13 reasons why: más real de lo que parece

13 reasons why: más real de lo que parece

Una adolescente relata su experiencia de acoso escolar, las consecuencias que puede tener el bullying y cómo lo que se ve en esta serie también pasa en la realidad

Por: Natalia Díaz
abril 27, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
13 reasons why: más real de lo que parece
Foto: Netflix

Al sentarme a ver esta serie no esperaba nada, solo una historia que tenía enganchado a medio mundo. Sin embargo, poco a poco me dí cuenta que estaba ante fragmentos de mi historia. Esto es escrito por una adolescente, así que no venga con ánimos de criticar negativamente, no me interesa. Si usted, adulto, identifica comportamientos propios de su hijo no se asuste. En el fondo todos tenemos un problema en común: necesidad de aceptación.

¿Por qué escribe esto una adolescente de más de 17 años cuando miles de portales con periodistas preparados han hablado de ello? Para darle una voz a los verdaderos afectados. Sufrí bullying desde los 7 hasta los 15 años, seré breve.

En segundo de primaria empecé a llorar, a no querer ir al colegio e inconscientemente querer cambiar de vida. Empecé a sentir ese sentimiento que hasta hace unos meses me seguía persiguiendo. A los 13 quería morir, pensaba una forma diferente de hacerlo cada día. Necesitaba entender por qué se reían de mí, por qué señalaban cada pequeño defecto. Pero era "tan gracioso" reírse de la fea del salón o ¿no?.

A los 14, no tenía amigos, estaba de mal humor y me cortaba. Y no, no era para llamar la atención. Además, hasta hoy nadie lo sabe, al menos no de mi boca. Luego, a los 15, tenía semanas e incluso meses de depresión. A los 16, todos los días quería ser más delgada, dejé de comer y conocí la bulimia. Además, había problemas en casa, todos los tenemos.

En esos 10 años se burlaron, murmuraron (verdades que solo me importaban a mí), inventaron, me ignoraron, me criticaron. Todo tiene un motivo, por más pequeño que sea. Al final, todo eso hizo una pequeña parte de la persona que soy. Muchos dirán: "no tienes nada de especial, eso le pasa a todos los adolescentes" o "eres una dramática más", como le decían a Hannah Baker. Tampoco pretendo que piensen "pobre, llegaba todos los días llorando donde su mamá", aunque así era.

Quiero que lean sin juzgar porque yo hoy cuando miro hacia atrás, me enorgullezco todos los días de poder decir: "vamos adelante, acabará pronto". Sí, mis padres me cambiaron de colegio más de lo necesario, nos mudamos de barrio las mismas veces y empecé de nuevo cuando sentía el agua hasta el cuello. Sin embargo, lo sorprendente es que aquí estoy, salí de ese oscuro lugar.

Hoy Dios me ha dado la oportunidad de descansar de años de ese constante sufrimiento que nadie merece, que nadie se busca. Pero, ¿cuántos millones en el mundo o en Colombia no siguen?

13 reasons why, muchos la califican como una serie fuerte. Sí, es la realidad de millones de adolescentes a diario, cruda y sin filtros, e imposible de negar. Son muchos los que nos planteamos la tan temida palabra "suicidio",  porque tal como le decía Hannah, algunas personas parecemos estar predeterminadas a ello.

¿Por qué cerrar los ojos ante la realidad? Quisiera algún día despertar y que los seres humanos fueran conscientes y no intentarán ocultar lo que pasa. El acoso escolar es tan común como antiguo, pero el suicidio no tiene porque serlo.

La víctima en la ficción, Hannah Baker, es ese personaje que nos hace regresar a esos momentos que intentamos no recordar al pensar en nuestros compañeros de aula. A mí me hizo querer escribir sobre un tema cerrado, que hace unos meses perdone y dejé ir, porque me gradué. Esas bien preparadas escenas que tanto impacto han causado puede estar viviéndolas tu amigo, hijo, hermano, sobrino, etc. Incluso puedes ser tú el causante de ellas.

"Esto pasa a diario, tenemos que prestarle atención ", eso dicen todos, pero realmente usted padre de familia al apagar su televisor o cerrar esta reflexión ¿estará al pendiente de su hijo? Cuando lo vean, pregúntele cómo se la pasa en el colegio, si tiene amigos. Hágale saber que puede contar con usted. Quizás le diga, como yo muchas veces lo hice, "Ay papá, eso no importa" o "déjame en paz", pero insista, recuerde que quien busca, bueno o malo, encuentra.

Les aconsejo esto porque gran parte de lo que me salvó fue tener una mamá todos los días en casa a la cual le puedo contar cualquier cosa, pero cuántos niños y jóvenes no tienen la misma suerte que yo.

En Colombia, en 2015, se suicidaron 2068 personas, un 10 % más que el año anterior. Ese mismo año la cifra de adolescentes suicidas entre 10 y 14 años subió de 57 a 70. ¿Es justo que un niño de 10 años se vea sin una salida y tenga que acabar con su vida solo porque otro se cree con el derecho de acosarle desde las 6 de la mañana hasta la 1 que se vaya a casa? Suponiendo que su vida familiar es perfecta y allá tendrá un escape o lugar seguro.

Por eso quiero decir: al que acosan, sé cómo te sientes. Tener miedo,  pensar en morir, odiar al mundo, no es normal. Busca ayuda, grita fuerte y alto. Muchas veces la salida está a un paso, recuerda que la violencia no tiene justificación. Eres un maravilloso ser y no mereces nada de eso; al que acosa, no eres especial, ni superior. También necesitas ayuda, observate porque algo está fallando, quizás no lo notes pero haces mucho más daño del que crees; padre de familia y/o amigo, analice, observe, pregunte. sea intenso. Si ve algo extraño, averigüe. Esta es la etapa más difícil de la vida porque se formará nuestra personalidad y percepción  del mundo, y si no lo trata ahora, mañana puede ser demasiado tarde.

A menudo nadie sabe con seguridad el impacto que tiene sobre la vida de los demás. Sin embargo, aún así seguimos actuando de la misma manera sin preguntarnos que dañó podríamos causar 'sin querer'.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Talento Visible: desafíos y oportunidades para el emprendimiento afrodescendiente en Colombia

Talento Visible: desafíos y oportunidades para el emprendimiento afrodescendiente en Colombia

Nota Ciudadana
Inseguridad, un desafío para los colombianos

Inseguridad, un desafío para los colombianos

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--