Opinión

Sucre es una página escrita con garabatos

Por:
abril 25, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Lo que le está pasando al departamento de Sucre no es algo nuevo (léase bien, Sucre, no Cesar como suelen confundirnos los andinos), sin embargo, produce motivos para trascender en la reflexión y compartir ante propios y extraños.

Primero, no es algo nuevo pero si vale la pena analizar la perpetuidad de un modelo (¿modelo?) de desarrollo territorial al que por esta vez, denominaremos de Bicicleta Estática (BE) y ya contaremos por qué.

Segundo, el giro en la temática desde estas páginas no lo origina la tradicional “gota que rebosó la copa”, sino como que acá —en Sucre—, al parecer, no se usaría copa, sino totuma (artefacto doméstico en el Caribe a manera de vasija), el cual es muy difícil de llenar a punta de gotas de paciencia.

Llamo Bicicleta Estática (BE) al intento de atropellar (algo paradójico porque la bicicleta no está en movimiento) una oportunidad histórica que lleva casi medio siglo en formación social alrededor de 26 municipios y un solo territorio.

Como cualquier BE, el sentido de su uso consiste en mantenerse en forma, bajar unos cuantos kilos de más, quemar calorías y escuchar música o radio —es decir se goza y se sacrifica por amor a la salud corporal—, pero recordemos, que la BE no nos conduce a ningún lado, salvo a aumentar la “estima” y a proyectar quizás, una imagen más agradable de nuestra apariencia.

Lo anterior no tiene mucho de raro con lo que nos está pasando en Sucre (recuerde es Sucre, no Cesar): montados en nuestra propia BE, ya hemos quemado toda la grasa suficiente, andamos bajitos de calorías y no hemos llegado a ningún lado. Lo peor, no somos atractivos para nadie o casi nadie. Nos miran despectivamente, nos menosprecian por esa condición de parias en una sociedad de regiones de clase (alta, media y baja); es decir, no ha funcionado el tratamiento a punta de BE.

¿De quién es la culpa? ¿Para qué encontrar culpables? ¿Tienen nombres propios? ¿Será importante señalarlos?

El régimen de BE que se ha impuesto en Sucre combina esas rutinas deliberadas que hacemos cuando queremos bajar de peso a como dé lugar: los esfuerzos de un lado y otro (públicos y privados) son tan descoordinados que lo primero que cunde es el cansancio. El instructor o los instructores (líderes de todos los pelambres y autodenominados) tienen  agenda propia y distinta a la del territorio; por ello la BE resulta poco efectiva para la salud y desgastante hasta con ella misma.

Cambiar el modelo de Bicicleta Estática (BE) por uno de Bicicros (BC) es la clave para mejorar el estado de ánimo del territorio. Un modelo armónico, liviano, aerodinámico y sostenible. No hay otra. O nos quedamos en el pasado perpetuo de la “mala suerte que nos tocó” o le apostamos a un futuro (hecho presente) con ruta conocida, obstáculos salvables y experticia en la conducción del Modelo BC. ¿Quién dice que no se puede? ¿A cuántas Casandra habrá que derrotar y neutralizar para impedir su fe malsana? ¿O somos hijos alacranes destinados a devorar a su progenitora con gozo?

La armonía del Modelo BC consiste en poder articular la mayoría de esfuerzos (no todos porque será necesario los agoreros de siempre) públicos y privados, sociedad civil y academia, organizaciones sociales y hasta clubes de eyaculadores precoces (por aquello de la inclusión), para construir una segunda oportunidad sobre la faz de la tierra (¿Dónde hemos leído eso?). Reactivación agropecuaria, transición agroindustrial, un modelo de servicios dinámicos y generador de empleos para combatir la informalidad y el karma del mototaxismo. “Todos ponen” implica granitos y más granitos de arena para ese castillo a salvo de las indecisas aguas del mar. Por cierto, un tren de cercanías no puede estar tan lejano. Un golfo del Morrosquillo con las nuevas vanguardias portuarias que exige el comercio internacional no está prohibido.

Lo liviano del Modelo BC implica la facilidad con la que puede ser irrigado por todo el territorio. Sin complicaciones y exclusiones, con fuerza suficiente para resistir y que la mayoría sea capaz de sentirlo y defenderlo. El único vaso comunicante que lo garantiza es el Conocimiento. Sin un modelo educativo emancipador será difícil. Ciencia y tecnología con filosofía transformadora. Formar e instruir en lo que necesita el país y el mundo y en lo que mejor sabemos hacer. Acuérdense de un término: Economía Naranja (EN).

El concepto de aerodinámico tiene que ver con la capacidad de desarrollar en poco tiempo alta velocidad y lograr metas que normalmente llevarían más años. Hacer carreteras troncales, transversales, secundarias y terciarias en tiempos ágiles y con la urgencia que demanda el territorio. Pasar la página de las sinfonías inconclusas. Amplias coberturas y alta calidad en todo lo que se haga y al momento de pagar la vieja deuda social con la gente de abarca y sombrero vueltiao.

Lo sostenible reside en el Modelo BC en tratar de imitar sin copiar. Bastantes lecciones depredadoras tenemos en el vecindario. El ecosistema que disfrutamos y el sistema productivo no siempre estarán armados de pistolas para el duelo consabido. De la entropía a la convivencia  ordenada con el planeta. Menos cemento y asfalto en la Mojana (tenía que nombrarla) y más agua para saciar a la sabana.

Coda: Aludir al Garabato tiene dos connotaciones. La primera como escritura mal trazada y la segunda como ese instrumento mítico de nuestros campesinos del Caribe para “apurar” al burro en su loable labor agropecuaria de transporte (antes que aparecieran las mototaxis, cuando muchas cosas en el mundo aún carecían de nombre y había que señalarlas con el dedo).

@inaldo18

-Publicidad-
0
599
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Podridos

Podridos

Balacracia

Balacracia

País de brutos

País de brutos

La constante autodestrucción

La constante autodestrucción

Democracia líquida

Democracia líquida

Entre La Picota y la Calle de los Turcos

Entre La Picota y la Calle de los Turcos

479

479