Si Duque no escucha, se encontrará con la indeseable anarquía social

Para lograr sus fines, la ola revolucionaria latinoamericana ha tenido que acudir al caos. ¿Qué garantías tenemos de que acá no sea así?

Por: Diego Hernández
noviembre 14, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Si Duque no escucha, se encontrará con la indeseable anarquía social
Foto: Twitter @infopresidencia

Cómo quisiera poder escribir con mayor positivismo sobre lo que deseo y espero del próximo jueves 21 de noviembre, fecha donde los colombianos llevarán a cabo un gran paro nacional al que ya han confirmado su asistencia al menos 42 organizaciones, políticos y personalidades. Una gran marcha que tiene el fin de rechazar el denominado paquetazo del gobierno nacional, los asesinatos de la comunidad indígena, de líderes sociales y de niños inocentes en medio del conflicto, el desempleo, los malos salarios, la situación de las pensiones, entre otras. Sin embargo, me obligo a sincero y realista para ver con claridad la situación del país, que no es confortante ni tranquilizadora.

Históricamente no hemos sido el pueblo más pacífico, al contrario, hemos crecido y vivido en medio de una violencia que pareciera no tener fin y por más intentos que se hagan en remediarlo pareciera no desistir. Basta con solo ver noticias para devolvernos en el tiempo donde únicamente había muertes, atentados, desmanes y caos. Vivimos en un país donde reprimir al ciudadano se volvió pan de cada día, es solo cuestión de ver en redes sociales cómo los policías abusan de su autoridad a diario y por doquier o las marchas recientes en contra del abuso desmedido de la fuerza por parte del Esmad.

Veo un país donde la cifra de líderes sociales asesinados sobrepasan 276 y de reincorporados a 171 solamente este año. Me encuentro con que nos es prohibido denunciar y saber la verdad, pues para la muestra, recién salido del horno, el ejemplo de los militares involucrados en corrupción, abuso de poder e inteligencia. Esos mismos que responden a las denuncias en su contra con amenazas e intimidaciones como lo ocurrido en el horroroso escándalo de los niños muertos en un bombardeo militar que estremeció a la Colombia bondadosa y con alma. Veo una clase dirigente cínica y mentirosa, donde el tipo que hace de presidente no se siente y todo lo niega, donde el partido de gobierno ejerce propaganda para generar suficiente miedo y así obligar a la gente a estar con el gobierno.

Es así que con esa terrible retrospectiva me parece casi imposible imaginarme unas marchas pacíficas. Y no hablo de que desee ver al país incendiado o que tenga ganas de ver muertos, como lo hace la extrema derecha. Pero siendo realista la ola revolucionaria latinoamericana no ha llegado a sus fines con serenidad y diálogo concertado desde un principio sin antes no pasar por el caos. ¿Qué garantías tenemos de que en Colombia sí lo logremos?

Las marchas en Ecuador, chile y Bolivia no lograron su propósito con manifestaciones pacíficas, al contrario fue el nivel de violencia, destrucciones y desmanes entre la las fuerza pública y la ciudadanía lo que obligó a sus gobiernos a declinar sus posturas. Actualmente también hay manifestaciones fuera de control al otro lado del mundo, por todo medio Oriente y Japón corren por los mismos cauces. Ni siquiera la famosa marcha de los chalecos amarillos en Francia que hizo declinar a Macri en sus decisiones hace un año se logró por la vía dialogado sin antes no haber pasado por los disturbios.

Yo también deseo lo que la mayoría promueve por estos días: una gran movilización pacífica, sin destrucción ni muertes; que el pueblo triunfe con su inconformismo y ojalá por el diálogo y la resistencia; que Duque escuche antes de reprimir porque de lo contrario se encontrará con la indeseable anarquía social. Seguro no será una protesta de un solo día y habrá que ser resilientes.

-.
0
1503
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
La Ministra de Transporte contradice en público a Duque y el presidente se enfurece.Video

La Ministra de Transporte contradice en público a Duque y el presidente se enfurece.Video

Nota Ciudadana
No, señor Duque, usted no le ha cumplido a Colombia

No, señor Duque, usted no le ha cumplido a Colombia

Nota Ciudadana
Caricatura: Los preferidos del gobierno

Caricatura: Los preferidos del gobierno

Qué hace Isaac Gilinski en Naciones Unidas

Qué hace Isaac Gilinski en Naciones Unidas