¿Será que esta sí es la tercera guerra mundial?

Ucrania es uno de los últimos bastiones que pueden salvaguardar el territorio ruso de la creciente OTAN. ¿Cómo se mueve el ajedrez político en la guerra?

Por: Iván David Bejarano Celis
marzo 01, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
¿Será que esta sí es la tercera guerra mundial?

Sucedió lo que no había pasado hace mucho. Lo que se temía hace muchos años. Rusia invade otro país: Ucrania. Este es uno de los últimos dos países que hicieron parte de la cortina de hierro, que geográficamente son protección para la Federación rusa. Ucrania, y también Bielorrusia, es uno de los últimos bastiones que pueden resguardar y salvaguardar el territorio ruso, de la creciente OTAN que ya ronda cerca de su territorio.

Los noticieros no hacen más que vomitar noticias frente a este hecho.

Todo estalla cuando se da la notificación de Donetsk y Lugansk son naciones independientes, legitimadas por Rusia, pero no avaladas por la Organización del Tratado del Atlántico Norte. Paso seguido, Rusia puede entrar y ocupar militarmente esos nuevos territorios, cosa que a la OTAN no le cae nada bien. Se remueven entonces las fichas del ajedrez de la Guerra Fría. De ese conflicto que no se ha detenido desde el fin de la Segunda Guerra.

El jueves pasado se atacó Ucrania por parte de la gran osa madre de las estepas. Fue atacada por cada uno de sus flancos. Se atacó Kiev, muy cercano a Bielorrusia, Odessa, por el sur, Leópolis al costado occidental, y desde luego, también se ocuparon las regiones del Donbass. Dejó un saldo de 50 muertos: diez civiles y cuarenta soldados. El viernes ya iban 131 o más bajas. Va un alto número de desplazamientos ya, hacia Polonia en su mayoría, Moldavia y seguramente Rumanía. Se estima que sean más de cinco millones de refugiados. Las calles de Kiev están desiertas. Toque de queda desde las ocho de la mañana, hasta las cinco de la tarde.

Se desata un rechazo internacional, un repudio en la opinión pública, protestas en las embajadas rusas del mundo, y hasta miles de detenidos en la misma Moscú y demás ciudades principales. Hasta Anonymous ya se pronunció y reveló que va a publicar lo que Putin tiene escondido. Lo quieren desnudar ante la palestra pública, desvelar en escarnio público lo que presuntamente ha hecho torcidamente y corruptamente. Pues, el antiguo director del Servicio Federal de Seguridad ruso ha gobernado sin parar, y al parecer quiere continuar en ese cargo hasta el 2036, según lo garantiza el último referéndum votado.

A Putin lo ven ahora como un demonio, una resurrección del que portó un particular mostacho en el centro de su boca. El cuarto poder ejerce su naturaleza. Moldean y hacen creer lo que mejor tiene que parecer. Igual, Putin lo ha hecho también, desde que llegó al poder. Rusia, ahora, es un Estado perverso y malévolo. Hasta la selección de Polonia se niega a jugar en las eliminatorias de Qatar. Y la FIFA anuncia castigar los diferentes seleccionados provenientes del país de los ancestrales gulags.

Lo cierto es que una dictadura es una dictadura. Ya son veinte tres años de la misma. Hace mucho ese joven agente de la KGB juró defender la madre Rusia de EE. UU. o la OTAN. Aquél que tiene una riqueza avaluada en 2000 millones de euros y que es uno de los hombres más influyentes en Europa, cree firmemente en el pacto que alguna vez se hizo de que la OTAN no avanzaría un centímetro hacia el este.

El detonante, Zelensky quiere pertenecer a la OTAN. Entonces Putin se siente amenazado, y esto, lo obliga irremediablemente a la invasión. Puede que sea una movida de la misma OTAN, forzar a que se desate el conflicto. Saben que Putin no lo quiere permitir, y es sencillamente, botar el anzuelo.

Por otra parte, lo que no se ha dicho con resaltador, es que el mismo sábado ya había como mil soldados rusos muertos (RTVE), y más de dos mil quinientos heridos. Otro afirma que esta cifra se multiplica. Pasa como una noticia desapercibida, o muy pasajera.

