Una familia gringa se convirtió en el mayor criador de pollos en Colombia

Con la compra de Bucanero y Campollo, Cargill desbancó al santanderano William Serrano de Mc Pollo y se quedaron con el 22% de las ventas

Por:
agosto 04, 2019
Una familia gringa se convirtió en el mayor criador de pollos en Colombia

Jugadores norteamericanos de grandes ligas como las familias Cargill y MacMillan, propietarios de la multinacional Cargill, se propusieron entrar con todo en el negocio de los pollos en Colombia, la proteína animal que mas se consume en el país. Con muchos negocios en el país desde su aterrizaje en 1966 cuando llegaron a vender granos -maíz amarillo, trigo, sorgo y soya-, la última avanzada empresarial en el sector avícola comenzó hace cerca de dos años y hoy controlan cerca del 22% de la producción de pollos. Es decir que de cada 5 pollos que se venden en el país, el valor de uno va a dar al balance de la multinacional que tiene a los Cargill-MacMillan como la cuarta familia más rica de los Estados Unidos.

Con un plan de inversión agresivo de USD $ 300 y USD $500 millones en cinco años (2017 y 2022), a mediados del 2017 adquirió Pollos El Bucanero de la familia Cortes, la gran empresa avícola del Valle del Cauca con más de 30 años y 200 granjas de engorde en las que producen 165.000 toneladas anuales de carne. A finales del año pasado pasaron del suroccidente al oriente y adquirieron la santandereana Campollo, con una tradición de 20 años en una de la zonas más avícolas del país.

Con estos dos negocios Cargill desbancó a Avidesa Mac Pollo que con su fundador y propietario William Serrano mantenía el liderazgo en el país que sin embargo sigue siendo el mayor productor individual, con un 20 % del mercado.

La multinacional Cargill fue fundada al final de la Guerra Civil Americana, por William Wallace Cargill y ha permanecido en manos de sus descendientes y los de su yerno John MacMillan. El control accionario sobre la empresa es casi del 90%, lo que le permite a diez miembros de la familia estar en la lista Forbes de los millonarios de Estados Unidos. Whitney MacMillan, bisnieto del fundador, fue el último miembro de la familia Cargill-MacMillan en servir como CEO, le cedió en 1995 el manejo de esta monstruosa compañía de alimentos a David MacLennan.

Con sede en Minneapolis, Minessota, es la compañía privada más grande en los Estados Unidos, y la mayor compañía agrícola de materias primas agropecuarias de los Estados Unidos y del mundo, como el azúcar, el aceite refinado, el algodón, el chocolate y la sal. Tiene presencia en 70 países con ganancias operativas de USD 3.2 mil millones. La presencia en el país es a través de Provomi Colombia, controla el 15 % de los granos en general que se consumen en Colombia y el 13 % en el del maíz amarillo, con lo cual se presume que la compra de las avícolas colombianas se debió a una estrategia de integración vertical que permitiría aprovechar la materia prima alimenticia para la producción de pollos.

Aunque Pollos Bucanero creció un 4,2% en ingresos operacionales en el 2018 tuvo las pérdidas más altas del grupo de empresas analizas (ver cuadro), $47 mil millones equivalentes al 6.1% de sus ventas. Por su parte, Campollo creció en ventas un 13,2 % quedando con ingresos operacionales por valor de $ 459 mil millones, pero con pérdidas netas de $23 mil millones (5.1% de sus ventas). Las dos empresas, en manos de Cargill, generaron las mayores pérdidas netas de su segmento en el 2018.

Por su parte, otras empresas colombianas, entre las 16 que dominan el sector, como la Empolladora colombiana - Empollacol, localizada en Cundinamarca y de propiedad de la familia Perilla tuvo unos muy buenos años. Con una tasa de crecimiento del 14%, logró ventas por $136 mil millones, y una rentabilidad neta del 8%. Aunque estuvo sancionada ambientalmente a finales del año pasado (aprovechamiento de recurso hídrico sin contar la respectiva concesión de aguas) su desempeño fue mucho mejor al de sus competidores, quienes obtuvieron márgenes de rentabilidad bastantes estrechos.

Este gran negocio alrededor de la proteína de mas alto consumo entre los colombianos está en proceso de ajustes. Algunas plantas de producción que estaban en el interior del país se han trasladado a la costa Pacífica y Caribe, con el propósito de evitar el pago del transporte de maíz importado, base de su alimentación, hacia el interior del país. En Colombia en uno de cada tres municipios hay una granja avícola, y no es extraño que una granja mediana tenga más de un millón de aves, dado el reacomodo de los últimos años para aumentar la producción. Este reacomodo geográfico se refleja en que el 39% de las avícolas están localizadas en Bogotá y sus alrededores, seguidas por Santander, con amplia una tradición y el Valle del Cauca, desde donde se surte el suroccidente colombiano.

El consumo de pollo es muy superior al de res o cerdo, en buena parte determinado por el costo. Mientras cada habitante, en una población de 45 millones, consume 37 kg de carne blanca, de res llega a los 18 kg y cerdo a los 9 kilogramos en un año. El potencial de este dinámico negocio que movió ventas de $ 5.6 billones el año pasado en Colombia resulta más que atractivo para este gigante del sector agrícola que religiosamente reinvierte el 80 % de su flujo de caja operativo, que en 2018 le representó $ 4.6 miles de millones de dólares, pero también advierte que son muchos los cambios que están por venir.

-Publicidad-
0
52399
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Las tres del tintero