declarada inocente al año.

Se olvidó de la política y se dedicó de lleno a la Saurología y al culto a su propia iglesia, la Sabiduría Universal Reginista, compuesta por cientos de personas. Ella misma entrena a los Rebels, adolescentes que son instruidos en las “ciencias, la magia y las artes”. Sueña con construir una ciudadela en Cota, Cundinamarca, compuesta de casas tipo ovni que sean autosuficientes e inteligentes. A los 86 años cree que la pandemia no la va a tocar y aún tiene la energía y el convencimiento de hacer realidad su sueño: un país que gire en torno a sus designios.

-.
0
4200
Fico, el campeón en gastos de publicidad en Facebook

Fico, el campeón en gastos de publicidad en Facebook

Indicadores del cambio climático batieron récords en 2021

Indicadores del cambio climático batieron récords en 2021

Claro se raja con sus clientes: es el operador con más quejas

Claro se raja con sus clientes: es el operador con más quejas

La gran vida de los hijos de Chupeta

La gran vida de los hijos de Chupeta

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus