10 razones para querer a Cúcuta

No hace falta haber nacido en la capital de Norte de Santander para apreciar la ciudad e invitar a otros a disfrutarla

Por: Wilmer Orlando Ortiz Quiróz
enero 06, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
10 razones para querer a Cúcuta
Foto: Moterocolombia - CC BY-SA 4.0

Nací y crecí en Caracas (Venezuela), una ciudad que lo tenía todo, todo... pero bueno, está de más adentrarme a especificar las razones por las cuales hoy ya no tiene de todo.

Llegué en plan de vacaciones a la capital de Norte de Santander el 19 de diciembre de 1996.

No fue fácil comenzar de cero donde no conocía a nadie, donde al refresco le decían gaseosa y a las farmacias droguerías.

Es verdad que esta ciudad ha estado golpeada por diferentes razones, la ruina de mi país al ser esta ciudad fronteriza es una de sus causas. Sin embargo, y pese a no haber nacido acá, diré 10 razones por las cuales quiero a esta ciudad.

1. Le ha abierto los brazos a todo aquel que ha llegado, y pese a todos los problemas que no pueda enfrentar, da de lo que tiene a los demás. Y de eso tengo toda la constancia.

2. Pese a que el clima de esta sea caluroso, suene chistoso o no, cuando he salido a tomarme algo he tenido la oportunidad de conocer personas que hoy en día aprecio mucho.

3. Aquí están naciendo sueños de cucuteños valientes que no han tenido que irse a otra ciudad para tener delirios de grandeza para después venir a hablar mal de la tierra que los vio nacer y donde les sonaron los mocos.

4. Cúcuta, en medio de toda la delincuencia que hay, es quizás de esas pocas ciudades en las cuales uno puede salir tranquilo sin el afán de que le tumben los espejos del carro en un semáforo o al llegar al apartamento se lo hayan desocupado.

5. Tuve la fortuna de conocer mujeres maravillosas, además de hermosas, que no tienen nada que envidiarles ni a las caleñas ni a las paisas, son de aquí y son divinas.

6. Conocí amigos que al poco tiempo se convirtieron en los hijos adoptivos de mamá hace años y aún lo son, y por ende dejaron de ser mis amigos para ser mis hermanos.

7. Me di cuenta de que aquí la gente es pujante, amable, cariñosa, y sí bastante rumbera pero a su vez trabajadora.

8. La gastronomía es deliciosa, nada como comerse una cachama "borracha" o frita con una suculenta cerveza bien fría, ir por pasteles de garbanzo con un vaso de masato o una rica malta, un cabrito sudado un domingo en familia o sino echarse el viaje al Zulia para comer rampuchada.

9. Aquí hay músicos espectaculares, poetas que admiro y leo cuando puedo, pintores únicos, actores afamados, deportistas que han dejado en alto no solo el nombre de Cúcuta, de Norte de Santander, ni siquiera de Colombia, sino de todo un continente.

10. Y no menos importante, aquí hay gente pujante, gente que lucha a diario y pese a no vivir metidos en los mejores centros comerciales y aunque aquí no haya un hard rock cafe disfrutan sentados en una canasta plástica de cerveza vacía la compañía de sus toches amigos que no necesitan ser "plays" sentados en una tiendita de barrio.

Qué no daría yo por volver a mi ciudad natal y besar su tierra y decirle: Gracias por haber elegido que yo naciera aquí y que tuviera la prosperidad y el desarrollo que viene teniendo Cúcuta a paso lento pero seguro.

Posdata: Ah y para los zancudos, aquí venden una cosa llamada repelente de mosquitos o se pueden echar tabaco y listo.

-.
0
2411
El declive de Hernán Zajar, el gran diseñador de las reinas

El declive de Hernán Zajar, el gran diseñador de las reinas

María Cecilia Botero, la petrista que no necesitó de RCN y Caracol para poder vivir

María Cecilia Botero, la petrista que no necesitó de RCN y Caracol para poder vivir

La vida de Alvaro Uribe en su casa-finca de Rionegro

La vida de Alvaro Uribe en su casa-finca de Rionegro

Los siete comandantes de las Farc pagarán penas pero no cárcel

Los siete comandantes de las Farc pagarán penas pero no cárcel

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus