Tres enfermedades graves que han acorralado a Gustavo Petro

Tres enfermedades graves que han acorralado a Gustavo Petro

La cancelación de 80 compromisos llevaron a algunos congresistas a solicitar una evaluación médica sobre su estado de salud. Estos son los antecedentes

Por:
agosto 23, 2023
Tres enfermedades graves que han acorralado a Gustavo Petro

La operación quirúrgica más compleja que ha tenido Gustavo Petro fue en agosto de 2012. En ese momento, era Alcalde de Bogotá. Sufrió un golpe en la cabeza del que nunca se conocieron detalles y podría tener consecuencias neurológicas. Se le había formado un hematoma que requería intervención de urgencia. El quirófano de la Fundación Santa Fe lo esperaba. Necesitó dos operaciones para estar completamente repuesto y durante varias semanas se cubrió la cabeza con una cachucha, mientras le crecía nuevamente el cabello.

Era el primer contratiempo de salud serio que tenía con cincuenta años encima y después de correr riesgos con un fusil al hombro en las selvas de Colombia y la clandestinidad exigida por la guerrilla cuando no se sabía dónde ni en qué condiciones se iba a amanecer.

Fueron más de uno los esguinces de tobillo que padeció, producto de largas caminatas en la guerrilla, experiencia que le dejó secuelas relacionadas con estados depresivos o de ansiedad que sufre de manera crónica como lo afirmó en su autobiografía escrita a cuatro manos con su amigo el periodista Hollman Morris.

Quebrantos de salud con repercusiones laborales

Su condición de hombre público lo ha llevado inevitablemente a ser escrutado por los medios de comunicación y su salud no ha escapado a ello porque sus excusas médicas y sus inasistencias han sido una constante desde que llegó al Congreso como Representante a la Cámara en 1998.

Según el portal la Silla Vacía, en el cuatrienio hasta 2022, Gustavo Petro presentó 11 inasistencias y “por lo menos otras 12 excusas que pudieron ser por temas médicos”. Los problemas de salud que lo incapacitaron tuvieron que ver con la rodilla, bronquitis y hasta un trauma en el ojo.

El campanazo del cáncer que enfrentó en Cuba  

Poco después de ser Alcalde, el estrés le derivó en una úlcera que lo dejó de hospital, pero lo peor estaría por llegar. A comienzos de abril de 2020, ningún avión podía entrar o salir del país. Se decretó la cuarentena para enfrentar el COVID-19 y en el último momento, el senador Gustavo Petro sorprendió apareciendo en La Habana en un video que compartió en su cuenta de Twitter en el que comunicaba que el 2 de marzo de ese año en Cuba, se le había diagnosticado “cáncer temprano en la juntura del esófago con el estómago”.

En ese mismo medio confirmó que se había realizado exámenes en la unidad de gastroenterología en cabeza del médico Fernando Sierra en la Fundación Santa Fé, pero que finalmente decidió tratarse en Cuba. Su condición de Senador y Candidato presidencial despertó más de una crítica por no tratarse en Colombia

Petro tomó una ruta por Panamá para poder llegar a Cuba y se sometió el 13 de abril de 2020 a una intervención quirúrgica para “tratar de remover completamente el tejido dañado” y que “si por lo delicado de los tejidos donde se ubica la lesión no se puede remover totalmente y si se confirma la existencia del cáncer, entraría a tratamiento de quimioterapia y radioterapia”.

Nunca se conocieron detalles sobre si el hoy Presidente de Colombia tuvo que realizarse algún tratamiento en el Centro Médico Cimeq de La Habana –un centro de alta complejidad- donde fue sometido a una endoscopia con barrido de mucosa para confirmar un tumor

El encargado de la intervención quirúrgica fue el médico Roberto Castellanos, el mismo que acompañó profesionalmente al presidente venezolano Hugo Chávez en su batalla contra un cáncer que finalmente no ganó y mantuvo en secreto hasta su muerte.

De cara con la muerte por el COVID 19

Fue en Italia cuando le vio la cara a la muerte, un año después de superado el campanazo del cáncer en La Habana. Postrado en el Hospital Santa María Anunnciata de Florencia, Italia, a donde había viajado de vacaciones en marzo de 2021, enfrentó el pavor a la muerte que sintió cerca. Así lo relata en un conmovedor texto de su puño y letra publicado en el portal Cuarto de hora https://www.las2orillas.co/el-pavor-a-la-muerte-por-covid-de-petro-en-un-hospital-italia/

 “La muerte por covid había llegado y se había paseado frente a mi cama, la vida desatenta como decía Miguel Hernández, la había dejado entrar y pasear por el lado de mi camilla, quizás me miró irónica, desdeñosa y se fue a abrazar al más débil, al más necesitado, al más solo. En esa noche se había llevado a Paolo delante de mí mismo. Me desplomé”.

Desalentado, alcanzó incluso a despedirse de su esposa Verónica y de su hija: “Me permitieron comunicarme con Verónica y salir del pozo de mi soledad. Pude allí, a través del primer contacto con Vero y con mi hija, recibir la bocanada de oxígeno más importante; sus voces eran como un paño de bálsamo en medio del dolor, un respiro poderoso. Desde allí, pude restablecer la conexión del roaming suspendido desde Colombia y así me reconecté con el mundo que seguía allá en la Colombia lejana, sin saber ella, de mi travesía. Un día me dijeron que me iba. Ya respiraba por mí mismo y todos los indicadores eran favorables. La neumonía se había derrotado”.

Estos episodios difíciles de salud del presidente Gustavo Petro adquieren pertinencia en un momento en el que durante el primer año en la Presidencia, se ha ausentado 25 días laborales que lo han llevado a cancelar más de 80 compromisos públicos como lo publicó el diario El Colombiano. El último fue la Asamblea de la Andi que desencadenó la solicitud de algunos congresistas para que el Presidente haga público su estado de salud respaldado por un parte médico.  

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Tres valientes congresistas estarán encima de la presidencia de Bukele en El Salvador

Tres valientes congresistas estarán encima de la presidencia de Bukele en El Salvador

Madera colombiana: negocio en el que juegan Santo Domingo y Ardila, pero mandan irlandeses

Madera colombiana: negocio en el que juegan Santo Domingo y Ardila, pero mandan irlandeses

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus