Opinión

¿Paquetazo de Duque repercutirá como en Chile?

El paquetazo poselectoral con tres fuertes medidas que prepara el gobierno contra los trabajadores puede convertirse en un detonante social de inconformidad y oposición

Por:
octubre 22, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Paquetazo de Duque repercutirá como en Chile?
El paquetazo de Iván Duque incluye ley de financiamiento convertida en reforma tributaria, reforma pensional y reforma laboral. Foto: Twitter

En Colombia siempre se ha dicho que debemos seguir el modelo económico chileno y en esa dirección siempre han actuado nuestros gobernantes desde 1990.

Hoy hay una convulsión social en Chile. La chispa que incendió la pradera fue el aumento del pasaje del metro, pero a pesar de que fue derogado, la inconformidad y la protesta se mantienen, incluso a pesar de la dura represión del gobierno de Sebastián Piñera que nos hace recordar los duros viejos tiempos de la dictadura militar de Augusto Pinochet. Más allá de las acostumbradas explicaciones de estos gobiernos de que todo obedece a la expresión de unos pocos vándalos y terroristas, muchos observadores y estudiosos de distintas vertientes ideológicas y políticas de varios países,  desmintiendo  lo anterior, se han apresurado a explicar que todo ello obedece a una inconformidad acumulada que subyacía en el aparente buen suceso económico y estabilidad política de Chile, de un país absolutamente desigual y en cual el presidente venía haciendo reformas laborales y sociales regresivas.

Pues bien, Iván Duque prepara para este fin de año, una vez pasen las  elecciones territoriales del 27 de octubre, un paquetazo contra el país y los trabajadores que bien puede convertirse en un fuerte detonante social de inconformidad y oposición.

Ello puede ser así, si se revisa el paquetazo en las tres medidas más publicitadas por el gobierno y los gremios económicos.

1- Reforma tributaria. Al declarar la Corte Constitucional  inexequible la ley de financiamiento, pero que es exequible hasta el 1 de enero de 2020 a partir del cual es nuevamente inexequible (acomodamiento de la Corte ante el gobierno y los gremios), todo para que las altísimas gabelas ($16 billones según el tributarista empresarial Santiago Pardo) no se perdieran, el gobierno según el minhacienda Alberto Carrasquilla presentará la misma ley pero ahora será una reforma tributaria, porque no se trata de financiar nada. ¿Y el presupuesto del 2020 no dijo que estaba desfinanciado, después de reducción de gastos, en cerca de $8,5 billones y que por eso había que hacer un holding financiero para vender activos del estado, así como también las acciones de Ecopetrol o su filial Cenit, la empresa que maneja los oleoductos en Colombia?

Lo mejor que nos podría pasar con esa ley de financiamiento hoy de reforma tributaria es que se hundiera definitivamente, con lo cual, el gran empresariado nacional y extranjero le tributarían al estado esos $16 billones y con ello no habría déficit del presupuesto 2020  y se reduciría el déficit fiscal.

Sin embargo, congresistas y sectores empresariales han venido sosteniendo que es una oportunidad para mejorar las exenciones tributarias a las empresas, en medidas como, incluir la eliminación del impuesto a los dividendos, al patrimonio, y el cuatro por mil; eliminar el impuesto al consumo y el IVA de los inmuebles, y eliminar el gravamen al componente inflacionario de los intereses. Y convertir todos los bienes excluidos del IVA en bienes exentos. ¡Insaciables los señores! Todo ello argumentando el clásico y ortodoxo axioma neoliberal, refutado por los hechos, de que eliminando impuestos se genera crecimiento y empleo. ¿Y sino cómo se explica de qué después de tener planteado como aumento del PIB para 2019 del 3,6 % lo hayan bajado al 3 % y el desempleo ya esté en cerca del 11%? Si siguen bajando impuestos a las empresas se los trasladarán a los trabajadores y aumentando el IVA a la canasta básica, como fue su primera intención.