Lo que tampoco se conoce mucho por parte de los megáfonos informativos internacionales, y lo que una Historia oculta no ha revelado, es que desde el 2004, se quiso colocar un presidente robándose las elecciones, llamado Viktor Yanukovich, lo que llevó a un levantamiento popular, llamado la revolución naranja. Vuelve y se llama a elecciones. Yanukovich no ejerce el poder, hasta el 2010, donde es electo legítimamente con votaciones. Promete incluir a Ucrania a la Unión Europea, pero amaga y, a última fecha, no se firma ningún acuerdo con Europa. La gente se desilusiona. Es la posibilidad de un futuro mejor. Pero el gobierno engaña y miente.

Inicia, entonces, el 21 de noviembre de 2013, lo que se conoció como el Maidán. Varios días en que se reprime la protesta, como el primero de diciembre, en la Marcha de los millones. Los berkut rompen cráneos en las calles de Kiev. Luego, el movimiento social reivindica sencillamente el derecho a la expresión, a la libertad y a la vida. Hay una masacre en los siguientes meses, dejando 125 muertos, 65 desaparecidos y aproximadamente unos 1980 heridos.

Es una situación lamentable. Los francotiradores van dejando regados a médico, ingenieros y estudiantes. Día tras día van quedando los protestantes en las avenidas. Algo muy semejante a Colombia en el 2021. Se puede revisar Winter on Fire, para entender acerca de las veches y los titushki.

Esos meses, el pueblo ucraniano demostró valentía, furor y dignidad. Hicieron dimitir a Yanukovich, que fue asilado en Rusia. Ese movimiento hace rememorar lo que ocurrió aquí, en Colombia. Pero allá se depuso al presidente. Acá, no pasó nada. Antes, el presidente se va de viaje por Europa, mientras siguen las masacres, los asesinatos a líderes, la subida descarada de preciosa productos y servicios, y acá nos distraemos es con las campañas electorales y nos olvidamos que aún se gobierna mediocremente, perversa y negligente.

Pero bueno, luego de la huida de Yanukovich, llega una especie de tranquilidad económica con Petro Poroshenko, y se empieza a forjar una consolidación fascista en el país. Cosa que genera una oposición entre nazis y regiones prorrusas, desembocando en conflicto que ha dejado 14 mil muertos. Los acuerdos de Minsk por el suelo. ¿Dónde estaban los medios informativos, comunicando este genocidio? ¿Por qué en unos conflictos sí se apuntas las cámaras de video, y en otros no?

Es paradójico el argumento de un supuesto fascismo de Putin, contra un verdadero fascismo en Ucrania. Pues, como lo afirma Inna Afinogenova en Ahí les Va, varios grupos fascistas están en cargos poderosos de dicho país. Unas SS ocultas. Ese gobierno, tanto de Poroshenko y Zelensky han dejado en sus cifras, algo así como 14.000 muertos, porque consideran que se debe exterminar con los pueblos que aún tienen banderas prorrusas o comunistas. Por esta razón, Putin decide intervenir. Por este genocidio y por la amenaza de convertirse en OTAN.

La retaliación de la OTAN ha consistido en golpear a Rusia donde le duele. Se dio todo el argumento para bloquear a Rusia económicamente. Picó el anzuelo. Ya no les venderán tecnologías, aviones y equipos aeronáuticos. Cortarán todo vínculo de corresponsabilidad bancaria e inter económica con los bancos rusos. Serán excluidos de la SIWFT, un sistema de manejo de transacciones seguro, que conecta a más de oncemil instituciones financieras en lo extenso del globo. Lo que bien es cierto, es que aún no lo han hecho. Alemania, aún duda, y no conoce con certeza las consecuencias de dichos movimientos.

El gasoducto Nord Stream II, que costó unos 10.000 millones de euros, y que está listo desde septiembre del año pasado, no se ha puesto en funcionamiento, y se descarta esa posibilidad. Lo que dejará pérdidas para ambas potencias. A Rusia la deja sin esa ganancia, pero a Europa se queda sin la provisión de energía, lo que obliga a buscar nuevas fuentes energéticas, por ejemplo, Noruega, el segundo suministrador. Rusia planea enviar gas a China, por Mongolia. Gazprom no se quedará quieta.

