Se desparrama la mala leche de la revista Semana

Se desparrama la mala leche de la revista Semana

Las confesiones de Mancuso (que dicho sea de paso Semana miró de reojo) quedaron tapados en el desdén y su manigua de la desinformación

Por: Fernán Medrano
enero 15, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Se desparrama la mala leche de la revista Semana
Fotografía: Canva

Las palabras del escritor irlandés Oscar Wilde son demasiado importantes, además de servir de vacuna contra los medios de contaminación social como la Revista Semana.

«Si usted ha sobrevivido al periodismo amarillo, no tiene por qué temerle a la fiebre amarilla», sentenció Oscar Wilde.

Observen, por consiguiente, que la Revista Semana solo se ocupa de la machacona desinformativa de atacar al Gobierno de Gustavo Petro en defensa de los gobiernos de Álvaro Uribe Vélez e Iván Duque. 

Definitivamente, para Semana la mejor manera de defender los impresentables mandatos de Uribe y Duque es atacar el Gobierno de Petro.

Los logros y aciertos del presidente Petro no han recibido un tratamiento informativo veraz y serio por parte de la Revista Semana. 

Y ni hablar de las declaraciones de Salvatore Mancuso ante la JEP. 

Salta a los ojos el sensacionalismo desbordado de Semana, revelando detalles que le den la elasticidad necesaria para poder estirar sus falsas noticias contra Petro; alargarlas en el tiempo por dos, tres, cuatro meses. 

Las confesiones de Mancuso (que dicho sea de paso Semana miró de reojo) quedaron tapados en el desdén y su manigua de la desinformación. Un auténtico acto de maldad con las víctimas de este señor.

Ryszard Kapuściński, quien legó la máxima que sirve para orientar la brújula de la ética del oficio periodístico dijo: «Las malas personas nunca pueden ser buenos periodistas».

Lo que más tiene que anhelar un periodista (ojalá los de la Revista Semana no se autocensuren con temas determinados) es que el resultado de su trabajo periodístico consienta especial difusión y, sobre todas las cosas, jurarle lealtad a la verdad de los hechos. Que la verdad sea divulgada y muy conocida por la mayor cantidad de personas posibles.

En su libro Qué es la literatura, el filósofo francés Jean Paul Sartre escribió: «No debe decirse jamás: ‘¡Bah! Apenas tendré tres mil lectores’, sino: ‘¿Qué sucedería si todo el mundo leyera lo que escribo?'».

Los periodistas de la Revista Semana tienen que saber que una de las ideas medulares del quehacer periodístico es la ética. La ética periodística es no ocultar la verdad; no mentirla, sino revelarla, correrle el velo con fuerza. Yo creo que lo demás o es un simulacro o es corrupción.

Parafraseando a Kapuściński, valga decir que en nuestros días la ética periodística supone estar provisto de un corazón valiente, además de bondadoso.

Afirmaba Joseph Pulitzer, exdirector de New York World, que una prensa cínica, corrupta, vil y despreciable terminaría formando a un público como ella misma. Eso fue expresado hace décadas. Hoy en día la Revista Semana trata la información de una manera tan manoseada que me cuesta no creer que la profecía de Pulitzer ya se cumplió en este pasquín.

El futuro del que hablaba Pulitzer es nuestro presente: la prensa vil pone a la gente a que repita sus mentiras como si estas fueran verdades.

Noam Chomsky es más contundente: considera que la manipulación puede destruir los cerebros, y, por eso mismo, es más peligrosa que las bombas atómicas.

No nos digamos mentiras: para los medios dominantes prima la mentira sobre la verdad. La ética periodística no les importa. Por eso, apelan al recurso de distorsionar la realidad objetiva, a fin de ejercer control social y mental.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Nota Ciudadana
Talento Visible:

Talento Visible: "¿Y vos por qué creés que no puedo ser gerente?"

Nota Ciudadana
Trujillo, en el Valle del Cauca: la capital de los versos

Trujillo, en el Valle del Cauca: la capital de los versos

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--