2- Reforma pensional. Que según Minhacienda, es de "protección a la vejez" (nuevamente engañando), que consistiría en que la "pensión" sería definitivamente de acuerdo al ahorro de cada cual, es decir, convertir a Colpensiones en un administrador también de cuentas de ahorro individual, eliminando el régimen de prima media, es decir, aquel que garantiza una verdadera pensión vitalicia y sustitutiva, con solidaridad intergeneracional y salarial, que según la OIT es el mejor régimen de seguridad social en materia pensional que se conoce en el mundo, que sí garantiza cobertura, equidad y no presiona el déficit fiscal. Según Carrasquilla, tenemos hoy la misma cobertura que teníamos antes de la ley 100 de 1990, que estableció el ahorro individual como régimen de pensiones. Es decir, ese sistema ha fracasado. ¿Por qué insistir en el fracaso? Para seguir llenando de recursos y garantías al grupo Aval de Sarmiento Ángulo y al grupo empresarial antioqueño GEA, que manejan el 82 % de los $270 billones de ahorros de los trabajadores en esos fondos privados AFP. De suceder dicha reforma pensional, los trabajadores nos quedaremos sin pensión y las AFP, incluyendo ahora a Colpensiones, con todo el ahorro para seguir acumulando riquezas.

3- Reforma laboral. Según la mintrabajo Alicia Arango y los gremios, incluído Anif (del grupo Aval) se trataría de legalizar la informalidad estableciendo los contratos por horas y reducir para los jóvenes el salario al 75 % de mínimo legal vigente. Con este par de medidas se eliminarían del hoy código sustantivo del trabajo CST,  derechos económicos y sindicales, fundamentales de lo que la OIT llama trabajo decente, tales como ingresos nunca inferiores al salario mínimo, la seguridad social, los contratos a término fijo o indefinido, las indemnizaciones por despido y los derechos de asociación y negociación.

En conclusión un paquetazo típico de un gobierno plutocrático, como el de Piñera en Chile.

Por este anunciado paquetazo, diferentes expresiones sociales como el Comando  Nacional Unitario (CUT, CTC, CGT y pensionados), la Cumbre Agraria de campesinos, la ONIC y otras comunidades indígenas, así como el estudiantado universitario y otras expresiones  de cordinación social  como el COS, han acordado preparar y realizar un gran paro nacional para el 21 de noviembre, por la vida, la paz y los derechos, que resume muy bien, de una parte defender los derechos que el paquetazo quitaría y de otro reclamar el derecho a la vida ante el sistemático asesinato de líderes y lideresa sociales y el cumplimiento pleno de los acuerdos de paz que el gobierno se niega a financiar.

Las manifestaciones sociales en lo que va corrido de este gobierno, hacen prever, que ante el paquetazo de Duque, puede incendiarse la pradera.

Posdata: Y en la elecciones del 27 de octubre próximo, ningún voto para el Centro Democrático y sus candidatos. En Bogotá respaldaré a Claudia López para la alcaldía y a Francisco Castañeda al concejo #45 en los Verdes, como un defensor del trabajo decente.

Twitter: fabioariascut

 

-Publicidad-
0
56612
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
21N:

21N: "La protesta que cambió la agenda política del país"

21 de noviembre: le llegó el turno a Colombia

21 de noviembre: le llegó el turno a Colombia

El comunicado de un Uribe en dificultades y desesperado

El comunicado de un Uribe en dificultades y desesperado

Los contratos por horas y la esclavitud del siglo XXI

Los contratos por horas y la esclavitud del siglo XXI

Un gobierno para la plutocracia

Un gobierno para la plutocracia

Los trabajadores requerimos la paz

Los trabajadores requerimos la paz

La OIT promueve régimen público y no ahorros individuales en materia pensional

La OIT promueve régimen público y no ahorros individuales en materia pensional

Las mentiras de Asofondos contra Colpensiones

Las mentiras de Asofondos contra Colpensiones