Se dice que el rublo se desplomó y los contribuyentes rusos están comprando divisas en euros o dólares. Las líneas aéreas No habrá exportaciones de energía, y las exportaciones de materias primas como el níquel y cobre. El dólar se disparó y el barril de crudo también.

Hay quienes dicen que eso no será suficiente para desestabilizar la potencia soviética, que no habrá un impacto tan fuerte. Rusia ya lo sabía. Por eso ya había tomado cartas en el asunto. Putin, no es un principiante. Por algo sigue siendo el presidente de Rusia después de 23 años. No es posible creer que nunca haya jugado ajedrez, precisamente paisano de Petrosian, Kramnik y Kasparov. Se sabe que los últimos cuatro años, las reservas de oro y de divisas han crecido de 448.000 millones de dólares a 630.000 millones de dólares.

Por su parte, el ex actor, cómico y guionista de televisión y ahora presidente de Ucrania, intenta resistir el embate. Dice que lo han dejado solo y pide ayuda al resto del Mundo. No se puede olvidar que Ucrania tiene energía nuclear y que es muy rica en recursos minerales, aunque es uno de los países más débiles económicamente de Europa.

Estados Unidos ya han enviado armamento militar, avalado 350.000 millones de dólares, para que Zelenski despliegue su defensa y ejerza resistencia. Desde luego que Ucrania quedará endeudada años a futuro por estas ayudas. Unos banquitos o unas empresas para el Imperio y deuda de intereses. Alemania también envía ayudas militares y Polonia abre las puertas a refugiados.

Putin ya metió la mano. Y no creo que se retracte y termine por declinar. Ya bloqueado, lo único que le hace falta es meter hasta el codo.

Desde la pandemia no había habido un revuelo internacional e informativo de tal envergadura. Porque acá en Colombia ha pasado mucho, desde Paros Nacionales, masacres, genocidios, robos de la narcocorruptela que gobierna este país y demás. Pero a nivel internacional, nada tan relevante hasta el momento. Todas las pantallas se enfocan en esa línea roja que está a punto de erupcionar con toda su fuerza. Ojalá se apacigüe la tensión.

Es evidente cómo vuelve ese protagonismo en todos los medios informativos. El revuelo mediático es impresionante. Se creería que nunca pasa lo mismo cuando lo ha hecho Estados Unidos y la OTAN. Por qué no se condena a Bush, Obama, Trump y Biden por invadir Bosnia, Sudán, Somalia, Irak, Líbano, Libia, Afganistán y Siria, por no nombrar toda la abundante lista.

Las redes sociales tampoco se detienen. Es impresionante, como, ante el riesgo casi inminente de un gran conflicto, los memes de burla abundan y generan mofa. No está tan equivocada la nueva cinta No mires arriba, pues ante un peligro del fin de la humanidad, no se abandona el humor negro. Sin embargo, no deja de preocupar el panorama futuro. No se sabe qué irá a pasar. No se sabe si detonará la Tercera.

Se entiende que para ser Guerra Mundial tienen que entrar muchos países en dicho conflicto. Aún no se sabe cómo se desenlazará todo. Lo cierto, es que en la actualidad, estamos en manos de locos y dementes. Putin, Baiden, Kim, Xi, Ortega, Bolsonaro, Duque, Maduro, por sólo nombrar algunos, y sin recordar la Historia. Sólo hace falta googlear genocidas de la Historia y aparecerá una larga lista. Nada de extrañar del capricho de los que, como ingenuos idiotas, el pueblo ha elegido. Los que manejan los hilos tienen su psicopatía o sociopatía y nada de extrañar que sean éstas, las últimas letras. Ojalá no se vea el sol a las nueve de la noche.

 

 

-.
0
400
La plantada de Maduro a Petro y el fervor de Cúcuta por un presidente por el que no votó

La plantada de Maduro a Petro y el fervor de Cúcuta por un presidente por el que no votó

La Fundación para la Libertad de Prensa regaña a Roy Barreras por violar libertad de revista Semana

La Fundación para la Libertad de Prensa regaña a Roy Barreras por violar libertad de revista Semana

Así va la primera marcha contra las reformas del presidente Petro

Así va la primera marcha contra las reformas del presidente Petro

El secretario de Transparencia de Presidencia, otro que lleva su perro al trabajo

El secretario de Transparencia de Presidencia, otro que lleva su perro al trabajo

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus