Una historia que se suma a la larga historia de la espada de Bolívar

Este 7 de agosto de 2022 se ha presentado otro incidente para la historia. "Traigan la espada de Bolívar", la primera orden de Petro como presidente de Colombia

Por: Ferney Suaza Marín
agosto 08, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Una historia que se suma a la larga historia de la espada de Bolívar
Foto: Leonel Cordero

La emblemática espada que portó el Libertador Simón Bolívar en campaña, en el Congreso de Angostura y, dicen, hasta el momento de su muerte, es un símbolo de la libertad de los pueblos de América Latina.

Esta, que permanece fuera de su vaina en homenaje a El Libertador, quien dijo "permanecerá desenvainada hasta que se logre la Justicia", fue raptada por el M-19 en 1974 y tras un periplo, de años, en manos del comandante Álvaro Fayad, en un prostíbulo, en la casa o en la tumba del poeta León de Greiff, en custodia del poeta Luis Vidales, y de otros en Colombia, fue sacada del país y, al parecer, tras estar en Cuba, logró retornar a la custodia del Estado, cuando Antonio Navarro Wolf la devolvió en 1991.

En la posesión presidencial del Presidente Gustavo Petro, este 7 de agosto de 2022 se ha presentado otro incidente para la historia. Petro, elegido Presidente el 19 de junio, quiso que esta estuviera presente como símbolo de un gobierno popular y de Justicia, en el acto de su posesión.

Pero, tras jurar, en nombre de Dios, lealtad al pueblo, a la Constitución y a la ley, decidió no realizar su primera alocución presidencial hasta tanto no trajeran a la Plaza de Bolívar la espada de El Libertador Bolívar, frente a la que daría su discurso de posesión, de frente al pueblo.

Sin embargo esta no llegó. Entonces el presidente Popular, ya posesionado, ante el intento de pasárselo por la galleta, dio su primera orden: “Como presidente de Colombia le ordeno a la casa Militar traer la espada de Bolívar. Una orden del mandato popular y de este mandatario ante el pueblo, ante el Congreso y ante el Estado".

Y la casa Militar, corrió y atendió, cabalmente, esa su primera orden. Granaderos, soldados campesinos y una larga escolta la llevó al centro de la plaza de Bolívar donde fue ovacionada la representativa espada de Bolívar.

El hecho, además de mostrar lo que representó Duque al país, un dique, un atasco, un obstáculo, en la institucionalidad, en la paz y en el desarrollo nacional, demuestra la disposición de la casa militar, de la Fuerza Pública, representada en quienes ejecutaron de inmediato esa primera orden, en cumplir a cabalidad los mandatos del elegido gobierno popular, que desde ya ve a las fuerzas militares como el General español Alberto Piris proponía para un ejército en su país:

Un ejército de avanzada capaz de desarrollar tareas para la Paz, para el desarrollo social, en favor y ayuda del pueblo y no en contra de él como se ha visto históricamente en las masacres de las bananeras, en El Bogotazo, en el tiempo aciago de Turbay Ayala y claro está durante el ochienio perverso de Uribe Vélez cuando sembraron de cadáveres la nación con los falsos positivos.

De ahí la importancia de la espada se Bolívar en el acto de posesión presidencial frente a la cual el presidente Gustavo Petro dio su discurso frente al pueblo, por la equidad, la justicia; y que el mal inquilino saliente de la Casa de Nariño, Duque, quiso impedir.

Pero Petro, el presidente, popular, dio su primera orden y se hizo sentir.

 

-.
0
400
El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El pasado del hombre que Petro nombró su Comisionado de Paz

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

El coreano que quiere llevar alta tecnología al campo de la mano del gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Los millonarios contratos en asesorías de ministerios del Gobierno Petro

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Iván Duque y Marta Lucía Ramírez: crónica de dos personas que nunca se soportaron

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus